Esquizoide

El trastorno esquizoide es un desorden de la personalidad que implica una tendencia a la indiferencia hacia las relaciones sociales, así como un limitado rango de expresiones emocionales.

Características de los trastornos de la personalidad

Los trastornos de la personalidad implican patrones conductuales muy arraigados y de larga duración en las personas. Además, este patrón de comportamiento difiere mucho de las expectativas culturales a las que el individuo pertenece y le impiden un funcionamiento adecuado en la vida diaria. Este trastorno en concreto queda dentro un continuo en el cual, la esquizofrenia se encontraría en el extremo más grave, seguido del trastorno esquizotípico y quedando el trastorno esquizoide en el extremo más suave.

El trastorno esquizoide de la personalidad está incluido en los trastornos de la personalidad Grupo A del DSM V, el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos psicológicos. Este grupo A, en el que también se encuentran el trastorno esquizotípico y el trastorno paranoide, corresponde a los trastornos de personalidad catalogados como raros o excéntricos que se caracterizan por un patrón de comportamiento excéntrico y recluido.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno esquizoide de la personalidad?

El trastorno esquizoide de la personalidad se caracteriza principalmente por un patrón de indiferencia a las relaciones sociales, así como pocas expresiones emocionales. Este patrón suele dar comienzo en la temprana adultez y es más común entre hombres que entre mujeres, siendo un hándicap para formar relaciones sanas con los demás. Además, las personas con trastorno esquizoide suelen presentar propensión a “soñar despiertos” y son caracterizados por los demás como solitarios. Algunas evidencias sugieren que este puede ser un estado temprano de la esquizofrenia o una forma leve de esta, aunque en el trastorno esquizoide no se pierde el sentido de la realidad.  Estos son algunos de los síntomas más comunes:

  • No se muestra ningún deseo de tener una relación cercana, incluidas las relaciones con la propia familia
  • Frialdad emocional, despego o embotamiento afectivo.
  • Incapacidad para expresar sentimientos de simpatía y ternura o de ira a los demás.
  • Ausencia de relaciones personales íntimas y de mutua confianza.
  • Siempre suele llevar a cabo actividades en soledad
  • Poco o nulo deseo sexual
  • Indiferencia ante elogios o críticas de otras personas
  • Suele mostrarse como una persona fría o distante, no muestra emociones
  • Su estado de ánimo no exhibe muchos cambios observables
  • Incapacidad para sentir placer (anhedonia).
  • Actitud de reserva y de introspección.
  • Marcada dificultad para reconocer y cumplir las normas sociales, lo que da lugar a un comportamiento excéntrico.

Estos síntomas no parecen ser inadecuados para el individuo, aunque inciden en su vida diaria al no permitirles relacionarse con otras personas. A diferencia del trastorno de evitación, en el que las personas evitan las relaciones sociales por miedo al rechazo o a la desaprobación, las personas con trastorno de la personalidad esquizoide no tienen ningún miedo o vergüenza ante otros ya que su conducta no tiene, sencillamente, ninguna motivación social.

Causas del trastorno esquizoide de la personalidad

Las causas del trastorno esquizoide, al igual que ocurre con el resto de los trastornos de la personalidad, no se conocen con exactitud, aunque se baraja la idea de que tanto la genética como la educación y el contexto tienen un importante papel en el desarrollo de los desórdenes.

Se estima, además, que en el caso concreto del trastorno esquizoide es más fácil que su presentación se de si la persona tiene parientes que padecen esquizofrenia.

A veces el trastorno esquizoide puede ocurrir junto a otros trastornos. En ocasiones durante experiencias de mucho estrés, las personas esquizoides pueden sufrir pequeñas psicosis reactivas. Además, este trastorno puede ocurrir junto a otros trastornos de la personalidad como el trastorno esquizotípico, el trastorno paranoide o el evitativo.

Tratamiento del trastorno esquizoide

No existen muchas investigaciones sobre este trastorno, ya que normalmente, las personas que lo padecen a veces no experimentan malestar por su soledad y pueden encontrar sus conductas racionales y apropiadas con lo que no suelen buscar tratamiento. Al no ser proclives a mantener relaciones, la vinculación con el profesional de la salud suele ser reducida.

A largo plazo, sin embargo, algunos medicamentos recetados por profesionales de la salud pueden ayudar a reducir los síntomas de este trastorno, así como de otros asociados. Estos son los síntomas de anhedonia y afecto embotado que pueden aminorarse con antipsicóticos que se usan para tratar los mismos síntomas en la esquizofrenia.

La psicoterapia puede ser buena para mejorar las habilidades sociales y la comunicación con los demás. Concretamente, La terapia cognitivo conductual, puede recomendarse para encontrar y sustituir distorsiones cognitivas que impidan que el paciente pueda adaptarse bien al entorno, así como la terapia grupal puede ayudar a mejorar las habilidades de interacción con los demás.

Trastorno Esquizoide de la Personalidad, síntomas y tratamiento
4.6 (91.43%) 7 votos.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.