Técnicas de estudio


La memoria

La memoria se define como la capacidad mental de conservar y evocar cuanto se ha vivido. Es un fenómeno psíquico muy complejo en el que entran en juego el psiquismo elemental (rastros que las sensaciones dejan en el tejido nervioso), la actividad nerviosa superior (creación de nuevas conexiones nerviosas por repetición, es decir, reflejos condicionados) y el sistema conceptual o inteligencia propiamente dicha. Es una actividad específicamente humana en cuanto comporta el reconocimiento de la imagen pasada como pasada.

La memoria está en estrecha relación con el interés y la atención, así como con la adecuada operatividad del cerebro. Es imprescindible para la vida, ya que sin ella la existencia se desarrollaría en un presente vacío de significados.

La eficacia de la memoria depende de los siguientes factores:

  • Factores físicos: aquí se incluye una alimentación equilibrada, descanso suficiente y correcta respiración.
     
  • Factores psíquicos: ser realistas en nuestras metas y aspiraciones, controlar el pensamiento y afrontar las situaciones problema y solucionarlas.
     
  • Factores intelectuales: debe existir verdadera motivación e interés en aprender para efectuar la comprensión de los datos.

Para facilitar el proceso de la memorización podemos utilizar los siguientes consejos:

  • Asociación de ideas: significa organizar los datos en unidades con sentido, agrupándolos de acuerdo a un principio básico general, ya que así una idea evocará a otra.
     
  • Recodificar el material: Imponer nuestra propia estructura al material, cuidando que esa estructura sea adecuada al contenido y utilizar nuestras capacidades sensoriales de modo interrelacionado.
     
  • Fragmentar el material: El material a memorizar debe ser fragmentado en unidades con sentido que memorizaremos una a una. Cuando hayamos terminado, realizaremos una globalización de lo fragmentado.
     
  • Utilizar el interés del estímulo: La curiosidad y el verdadero interés por un tema. La ausencia de nervios y el evitar la memorización sin sentido ayudarán a que el proceso de memorizar sea verdaderamente eficaz.
     
  • Repetición regular: Este es el mejor medio para garantizar la fortaleza del estímulo.
     
  • Características personales: Es necesaria la intención de aprender y la voluntad de asimilar, de modo que es conveniente que nuestros estudios coincidan con nuestros gustos personales.


Anterior Siguiente
Contenido relacionado: