Trastornos Disociativos
Trastornos Disociativos

¿En qué consisten los Trastornos disociativos?

Los Trastornos Disociativos se caracterizan por provocar una desconexión entre los pensamientos, la identidad, la conciencia y la memoria. Es como una forma  escapar involuntariamente de la realidad. Este extraño trastorno afecta a personas de todas las edades y razas, orígenes étnicos y socioeconómicos.

La disociación es un mecanismo de defensa o reacción a situaciones estresantes o traumáticas. Ya sean traumas aislados severos o traumas repetidos, éstos pueden conllevar que una persona desarrolle un Trastorno Disociativo.

Este tipo de enfermedad mental se considera como algo poco frecuente, pero investigaciones recientes indican que algunos síntomas disociativos son tan comunes como la ansiedad y la depresión, y que los individuos con trastornos disociativos (particularmente trastorno de identidad disociativo y trastorno de despersonalización) no se diagnostica con frecuencia durante muchos años, lo que retrasa poner un tratamiento eficaz.

Su estima que hasta un 2% de las personas pueden experimentar algún tipo de Trastorno Disociativo, aunque tieneden a ser diagnosticadas más mujeres que hombres. Se ha podido observar que casi la mitad de los adultos en los Estados Unidos experimentan al menos un episodio de despersonalización o desrealización en sus vidas, aunque sólo un 2% dentro de este grupo satisfacen los criterios completos de episodios crónicos.

Trastornos relacionados

De hecho, las personas que sufren de Trastorno de Identidad Disociativo frecuentemente buscan tratamiento para muchos otros problemas como la depresión, cambios de humor, dificultad para concentrarse, lapsos de memoria, abuso de alcohol o drogas, estallidos de mal genio, e incluso escuchar voces o síntomas psicóticos. Las personas con la disociación menudo también buscan tratamiento para diferentes y variados problemas médicos, incluyendo dolores de cabeza, dolores inexplicables y problemas de memoria. Muchas personas tienen síntomas que han pasado desapercibidos o sin tratar, simplemente porque no fueron capaces de identificar su problema, o no se hicieron las preguntas correctas acerca de sus síntomas. Debido a que los síntomas disociativos suelen ocultarse, es importante consultar a un profesional de salud mental que esté familiarizado con los últimos avances en la capacidad de diagnosticar trastornos disociativos mediante el uso de pruebas de diagnósticas adecuadas.

¿Qué tipo de eventos o experiencias son susceptibles de causar síntomas de disociación?

Hay varios tipos de traumas que pueden desencadenar un Trastorno Disociativo. Pueden ser traumas que se hayan producido dentro del hogar, ya sea emocional, físico o de abuso sexual. Otros tipos de traumas incluyen desastres naturales, como terremotos, traumas políticos como los holocaustos, situaciones de rehenes, guerras, actos de violencia al azar (como el atentado de Oklahoma City y los tiroteos de Columbine), o el dolor que sentimos después de la muerte de un miembro de la familia o ser querido. La disociación es una reacción universal a un trauma abrumador y la investigación reciente indica que las manifestaciones de disociación se producen de un modo muy similar en todo el mundo.

Signos y síntomas del Trastorno Disociativo

Los síntomas de un Trastorno Disociativo ya hemos visto que se desarrollan como respuesta a un evento traumático, para mantener esos recuerdos bajo control. Las situaciones estresantes pueden empeorar los síntomas y causar problemas con el funcionamiento en las actividades cotidianas. Sin embargo, los síntomas que experimenta una persona dependerá del tipo de Trastorno Disociativo que una persona tiene.

Los síntomas y signos de trastornos disociativos incluyen:

  • Pérdida de memoria significativa de tiempos específicos, personas y eventos.
  • Experiencias extracorporales, como sensación como si la persona estuviera viendo una película de sí misma.
  • Problemas de salud mental, como la depresión, la ansiedad y pensamientos suicidas
  • Sensación de desapego de sus emociones, o entumecimiento emocional
  • Falta de un sentido de la propia identidad

Los síntomas de los Trastornos Disociativos dependen del tipo de trastorno que ha sido diagnosticado.

Tipos de Trastornos Disociativos

Hay tres tipos de Trastornos Disociativos definidos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM):

Amnesia Disociativa

El síntoma principal es la dificultad para recordar información importante acerca de uno mismo. La amnesia disociativa puede rodear un evento en particular, como el combate o abuso, o más raramente, la información sobre la identidad y la historia de vida. El inicio de un episodio amnésico es generalmente repentino, y un episodio puede durar minutos, horas, días, o, raramente, meses o años. No hay una media de aparición de edad, y una persona puede experimentar varios episodios a lo largo de su vida.

Trastorno de Despersonalización

Este trastorno implica sentimientos permanentes de extrapolación de acciones, sentimientos, pensamientos y sensaciones como si estuvieran viendo una película (despersonalización). A veces otras personas pueden sentir como la gente y las cosas en el mundo que les rodea son irreales (desrealización). Una persona puede experimentar despersonalización, desrealización o ambos. Los síntomas pueden durar sólo una cuestión de momentos o volver a veces a lo largo de los años. La edad promedio de inicio en estos casos es de 16 años, aunque los episodios de despersonalización pueden empezar en cualquier momento a mediados de la niñez. Generalmente el 20% de las personas con este trastorno empieza a experimentar estos episodios después de los 20 años.

Trastorno de Identidad Disociativa

Anteriormente conocido como Trastorno de Personalidad Múltiple, este trastorno se caracteriza por la alternancia entre múltiples identidades. Una persona puede sentirse como una o más voces están tratando de tomar el control en su cabeza. A menudo, estas identidades pueden tener nombres únicos, características, gestos y voces. Las personas con TID experimentarán lagunas en la memoria de todos los eventos del día, los datos personales y el trauma. El inicio del trastorno completo en puede ocurrir a cualquier edad, pero es más probable que ocurra en personas que han sufrido graves traumatismos, en curso antes de la edad de 5 años. Las mujeres son más propensas a ser diagnosticadas, ya que con más frecuencia se presentan con síntoas agudos aguda disociativos. Los hombres son más propensos a negar los síntomas y antecedentes de trauma, y por lo general presentan un comportamiento más violento, en vez de amnesia o de fuga estados. Esto puede llevar a un diagnóstico falso.

Diagnóstico del Trastorno Disociativo

Los médicos diagnostican Trastornos Disociativos en base a una revisión de los síntomas y la historia personal. Un médico puede realizar pruebas para descartar condiciones físicas que pueden causar síntomas tales como pérdida de la memoria y un sentido de irrealidad (por ejemplo, lesión en la cabeza, lesiones cerebrales o tumores, la privación del sueño o intoxicación). Si las causas físicas se descartan, el especialista en salud mental a menudo se consulta para hacer una evaluación.

Muchas de las características de los Trastornos Disociativos pueden ser influenciados por los antecedentes culturales de una persona. En el caso del Trastorno de Identidad Disociativo y la Amnesia Disociativa, los pacientes pueden presentar convulsiones inexplicables, no epilépticas, parálisis o pérdida de la sensibilidad. En los lugares donde las creencias culturales son más místicas, las identidades fragmentadas de una persona que ha TID puede tomar la forma de espíritus, deidades, demonios o animales. El contacto intercultural también puede influir en las características de otras identidades. Por ejemplo, una persona en la India expuesta a la cultura occidental puede presentarse con un “alter” que sólo habla Inglés. En las culturas con las condiciones sociales altamente restrictivas, la amnesia es frecuentemente desencadenada por el estrés psicológico severo como el conflicto causado por la opresión. Por último, los estados inducidos voluntariamente de despersonalización pueden ser parte de las prácticas de meditación que prevalecen en muchas religiones y culturas, y no deben ser diagnosticados como trastorno.

Tratamiento del Trastorno Disociativo

El tratamiento para los Trastornos Disociativos a menudo implica la psicoterapia y medicación. Aunque la búsqueda de un plan de tratamiento efectivo puede ser difícil, muchas personas son capaces de llevar una vida sana y productiva.

Trastornos Disociativos se gestionan a través de dichas terapias, incluyendo:

Trastornos Disociativos, la desconexión del pensamiento
4.7 (93.33%) 3 votos

  • Excelente articulo y mi pregunta puntual es: como hace el conviviente ante este trastorno cuando la persona afectada no quiere asistir a consulta o tratamiento.?????? . Es muy terrible soportar desde hace ya mas de 10 años esta situacion a pesar d contar con ayuda terapeutica y medicacion, siento que me voy intoxicando poco a poco. Gracias x v/publicaciones pues son muy utiles para quienes no somos psicologos pero si personas con intereses de saber, comprender y autoconocernos.