*

Ahora seguro que estás viendo la cara de un hombre joven. Pero si le damos la vuelta....



Verás la cara de un viejo marinero sonriente y con grandes patillas.

página siguientepágina anterior

Contenido relacionado: