*

Cuantos problemas

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Gema Fernández Osorio Psicóloga hace 8 años.

  • Autor
    Publicaciones
  • #4139

    Anónimo

    Tengo 14 años y he estado a punto de suicidarme…pero, empecemos por el principio. Siempre he sido una persona feliz, pero desde que entre en el insituto todo ha cambiado, en primero no me sentia demasiado integrado, notaba que la gente solo te queria si eras ´cool` es decir, tener cuenta en todas las redes sociales, escribir como un analfabeto…ya me entendeis… En segundo la cosa fue a peor, empece a fijarme en una chica, tenia novio y sufria mucho al verlos juntos, afortunadamente conoci a personas muy buenas y hice buenos amigos, se puede decir que conoci al que, hasta el momento, es la unica persona en quien he confiado de verdad. Ahora estoy en tercero, somos menos personas y la mayoria son muy buenos amigos mios, no parece tan malo ¿verdad? pues si lo es, hace poco mi padre estuvo al borde de la muerte, yo estaba delante y tuve que atenderle hasta que vino el SAMUR, fue algo que me marcó, empecé a darme cuenta de que el mundo es un lugar asqueroso, cada vez que veo las noticias me doy cuenta de como nos auto-destruimos como raza, dolor, solo dolor, ya no me hablo con mis padres, y, la chica, me tiene obsesionado, ultimamente esta bastante conmigo, incluso se sento en el cine conmigo en una peli que vimos con el instituto. Pero parece ser que le gusta otro chico, no podria soportar verla con el, estoy hasta el cuello de mierda, mi madre esta todo el rato con su novio, tengo un monton de complejos, no creo que sea correspondido por ella…. En los dos ultimos años he estado siempre triste, pero ahora padezco una grave depresion, lloro todas las noches y no paro de pensar en tirarme por mi ventana, en una ocasion estuve sentado en el alfeizar mirando al vacio, estuve a punto de caer pero me entro panico y volvi a mi habitacion…

  • #6393

    Hola: Conforme avanzamos en edad vamos asumiendo responsabilidades que no siempre nos gustan porque es más cómodol dejar que otros decidan por nosotros y de esta manera, si nos equivocamos o lo hacemos mal no nos sentimos responsables del error. En tu caso, vas entrando en el rol de adulto y eso tiene sus ventajas, aunque también algunos inconvenientes. El hecho de que hasta ahora hayas sido feliz no impide que lo sigas siendo, aunque debes ser consciente de las cosas que van cambiando en tu vida. Hace unos pocos años seguro que no pensabas en chicas y no tenías que plantearte si tal o cual chica te gustaba o si tenía novio y no podías aspirar a ella. El hecho de que atendieras a tu padre en una situación de extrema gravedad puede ser traumatizante, pero también te queda la satisfacción de que gracias a tí fue atendido rápidamente. El mundo no es un lugar asqueroso y sobre ello podríamos discutir mucho; simplemente hay situaciones que nos gustan y otras que no, pero no vivimos aislados en una burbuja y tenemos que acostumbrarnos a convivir con lo bueno y con lo malo. Lo importante es saber distinguir una y otra cosa y tener nuestro propio criterio para no dejarnos llevar por aquello que en el fondo no nos agrada, lo cual sería propio de una personalidad inmadura. Por la misma razón, tienes que convivir con amigos/as que te  quieren y te tratan bien y con otros de los que mejor no hablar. Tu personalidad y tu criterio te permite vivir ambas realidades y saber lo que te conviene y lo que no, lo que quieres y lo que no quieres para tu vida. En cuanto a la chica de la que hablas, mi opinión es que debes planteárselo abiertamente; tal vez ella lo esté esperando, y no des por supuesto cosas que no están tan claras. Si algo quieres, debes pedirlo y no esperar a que los demás adivinen lo que deseas. Dices que “estás hasta el cuello de mierda”. Imagino que será por otros problemas o “problemillas”; algunos de ellos tal vez sean propios de la edad de cambio que atraviesas, pero quizás otros sean más preocupantes, por ejemplo cuando hablas de tristeza, depresión y complejos. En lugar de pensar en tirarte por la ventana, piensa en cómo solucionar esas dificultades y en la manera de hacerles frente. Lo más cómodo es eludir los problemas y tomar una actitud de “huída”, pero eso es más propio de una conducta inmadura y creo que tú no lo eres. Si estás mal, debes pedir ayuda (para eso estamos los psicólogos) y no hay nada vergonzoso en declarar que te encuentras mal y que quieres que te echen una mano: eso sí es síntoma de madurez. Un saludo y hasta cuando quieras.

Debes estar registrado para responder a este debate.