hombre feliz triste
Trastorno Bipolar

Cuando se diagnostica a una persona de Trastorno Bipolar, es normal que al principio sienta miedo, escepticismo y rechazo hacia el diagnóstico, y es que se siente abrumada por la idea de tener una enfermedad de este tipo. Tal es la reticencia que algunos incluso, en vez de empezar un tratamiento, siguen con su vida sorteando como pueden varios episodios antes de aceptar la situación. Sin embargo, un diagnóstico preciso es un primer paso para la recuperación.

El Trastorno Bipolar cambia el curso de la vida de quien lo padece, al igual que de quienes le rodean, pero eso no quiere decir que no se puedan hacer grandes cosas.

Con un tratamiento y estrategias de autocuidado adecuados, las personas con Trastorno Bipolar pueden llevar vidas productivas y exitosas. Así es cómo.

Creencias y mitos sobre el Trastorno Bipolar

Además del injustificado estigma que rodea el Trastorno Bipolar, hay muchos conceptos erróneos acerca de sus síntomas, diagnóstico y tratamiento. Estos son algunos de los mitos que todavía existen:

  • Las personas causan su propio trastorno. El Trastorno Bipolar es causado por una compleja interacción de factores genéticos, biológicos y medioambientales.
  • Los cambios de humor no son tan problemáticos. Si el trastorno no se trata, éste puede causar estragos en la vida de una persona y de quienes la rodean. Se requiere tanto el tratamiento médico como psicoterapéutico.
  • Nunca van a ser normales. Muchos pacientes en un principio sienten que no serán capaces de lograr sus objetivos, que ser bipolar les impedirá casarse o conseguir el trabajo de sus sueños, pero a pesar de que su vida podría requerir ciertos cambios, esto no le impide perseguir sus sueños.
  • El Trastorno Bipolar es fácil de diagnosticar. A menudo es muy difícil de diagnosticar el Trastorno Bipolar basado en una visita inicial, por eso debe ser un psicólogo clínico especializado en el trastorno bipolar quien haga el diagnóstico. Y es que la conciencia que poseen de ellos mismos cambia con el estado de ánimo.
  • El tratamiento médico es peor que la enfermedad. Mucha gente considera que la medicación puede ser peor que la enfermedad por la posible dependencia a los fármacos. Por eso algunas personas pueden experimentar una mala reacción a tomar ciertos medicamentos, pero bien controlada y ajustada por el especialista, la medicación es muy beneficiosa en estos casos, de hecho la es clave para el tratamiento del Trastorno Bipolar.

A quién contar que se padece un Trastorno Bipolar

Tener un sistema de apoyo es fundamental en el manejo exitoso del Trastorno Bipolar. Pero es normal tener dudas sobre a quién contárselo y a quién no. Según los expertos es recomendable ser muy selectivos en este aspecto. No debe sentirse como un secreto o algo tabú, pero es aconsejable darse cuenta de que las reacciones de la gente son muy variables. Debido a que muchas personas no entienden la enfermedad, los pacientes pueden sentirse decepcionados después de revelar que Trastorno Bipolar a determinadas personas y ver sus reacciones.

Hay pacientes que tienen experiencias positivas en este aspecto, pero para otros no siempre es así, de forma que es mejor no precipitarse, sobre todo al hablar con alguien del entorno laboral, por ejemplo.

Y es que los miembros de la familia y el lugar de trabajo o de estudio son cosas muy diferentes. Tal vez sea mejor consultar primero a su terapeuta o médico antes de hacerlo. Pregúntese: “¿Qué puede pasar?”, “¿Cómo puedo salir perjudicado?” Considere todas las posibilidades antes de dar cierta información personal, ya sea esta o de cualquier otra índole a personas que no sean de su círculo más cercano o de confianza.

En cualquier caso, si se siente listo para revelar su diagnóstico, hágalo de forma sencilla, sin dramatismo y piense que es muy útil dar información correcta sobre el trastorno, ya que abundan los mitos.

Suscríbete a nuestro canal YouTube

Vivir con el Trastorno Bipolar, mitos y creencias
5 (100%) 1 voto

  • muy util su informacion yo tengo un familiar con trastorno bipolar en tratamiento desde hace dos a;os pero en ese entonces no sabiamos nada al respect ni como ayudar a mi familiar muchas gracias