Psicologia de la salud en la diabetes

Foro de psicología Foros Dudas personales y otros trastornos Psicologia de la salud en la diabetes

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Anónimo hace 8 años, 1 mes.

  • Autor
    Publicaciones
  • #3937

    Anónimo

    La diabetes mellitus (DM) es una enfermedad sistémica, crónica, con predisposición genética y participación de diversos factores ambientales que en conjunto interfieren con el metabolismo de los hidratos de carbono, proteínas, lípidos y otros nutrimentos que, de no ser atendidos oportuna y correctamente, pueden llegar a tener secuelas de gravedad. Para cada persona una enfermedad, aún siendo del mismo tipo, tiene características y manifestaciones diferentes, de acuerdo a múltiples factores que intervienen en ella de manera particular, conforme  a su estructura física, a su forma de pensar, sentir y actuar. Lo mismo ocurre en cada individuo al experimentar estrés; no todos viven efectos desfavorables sobre su bienestar físico y psicológico como resultado de las exigencias de la vida cotidiana. Existe una correlación directa entre el manejo del estrés, la vulnerabilidad a la enfermedad y los riesgos de la salud. Se sabe que todo lo que la persona dice, piensa y hace tiene un impacto significativo en el grado de bienestar y salud. Está ampliamente aceptado que las personas con diabetes pueden llevar una vida normal. Sin embargo, también se acepta que los autocuidados de la diabetes son complejos y exigen mucho. Verse obligado a equilibrar la ingestión de alimentos y el ejercicio en combinación con la medicación, realizarse uno mismo análisis para conocer los niveles de glucosa en sangre no es “normal”. Las exigencias del autocontrol de la diabetes pueden tener un impacto negativo sobre el estado psicológico de las personas que tienen la afección, si en éste no se encuentra una relación positiva entre coste y beneficio. El autocontrol involucra activamente a los pacientes en el proceso de su autocuidado, lo que les permite hacer ajustes en su dieta, ejercicio y  dosis de medicación. En este sentido, el autocontrol  es un instrumento valioso en la tarea de estimular el reconocimiento del paciente para que éste no sea un agente pasivo de su enfermedad, sino una persona comprometida en la tarea de optimizar su autonomía personal. La salud y la enfermedad están multideterminadas, es decir, que las causas que interactúan en los procesos saludables  y patológicos son de diversa naturaleza y origen. Si sólo se actúa sobre factores biológicos para tratar las enfermedades esto no necesariamente garantiza el éxito del tratamiento, de igual manera, el tratamiento psicológico no suple la terapia farmacológica, por ejemplo. No se trata de interponer una ciencia sobre otra, sino de lograr la integración y complementariedad de las partes y el todo, en donde las relaciones no sean unidireccionales, sino bidireccionales y, dejar de lado la relación causa-efecto como unicausal, para aceptar que se trata de relaciones multifactoriales. Con esto, se produciría, un cambio importante en la comprensión de la salud-enfermedad y, es que no es suficiente un pensamiento simple por lo tanto se hace necesario el desarrollo de la capacidad de pensar la complejidad.  Desde la Psicología de la salud se busca humanizar y contribuir con la actividad del médico de tal manera que se dirija la atención hacia la persona que padece la enfermedad y no a la enfermedad en sí misma y, por otra parte educar y motivar el protagonismo del paciente en el control de su enfermedad. Ninguno de los tratamientos dirigidos por médicos y psicólogos podrá cumplirse a menos que nos reconozcamos mutuamente como profesionales en el área de la salud en la colaboración focalizada al éxito en el manejo de la enfermedad y promoción de una mejor calidad de vida.

    Adriana Rodarte Barrón Estudiante de 8° semestre de la Licenciatura en Psicología Universidad Iberoamericana León

Debes estar registrado para responder a este debate.