*

Las mejores técnicas para afrontar el estrés



LA TÉCNICA DE LA SENSIBILIZACIÓN ENCUBIERTA


Se utiliza para tratar los hábitos destructivos. Se denomina "encubierta" porque el tratamiento básico se realiza en la mente. La teoría en la que se basa la sensibilización encubierta es la siguiente: las conductas que se convierten en hábitos arraigados son aprendidos debido a que son reforzadas consistentemente por una gran cantidad de placer. Una forma de eliminar el hábito es empezar asociando la conducta habitual con algún estímulo imaginario muy desagradable. Así, el antiguo hábito deja de evocar imágenes placenteras y empieza a asociarse con algo nocivo y repulsivo.

Es efectiva en el tratamiento de ciertas desviaciones sexuales, para reducir los hurtos, la compulsión al juego, a mentir, a comprar. Se ha usado con resultados variables para tratar problemas con el alcohol o el tabaco.

Pasos a seguir:

  1. Aprendizaje de la relajación progresiva.
  2. Análisis del hábito destructivo
  3. Creación de una jerarquía placentera: lista de cinco o diez escenas en las que la persona disfrute del hábito destructivo.
  4. Creación de una escena aversiva: buscar un pensamiento repulsivo o aterrador.
  5. Combinación de escenas agradables y aversivas.
  6. Alteración de la escena aversiva.
  7. Practicar la sensibilización encubierta en la vida real.

LA TÉCNICA DE LA VISUALIZACIÓN



La visualización es una herramienta muy útil para conseguir un mayor control de la mente, las emociones y el cuerpo y para efectuar cambios deseados de la conducta. Puede usarse para aliviar la tensión muscular, eliminar el dolor y para el éxito de muchas de las técnicas cognitivas ya vistas anteriormente.

No es otra cosa que relajarse e imaginar vívidamente diferentes cosas, situaciones de la forma más real posible y con todos los detalles posibles.



Anterior Siguiente
Contenido relacionado: