Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)
TOC

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), es una enfermedad que se encuadra dentro de los Trastornos de Ansiedad en el manual diagnóstico DSM-V.

Quien padece de este trastorno, manifiesta obsesiones y compulsiones, que son reconocidas por el mismo individuo que los padece como de naturaleza “excesivas e irracionales”, pero ante las cuales no puede oponerse, y se presentan como un malestar que interfiere en su rutina y vida diaria, en su cotidianeidad (vida laboral, familiar, etc.).

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo?

Es un trastorno ansiógeno, que hace que quien lo padece tenga un pensamiento, temor o preocupación, que puede discriminar como irracional, pero que para superar la ansiedad que éste le produce, muchas veces o siempre lo hace desarrollando una actividad en forma de ritual.

En cuanto a esos pensamientos e imágenes mentales que siente como perturbadores y frecuentes, son las llamadas obsesiones y los rituales que realiza para evitarlos o disminuirlos en intensidad ansiógena, se les llama compulsiones.

Tipos de Obsesiones

Son muchas y variadas las obsesiones que padecen los enfermos de TOC. Éstas se manifiestan en forma de pensamientos, temores y también preocupaciones.

Estas obsesiones se repiten con mucha frecuencia y producen en el enfermo un gran monto de ansiedad, y si bien éste muchas veces discrimina que son exageradas razonando de ese modo, no puede a pesar de esto controlar su repetición, aparición y la ansiedad y angustia que éstos le producen.

Aquí algunas obsesiones más comunes, aunque en la clínica he encontrado algunas totalmente diferentes a éstas:

  • Ante la suciedad o los gérmenes, una excesiva o exagerada preocupación
  • Duda permanente (si cerró la puerta, si cerró el gas, si puso la alarma, etc.
  • Rigurosidad en colocar en un orden determinado los objetos, si alguien los cambia de lugar, los vuelve nuevamente a colocar
  • Temor a dañar a seres muy queridos, aunque discrimina que sería imposible que les haga daño, por ejemplo a sus hijos, padres, hermanos, etc.
  • Ocupa mucho tiempo en ordenar herramientas, cubiertos, enceres, etc.
  • Puede sentir pensamientos intrusos que están contrarios a sus más profundos valores, o creencias que pueden ser religiosas, políticas, etc.
  • Pensamientos de realizar actos aberrantes y totalmente contrarios a sus convicciones

Es importante saber que quien padece de TOC tiene claro que sus pensamientos e imágenes intrusas, son irracionales, pero esto no le ayuda a la hora de frenarlos o impedirlos, no puede hacerlo.

Entonces en la búsqueda de una solución, y como modo de librarse de ellos, es entonces que adopta un comportamiento compulsivo, y aquí aparecen los rituales.

Entonces y para que quede claro, las compulsiones son conductas repetitivas y en forma de ritual que el paciente realiza y como modo de reducir o frenar la ansiedad que las obsesiones le producen.

Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

Las compulsiones más habituales

Aquí una enumeración de las compulsiones más comunes:

  • Lavarse las manos repetidamente
  • Volver a revisar y en forma reiterada que ha cerrado la puerta
  • Poner en absoluto orden todos los objetos de la alacena (la cocina, el baño, etc.)
  • Volver a poner el florero en el centro exacto de la mesa, y observar desde distintos ángulos que esté exactamente en el centro, equidistante de todos los puntos.

Tarea que le puede llevar desde minutos hasta horas, cada día. Esto por lo tanto le afecta en toda su vida de relación, de trabajo, de familia, social, etc.

Inicio y causas del Trastorno Obsesivo Compulsivo

Generalmente comienza en la adolescencia, o juventud, pero también hay casos en que se ha dado en niños. No hay relación en cuanto a sexo, es decir se da tanto en varones como en mujeres y puede tener origen familiar, aunque yo he notado en los varios casos que se han presentado en la consulta, que en muchos, no en todos, podría suponerse que está relacionado con una educación muy rigurosa, y también he visto casos en que se lo ha podido relacionar con violencia en ésta educación, de parte del progenitor que manifestaba su conducta también obsesiva y rigurosa.

Es posible que el TOC también esté acompañado por otros tipos de ansiedad, fobias, a veces manifiesta depresión, y por otro lado también es común que como modo de evitar situaciones de enfrentar sus obsesiones recurra a alcohol o drogas para aliviar su ansiedad, sin éxito por supuesto.

Diagnóstico del TOC

Hay tres características que deben estar presentes en el enfermo para ser diagnosticado de TOC y son:

  • Su actividad le insume al menos una hora en el día
  • Siente mucha angustia por sus obsesiones y compulsiones
  • No puede por impedimentos de éstos desarrollar una vida normal

Tratamiento del TOC

Generalmente la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) es un método más utilizado en el tratamiento de TOC. La TCC es un tipo de psicoterapia que tiene como objetivo ayudar al paciente a cambiar su forma de pensar, sentir y comportarse. Se suelen utilizar distintas técnicas de tratamiento:

  • Exposición. Consiste en exponer al paciente a situaciones y objetos que activan au miedo y la ansiedad. Con el tiempo, la ansiedad generada por estas señales obsesivas disminuye y llegan a disminuir sensiblemente el nivel de ansiedad que provocan. Esto se llama habituación.
  • Prevención de Respuesta. La prevención de respuesta se refiere a los comportamientos rituales que las personas con TOC utilizan para reducir la ansiedad. Esta parte del tratamiento ayuda a los pacientes a aprender a resistir la compulsión para llevar a cabo estos rituales.

Otras técnicas se centran en la terapia puramente cognitiva (TC). Las personas que participan este tipo de terapia, trabajan para eliminar el comportamiento compulsivo. Esto se realiza mediante la identificación y la reevaluación de sus creencias sobre las consecuencias de llevar a cabo o no en el comportamiento compulsivo.

Una vez que se reconocen estos pensamientos intrusivos y los significados que la persona se aplica a ellos, el terapeuta anima a la persona a:

  • Identificar las distorsiones cognitivas en las evaluaciones de la obsesión
  • Desarrollar una respuesta menos amenazante y alternativa a la intrusiva actual.

También se pueden utilizar psicofármacos como inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS), ansolíticos y antipsicóticos.

No te olvides suscribirte a nuestro canal YouTube de Psicología y Educación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here