*

Drogas y adicciones

INTRODUCCIÓN A LAS DROGAS

Vivimos en un mundo en el que es posible consumir drogas con diversos objetivos y en el que es posible que algunos jóvenes lleguen a ser dependientes de las mismas, todos, padres, educadores, etc... debemos conocer qué son las drogas y cómo poder prevenir su consumo.

Las drogas son aquellas sustancias no alimenticias con propiedades psicoactivas susceptibles de provocar dependencia y adicción. Desde este criterio, no solamente las drogas llamadas ilegales, opiáceos y cocaína pueden ser consideradas drogas, sino que hay otras sustancias, como alcohol fermentado, licores, tabaco y actividades como "el juego de apuesta" que pueden ser considerados drogas.

El consumo de drogas, legales e ilegales, es un tema en torno al cual en nuestro país existe una gran preocupación social. El uso y abuso de las drogas representa un problema grave, capaz de producir importantes alteraciones de la salud y problemas sociales. El fenómeno del consumo de drogas se presenta con unas características que lo hacen muy preocupante: tipo de sustancias consumidas, la frecuencia de su uso, aumento del número de consumidores junto con un descenso en la edad de iniciación. Todo ello acentúa la necesidad de una acción preventiva eficaz.

La estrategia de intervención para la prevención de la drogodependencia debe perseguir un doble objetivo: Propiciar cambios en los aspectos del contexto del joven que se reconocen como posibles factores desencadenantes del inicio al consumo o que dificultan su desarrollo personal y una correcta adaptación, a través de la implicación activa de padres y profesores en la prevención. Conseguir en el joven una actitud favorable hacia una vida sana, sin consumo de drogas haciendo que aprenda una serie de conductas, habilidades o competencias que le permitan comportarse con independencia del medio y con libertad.

Existen una serie de acciones que padres y profesores han de realizar que consideramos "actos preventivos": formar el sentido crítico de los niños y jóvenes, que aprendan a tomar decisiones, que desarrollen su autocontrol, que mantengan una actitud favorable hacia la salud en general, etc...y también, a cierta edad, que conozcan la naturaleza y los efectos de ciertas sustancias psicoactivas.

El período crítico para la experimentación, para el primer contacto con una o más sustancias psicoactivas, es la preadolescencia y la adolescencia. Ciertos factores psicológicos y socioambientales parecen ser los causantes del inicio, mientras que esos mismos factores, más las propiedades farmacológicas de las sustancias, son la causa del futuro mantenimiento en el uso, con el desarrollo de la dependencia física y psíquica de la sustancia.

Es razonable suponer que la prevención del consumo de drogas ha de ir pareja a la prevención de otras muchas manifestaciones de los problemas personales y relacionales del adolescente y del joven. De este modo, la tarea preventiva no ha de estar centrada de forma exclusiva en las drogas, sino que debe abarcar los determinantes subyacentes de ese conjunto de conductas problemáticas. En este sentido, cada vez se reconoce más la importancia del papel de la familia en la génesis del inicio al consumo de las drogas y, por tanto, su papel como agente preventivo. Desde la familia y la escuela se previene el consumo de drogas asumiendo y desarrollando el papel fundamental asignado a estas instituciones: Educar.

Anterior Siguiente
Contenido relacionado: