Hablar demasiado

Este debate contiene 2 respuestas, tiene 3 mensajes y lo actualizó  Anónimo hace 9 años, 12 meses.

  • Autor
    Publicaciones
  • #3146
    psicoadmin
    psicoadmin
    Jefe de claves

    No se muy bien donde poner este mensaje. Es mi primera vez en este foro y ando algo perdida. Mi principal problema es que hablo demasiado. Desde pequeña es algo que me traumatiza mucho y soy incapaz de evitarlo. Intento controlarme pero en el momento que me dejo llevar empiezo a subir mi tono de voz, no dejo terminar las frases a la gente y llega un punto que dejo de prestar atención a lo que dice el otro esperando a poder decir yo lo que quiero decir. Y lo peor de todo esto es que siempre acabo diciendo cosas que hacen daño a la gente. Me acabo dando cuenta pero me veo incapaz de salir del apuro y entonces sigo hablando pensando que así lo soluciono. Es como si me enamorara de lo que estoy contando, cuando no es verdad, y pensara que la gente esta a gusto escuchándome por lo que sigo y sigo, pero cuando se hace el silencio me entra el miedo de no haber agradado y arranco de nuevo a hablar y a repetirme. Todo acaba cuando me quedo a solas y empiezo a pensarlo… y me siento fatal. Evito hablar tanto pero entonces la gente piensa que me pasa algo y eso me pone aún más nerviosa. ¿Qué puedo hacer? A mi padre le pasa lo mismo y me dice que es que somos muy inseguros y necesitamos sentirnos aceptados por la gente. Sin embargo eso lo que hace es alejarme más de ellos y gustarme menos a mi misma. Quiero mejorar y quiero hacerlo de manera que parezca natural. No romper a hablar y luego desaparecer o sencillamente no decir nada. ¿Qué puedo hacer? Algo que de verdad funcione, aunque sea empezar con otras cosas y con calma para llegar a solucionar esto.   Muchísimas gracias y encantada de conoceros a todos

  • #4904

    diegoqvo
    Participante

    Hola! Yo no soy psicóloga ni una entendida del tema, me parece que el problema que expones es complejo, porque a pesar de saber muy bien qué es lo que pasa, sigues sin encontrar una solución. Espero que mi respuesta te pueda ayudar en algo. Te propongo que empieces a entrenar tu habilidad para escuchar con un juego. Para empezar, necesitas un compañero de confianza que quiera hacerlo contigo.   Se trata de lo siguiente: Uno de los dos empezará a contar un cuento (inventado, por supuesto,) y tendrá un tiempo de un minuto. (pueden utilizar un cronómetro si tuvieras problemas para controlar el tiempo.) Cuando acaba su turno, tú tienes que continuar el cuento donde él lo dejó, para que siga de una manera lógica. Cuando acaba tu minuto, continuará él, y así, hasta que lleguen al final del cuento, que puede durar 5 minutos o 10, o 30, como ustedes decidan. De esta manera, tendrás que obligarte a estar muy atenta a lo que dice tu compañero y a no interrumpirle, por la sencilla razón de que si no prestas atención, no sabrás cómo seguir la historia. De esta manera tan sencilla y amena podrás entrenar tu capacidad de atención y de respetar los turnos de la conversación, hasta que cada vez te cueste menos, pueden ir ampliando el tiempo de intervención de cada uno, o acortarlo si al principio te cuesta mucho, pero ser constante, no dejarlo desde el principio, perseverar; es un trabajo que puede llevar meses, pero yo creo que será muy útil y que si dominas el juego, automáticamente empezarás a llevar mejor las conversaciones de la vida real, poco a poco y con atención. Otro consejo que te puedo dar aparte de este, es que estés atenta a los gestos de tu interlocutor mientras hablas: ¿mira para otro lado, se distrae, parece que se aburre? Si lo hace, deja de hablar y pregúntale “¿qué opinas tu de eso?” “¿a tí que te parece?” y escucha atentamente lo que diga hasta que deje de hablar, sin interrumpir y prestando mucha atención, y cuando termine, háblale de algo que haya dicho él, en vez de seguir con lo que decías antes. Espero que te sea de alguna ayuda, yo realmente creo que son buenos consejos, si no, obviamente no te hubiera dicho nada! 😛 Buena suerte! Espero que me cuentes tus progresos!

  • #4905

    Anónimo

    Hola solo queria dar mi opinión: No hay un parametro que nos diga que es hablar mucho y que es hablar poco. Creo que lo adecuado es sentirse cómodo y lograr lo que uno se propone porque cada vez que decimos algo “hacemos algo” y eso es lo más importante. Otra cosa que pienso es que es muy enriquecedor escuchar, una escucha atenta se práctica. Cuando realmente escuchas con interés a otras personas te das cuenta cuántas cosas puedes aprender de ellas. Hay una frase muy linda pero no recuerdo de quién que dice: “las palabras que realmente merecen ser dichas son las que son más importante que los silencios”. Creo que las palabras son importantes pero no hay que olvidar los silencios, los gestos, las miradas, las sonrisas, el contacto físico. Y te felicito por plantearte esto. Creo que todos necesitariamos escuchar más. 🙂

Debes estar registrado para responder a este debate.