Esquizoide
Trastorno Esquizoide

En qué consiste el Trastorno Esquizoide de la Personalidad

El Trastorno Esquizoide de la Personalidad se caracteriza por un patrón de larga duración de desconexión en las relaciones sociales. Una persona con trastorno esquizoide de la personalidad a menudo tiene dificultad para expresar las emociones y cuando lo hace, normalmente es de forma muy limitada, especialmente cuando se comunica con los demás.

Una persona con este trastorno puede parecer que carece de un deseo de intimidad, y evitará una estrecha relación con los demás. A menudo puede preferir pasar tiempo a solas en lugar de socializarse o estar con un grupo de personas. Una persona con trastorno esquizoide de la personalidad podría ser catalogado como el típico “solitario”.

Los sujetos con trastorno esquizoide de la personalidad pueden presentar una especial dificultad para expresar su ira, incluso en respuesta a la provocación directa, lo que contribuye a la impresión de que carecen de emoción. Sus vidas parecen a veces carecer de dirección, y que van a la “deriva” con sus objetivos.

A menudo reaccionan de forma pasiva ante las circunstancias adversas y tienen dificultades para responder adecuadamente a los eventos importantes de la vida.

Debido a su falta de habilidades sociales y la falta de deseo de experiencias sexuales, las personas con este trastorno tienen pocas amistades, y con frecuencia no se casan. Su desempeño en el trabajo puede verse afectado, sobre todo si se requiere la participación interpersonal, aunque los individuos con este trastorno pueden ser eficientes cuando trabajan en condiciones de aislamiento social.

Un trastorno de la personalidad es un patrón permanente de comportamiento que se desvía de la norma y de la cultura del individuo. El patrón aparece en dos o más de las siguientes áreas: la cognición, afecto, funcionamiento interpersonal o control de los impulsos. El patrón es persistente e inflexible y se extiende a una amplia gama de situaciones personales y sociales. Por lo general provoca malestar significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas de funcionamiento. El patrón es estable y de larga duración, y su inicio se remonta a principios de la edad adulta o en la adolescencia.

Síntomas del Trastorno Esquizoide de la Personalidad

Este trastorno se caracteriza por un patrón de desconexión de las relaciones sociales y una gama restringida de la expresión de las emociones en el plano interpersonal y se da en una variedad de contextos, presentando cuatro (o más) de los siguientes síntomas:

  1. Incapacidad para sentir placer (anhedonia).
  2. Frialdad emocional, despego o embotamiento afectivo.
  3. Incapacidad para expresar sentimientos de simpatía y ternura o de ira a los demás.
  4. Respuesta pobre a los elogios o las críticas.
  5. Poco interés por relaciones sexuales con otras personas (teniendo en cuenta la edad).
  6. Actividades solitarias acompañadas de una actitud de reserva.
  7. Marcada preferencia por devaneos fantásticos, por actividades solitarias acompañada de una actitud de reserva y de introspección.
  8. Ausencia de relaciones personales íntimas y de mutua confianza, las que se limitan a una sola persona o el deseo de poder tenerlas.
  9. Marcada dificultad para reconocer y cumplir las normas sociales, lo que da lugar a un comportamiento excéntrico.

Es raro que este trastorno se diagnostique en la infancia o la adolescencia, debido a que un niño o adolescente está en constante desarrollo, con cambios en la personalidad y la maduración. Sin embargo, si se diagnostica en un niño o adolescente, las características deben haber estado presentes durante al menos 1 año.

Este trastorno es más frecuente en hombres que en mujeres. Su prevalencia en la población general es de entre el 3,1% y el 4,9%.

¿Cómo se diagnostica el Trastorno Esquizoide de la Personalidad?

Los trastornos de personalidad, como el trastorno esquizoide suelen ser diagnosticados por un profesional capacitado en salud mental, como un psicólogo o psiquiatra.

Muchas personas con trastorno esquizoide de la personalidad no buscan tratamiento. Las personas con trastornos de la personalidad, en general, no buscan ayuda hasta que la enfermedad comienza a interferir de manera significativa de una u otra en la vida de una persona. Esto suele ocurrir cuando los recursos de afrontamiento de una persona son demasiado débiles para hacer frente a otros eventos de la vida.

Las causas del Trastorno Esquizoide de la Personalidad

Todavía hoy no se sabe la causa el trastorno esquizoide de la personalidad. Hay muchas teorías, sin embargo la mayoría de los profesionales se decanta por un modelo biopsicosocial de la causalidad, es decir, las causas probablemente vienen de factores biológicos o genéticos, factores sociales (por ejemplo, cómo una persona interactúa en su desarrollo temprano con su familia y amigos y otros niños), y psicológicos (factores de la personalidad y el temperamento del individuo, moldeados por su entorno y aprendizaje). Esto sugiere que un solo factor no es responsable, más bien, es la naturaleza compleja y probablemente entrelazada de los tres factores los responsables.

Trastorno Esquizoide de la Personalidad, síntomas principales
5 (100%) 1 voto