esquizoafectivo
Trastorno esquizoafectivo

Qué es el Trastorno Esquizoafectivo de la Personalidad

El Trastorno esquizoafectivo es una afección mental que se caracteriza por provocar pérdida de contacto con la realidad (psicosis) y a la vez episodios recurrentes de trastorno del estado de ánimo (maníacos o depresivos).

Puede incluir distorsiones en la percepción alternada, simultáneamente con episodios de cambio del estado de ánimo intermitentes. El deterioro en la percepción o expresión de la realidad puede afectar a los cinco sentidos, pero mayormente se manifiesta en la forma de alucinaciones auditivas, delirios paranoides o habla y pensamiento desorganizados, con una disfunción social u ocupacional significativa.

La presencia de alteraciones en el cambio del estado de ánimo se muestra dentro de una enfermedad psicótica previa y generalmente estable. Además, estos episodios de humor se encuentran presentes en la mayor parte de la duración total de la enfermedad, que puede incluir ya sea  una o ambas de las siguientes características:

Criterios diagnósticos

Los criterios de la enfermedad psicótica se asemeja al criterio diagnóstico de la esquizofrenia, que requiere  al menos dos de los siguientes síntomas, durante al menos un mes:

  • Delirios
  • Alucinaciones
  • Lenguaje desorganizado o incoherente
  • comportamiento desorganizado o catatónico
  • Los síntomas negativos (por ejemplo, aplanamiento afectivo, alogia, abulia)

La aparición de las ideas delirantes o alucinaciones deben presentesdurante al menos 2 semanas. El trastorno del humor también tiene que estar presente durante una parte significativa del tiempo. Los síntomas de este trastorno no pueden ser mejor explicados por el uso o abuso de sustancias (alcohol, drogas, medicamentos) o una enfermedad médica (accidente cerebrovascular).

Si los síntomas del estado de ánimo están presentes sólo durante un período relativamente breve, el diagnóstico es esquizofrenia, no de trastorno esquizoafectivo.

En estos casos el funcionamiento normal se deteriora con frecuencia, pero esto no es un criterio que lo define (en contraste con la esquizofrenia). El contacto social se encuentra menguado y aparecen dificultades con el auto-cuidado, pero los síntomas negativos pueden ser menos severos y menos persistentes que los observados en  la esquizofrenia. El trastorno esquizoafectivo es menos común que la esquizofrenia.

Los enfermos que sufren episodios esquizoafectivos recurrentes, en particular aquellos cuyos síntomas son de tipo maníaco más que de tipo depresivo, generalmente se recuperan completamente y sólo rara vez desarrollan un estado defectual.

Pautas para el diagnóstico del trastorno esquizoafectivo

Las manifestaciones de ambos tipos de síntomas, esquizofrénicos y afectivos, son claras y destacadas y se presentan simultáneamente o con un plazo de pocos días entre unos y otros, dentro del mismo episodio de la enfermedad, y cuando, como consecuencia de lo anterior, el episodio de enfermedad no satisface las pautas ni de esquizofrenia ni de episodio depresivo o maníaco. Es frecuente, por ejemplo, que los esquizofrénicos presenten síntomas depresivos tras un episodio psicótico. Algunos enfermos presentan episodios esquizoafectivos recurrentes, los cuales pueden ser de tipo maníaco, depresivo o mixtos. Otros presentan uno o dos episodios esquizoafectivos intercalados entre episodios maníacos o depresivos típicos.

Trastorno esquizoafectivo de tipo maníaco

Trastorno en el cual los síntomas esquizofrénicos y los maníacos son destacados en el mismo episodio de enfermedad. La alteración del humor es generalmente en forma de euforia acompañada de aumento de la estimación de sí mismo e ideas de grandeza, pero a veces son más evidentes la excitación o irritabilidad, acompañadas de un comportamiento agresivo y de ideas de persecución. En ambos casos existe un aumento de la vitalidad, hiperactividad, dificultades de concentración y una pérdida de la inhibición social normal.

Pueden estar presentes ideas delirantes de referencia, de grandeza o de persecución, pero se requieren otros síntomas más típicamente esquizofrénicos para establecer el diagnóstico. El enfermo puede insistir, por ejemplo, en que sus pensamientos están siendo difundidos o interceptados, o que fuerzas extrañas están tratando de controlarlos, o puede referir oír voces de varias clases, o expresar ideas delirantes extrañas que no son sólo de grandeza o de persecución.

Los trastornos esquizoafectivos de tipo maníaco son con frecuencia psicosis floridas con un comienzo agudo, pero la recuperación completa suele tener lugar en pocas semanas, a pesar de que el comportamiento esté alterado de un modo llamativo.

Trastorno esquizoafectivo de tipo depresivo

Trastorno en el cual los síntomas esquizofrénicos y depresivos son destacados en el mismo episodio de enfermedad. La depresión del humor suele acompañarse de varios síntomas depresivos característicos o de trastornos del comportamiento tales como inhibición psicomotriz, insomnio, pérdida de vitalidad, de apetito o de peso, reducción en los intereses habituales, dificultades de concentración, sentimientos de culpa, de desesperanza e ideas de suicidio. Al mismo tiempo o dentro del mismo episodio están presentes otros síntomas típicamente esquizofrénicos. El enfermo puede insistir, por ejemplo, en que sus pensamientos están siendo difundidos o interceptados, o en que fuerzas extrañas están tratando de controlarlo. Puede estar convencido de estar siendo espiado o de ser víctima de un complot que no se justifica por su comportamiento, o de oír voces que no son únicamente despectivas o condenatorias sino que hablan de matarlo o comentan entre ellas su comportamiento. Los trastornos esquizoafectivos de tipo depresivo suelen ser habitualmente menos floridos y alarmantes que los episodios esquizoafectivos de tipo maníaco, pero tienden a durar más y el pronóstico es menos favorable. Aunque la mayoría de enfermos se recuperan completamente, algunos desarrollan con el tiempo un deterioro esquizofrénico.

Tratamiento del trastorno esquizoafectivo

El tratamiento en estos casos puede variar. Por lo general, el psiquiatra recetará medicamentos para mejorar el estado de ánimo y tratar la psicosis al mismo tiempo.

Los medicamentos antipsicóticos se emplean para el tratamiento de los síntomas psicóticos.

Los medicamentos antidepresivos o estabilizadores del estado de ánimo se pueden recetar para mejorar el estado anímico.

La psicoterapia puede ayudar con la creación de planes, resolución de problemas y mantenimiento de relaciones interpersonales. La terapia de grupo puede ayudar con el aislamiento social.

Trastorno esquizoafectivo: esquizofrenia y cambios del estado de ánimo
5 (100%) 2 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.