*

La mujer de cuarenta: la segunda virginidad

Foro de psicología Foros Sexualidad y pareja La mujer de cuarenta: la segunda virginidad

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Anónimo hace 9 años.

  • Autor
    Publicaciones
  • #3579

    Anónimo

    Desde tiempos ancestrales se ha idealizado y ensalzado la condición de virginidad de la mujer. No fue hasta la revolución sexual femenina del último tercio del siglo XX, cuando la condición de virgen comenzó a perder importancia en la sociedad occidental. Para muchos es indudable que toda relación sexual deja en mayor o menor medida una huella energética en la mujer –emocional, mental, espiritual, y a veces incluso física-, y por tanto es recomendable ser prudente y diligente a la hora de elegir una pareja compatible y adecuada para cualquier actividad sexual -con o sin coito-, extremar las condiciones higiénicas y tomar en cuenta la prevención del embarazo no deseado y las infecciones de transmisión sexual. No obstante, hoy día ha disminuido bastante la tendencia de sobrevalorar la virginidad física y de clasificarla como una virtud en la mujer del siglo XXI. La realidad actual de la fémina contemporánea es que cada vez es más consciente de que en condiciones de una salud global aceptable, su capacidad para el disfrute sexual dura toda la vida y de que, a diferencia del varón, el punto álgido de su potencia sexual gira en torno a la década de los cuarenta años, un periodo donde la madurez, la belleza, y la situación vital tienden a encontrarse en un estado más armónico y equilibrado que en años anteriores, repletos de eventos, incertidumbres y experiencias más o menos agradables. La mujer en la cuarta década puede mirar el largo camino que le queda por delante cómo una oportunidad de oro para crecer y disfrutar de las nuevas experiencias que la vida le ofrece, y lejos de caer en la dejadez, puede optimizar sus cualidades físicas y sacarle un mayor partido a los puntos fuertes de su personalidad. Si en este punto de la vida se detiene para emplear unas semanas o meses de su vida en hacer una profunda introspección, podrá conseguir liberarse en la mente y en la práctica de los apegos que le mantienen atada a las personas y a los hábitos inapropiados para ella, y será capaz de experimentar una segunda virginidad que, si no es física literalmente, sí puede serlo en el sentido metafórico y espiritual de la palabra.

  • #5513

    Anónimo

    Tienen mucho de cierto esos estudios, pero vamos a la actualidad, existen muchos tabúes con respecto a las mujeres pasada de los 40, no es menos cierto que tenemos más experiencia acerca de la vida, digo tenemos porque estoy dentro de ellas, vemos las cosas con más madurés y las relaciones de pareja, aunque aveces se tornen difíciles, son más fuertes, pero ahora esta de moda los jóvenes, y las que no tenemos pareja ¿que hacemos?.

Debes estar registrado para responder a este debate.