Valeriana
Valeriana

La Valeriana officinalis, conocida tradicionalmente como valeriana, es una planta que se utiliza desde hace cientos de años para combatir los estados de excitación nerviosa.

Orígenes de la Valeriana

Esta planta ha sido muy apreciada ya desde la antigüedad, en la antigua Grecia y el imperio romano ya se utilizaba.  Su nombre viene de la palabra valere, que en latín significa “gran fuerza” o “salud”.

Hipócrates, Dioscórides y Galeno, entre otros autores antiguos recomendaban el uso de la valeriana por sus efectos calmantes. En la antigua Grecia, el nombre de la planta era “Phu”, una alusión al desagradable olor que se desprende de las raíces secas y flores marchitas. Los antiguos romanos utilizaban para combatir palpitaciones y arritmia. En la Edad Media, la famosa abadesa Hildegard de Bingen, herbolaria alemana, recomendaba la valeriana como un sedante y como ayuda para el sueño.

En Francia la Valeriana officinalis también fue considerada una planta mágica asociada a la magia blanca. Se creía que con ella se podía hacer una poderosa poción de amor. También en la Suecia medieval se colocaba en las vestimentas de los novios para evitar la “envidia” de los elfos.

A finales del siglo XVI, los europeos comenzaron a utilizarla para tratar la epilepsia. Al parecer calmaban las crisis epilépticas inhalando el polvo de las raíces de valeriana, y también se utilizaba para tratar las heridas. Durante la Segunda Guerra Mundial, los europeos la tomaron en grandes cantidades para calmar el nerviosismo causado por los bombardeos.

Su denominación de “hierba gatera” en algunas zonas es debido a la atracción de los gatos por su olor, sin embargo, aunque esta planta parece actuar como un sedante en el hombre, en los gatos su acción parece ser la contraria. De hecho, se causa un estado cercano a la euforia parecido al cannabis.

Características de la Valeriana

Se trata de una herbácea perenne de la familia Valerianaceae. Su origen se encuentra en Europa y el oeste de Asia. De hecho, su hábitat natural un entorno húmedo y sombrío, creciendo sobre todo en bosques y montañas de gran altitud, aunque también se puede encontrar en prados a niveles inferiores.

Esta planta puede llegar a medir hasta dos metros de alto, destacando por su tallo de aspecto vigoroso pero con raíces cortas, la cuales al secarse pueden llegar a tener un característico olor más bien desagradable. Entre los meses de Mayo y Julio es cuando comienza a florecer, presentando un aspecto entre blanco o rosado.

Son sus raíces las que se utilizan por sus efectos sedantes y ansiolíticos.

¿Qué propiedades nos ofrece la Valeriana?

Las principales propiedades de la valerana son su poder calmante, relajante, sedante y antiespasmódico:

Sus propiedades son:

  • Ayuda a disminuir s síntomas de la ansiedad, depresión e histeria.
  • Calma la neurosis.
  • Ayuda a bajar la tensión arterial e incluso la taquicardia.
  • Promueve el equilibrio de nuestro sistema nervioso.
  • Mejora los trastornos digestivos.
  • Favorece la eliminación de gases y calma retorcijones de tipo intestinal.

Recientemente, en un ensayo clínico realizado con cuarenta sujetos, reportaron la presencia de efectos beneficiosos de la valeriana (800 mg al día durante 8 semanas) para el síndrome de piernas inquietas. Los investigadores observaron una reducción de los síntomas, mejora del sueño y una disminución de la somnolencia durante el día.

Contraindicaciones de la Valeriana

Aunque se trata de una planta y su efecto no es tan potente como el de algunos fármacos, eso no significa que no posea algunas contraindicaciones, que son las siguientes:

  • No se debe tomar junto con alcohol o drogas depresoras del Sistema Nervioso Central (SNC), porque potenciaríamos sus efectos.
  • No se pueden tomar junto a antidepresivos IMAO.
  • Es preferible evitar tomarla durante el embarazo o la lactancia, ya que no se ha establecido su seguridad.
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) no aconseja administrarla en niños menores de 12 años.
  • Tampoco es recomendable que la tomen personas que sufren alergias de tipo respiratorio.

Efectos secundarios

Un exceso de ingesta de valeriana puede llegar a provocar dolor de cabeza e incluso ansiedad o estados de irritabilidad, especialmente en el sexo femenino.

En caso de sobredosis, pueden aparecer cólicos y temblores, entre otros síntomas desagradables, todos ellos transitorios.

David Álvarez. Psicólogo social / terapeuta

La Valeriana, propiedades y beneficios para la salud
Vota este artículo!