Trastorno Bipolar
Trastorno Bipolar

Contenido

¿Qué es el trastorno bipolar?

El Trastorno Bipolar, también conocido como enfermedad maníaco-depresiva, es un trastorno mental que se caracteriza por producir cambios inusuales en el humor, la energía, los niveles de actividad, y la capacidad para llevar a cabo las tareas del día a día. Los síntomas del trastorno bipolar son altibajos en el humor muy exagerados,  excesivos en comparación a los normales que todo el mundo pasa de vez en cuando. Esta enfermedad causa cambios drásticos que pasan por sentirse extremadamente deprimido y sin esperanza, a períodos de temperamento eufórico casi sin control.

¿Cuáles son sus causas?

Los científicos todavía están estudiando las posibles causas del trastorno bipolar. La mayoría están de acuerdo en que no hay una sola causa. Por el contrario, son muchos los factores probablemente actúan juntos para producir la enfermedad o aumentar el riesgo.

Uno de ellos es el factor genético, el trastorno bipolar tiende a darse en un porcentaje más alto en determinadas familias. Algunas investigaciones han sugerido que las personas con ciertos genes son más propensas a desarrollar el trastorno bipolar que otros. Los niños con un padre o un hermano que tiene trastorno bipolar son mucho más propensos a desarrollar esta enfermedad, en comparación con los niños que no tienen antecedentes familiares. Sin embargo, y afortunadamente, la mayoría de los niños con antecedentes familiares de trastorno bipolar no desarrollarán la enfermedad.

Pero los genes no son el único factor de riesgo para el trastorno bipolar. Los estudios de gemelos idénticos han demostrado que el gemelo de una persona con trastorno bipolar no siempre se desarrolla la enfermedad, a pesar de que los gemelos idénticos comparten todos los mismos genes. La investigación sugiere que factores además de los genes también están en el trabajo. Es probable que muchos genes diferentes y los factores ambientales estén involucrados.

Por otro lado, el trastorno bipolar se ha visto que afecta por igual tanto a hombres como a mujeres, y generalmente la enfermedad comienza entre los 15 y 25 años.
La estructura del cerebro y su funcionamiento

Algunos estudios de imagen cerebral muestran cómo los cerebros de las personas con trastorno bipolar pueden ser diferentes de los cerebros de las personas sanas o personas con otros trastornos mentales. Por ejemplo, un estudio mediante resonancia magnética reveló que el modelo de desarrollo del cerebro en los niños con trastorno bipolar es similar a la de los niños con “deterioro multidimensional”, un trastorno que causa síntomas que se superponen en cierta medida con el trastorno bipolar y la esquizofrenia. Esto sugiere que el patrón común de desarrollo del cerebro puede estar relacionado con el riesgo general de los estados de ánimo inestables.

Otro estudio de resonancia magnética reveló que la corteza prefrontal del cerebro en los adultos con trastorno bipolar tiende a ser más pequeño y no funciona tan bien en comparación con los adultos que no tienen el trastorno bipolar. La corteza prefrontal es una estructura cerebral involucrada en funciones “ejecutivas”, como resolver problemas y tomar decisiones. Esta estructura y sus conexiones con otras partes del cerebro maduro durante la adolescencia, lo que sugiere que el desarrollo anormal de este circuito cerebral podría explicar por qué el trastorno tiende a aparecer durante la adolescencia.

Signos y síntomas del trastorno bipolar

Como ya hemos comentado, las personas con trastorno bipolar experimentan estados emocionales inusualmente intensos que se producen en períodos distintos llamados “episodios de estado de ánimo”. Cada episodio del estado de ánimo representa un cambio drástico del estado de ánimo y el comportamiento habitual de una persona. Un estado excesivamente alegre o sobreexcitado se llama un episodio maníaco, y un estado muy triste y desesperado se llama un episodio depresivo. A veces, un episodio afectivo incluye síntomas de la manía y la depresión. Esto se llama un estado mixto. Las personas con trastorno bipolar también pueden ser explosivas e irritables durante un episodio de estado de ánimo.

También se producen cambios extremos en la energía, la actividad, el sueño y el comportamiento en general, junto con estos cambios en el estado de ánimo. Los síntomas del trastorno bipolar son los siguientes:

Los síntomas de manía o un episodio maníaco incluyen:

  • Un largo período de sentimiento “alto”, o un estado de ánimo excesivamente feliz o saliente
  • Irritabilidad extrema
  • Cambios en el comportamiento
  • Hablar muy rápido, saltando de una idea a otra, tener pensamientos acelerados
  • Siendo fácilmente distraído
  • El aumento de las actividades, como tomar en nuevos proyectos
  • Ser demasiado inquieto
  • Dormir poco o no estar cansado
  • Tener una creencia poco realista en las habilidades de uno
  • Comportarse de forma impulsiva y realizar comportamientos de alto riesgo

Los síntomas de la depresión o un episodio depresivo son:

  • Un excesivamente largo período de sentirse triste o desesperado
  • Pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba, incluyendo el sexo.
  • Cambios en el comportamiento
  • Sensación de cansancio y apatía
  • Problemas para concentrarse, recordar y tomar decisiones
  • Estar inquieto o irritable
  • Cambio de hábitos de comer, dormir u otros
  • Pensar en la muerte o el suicidio o intento de suicidio

El trastorno bipolar puede estar presente incluso cuando los cambios de humor son menos extremos. Por ejemplo, algunas personas con trastorno bipolar experiencia hipomanía, una forma menos severa de manía. Durante un episodio de hipomanía, es posible que la persona se sienta muy bien y sea altamente productiva. Ella no puede sentir que algo está mal, pero los amigos y la familia pueden reconocer los cambios de humor. Sin el tratamiento adecuado, las personas con hipomanía pueden desarrollar manía severa o depresión.

A veces, una persona con episodios severos de manía o depresión también puede presentar síntomas psicóticos, como alucinaciones o delirios. Los síntomas psicóticos tienden a reflejar el estado de ánimo extremo de la persona. Por ejemplo, si alguien está teniendo síntomas psicóticos durante un episodio maníaco, es posible que crea que es una persona famosa, que posee mucho dinero, o incluso que tiene poderes especiales. Por el contrario, si tiene síntomas psicóticos durante un episodio depresivo, puede creer que está arruinado y sin dinero, o que haya cometido un delito. Como resultado, las personas con trastorno bipolar con síntomas psicóticos a veces son mal diagnosticados con esquizofrenia.

Las personas con trastorno bipolar también pueden abusar del alcohol o sustancias, tienen problemas de relación, y un mal desempeño en la escuela o en el trabajo. Puede ser difícil de reconocer estos problemas como signos de una enfermedad mental grave.

El trastorno bipolar suele durar toda la vida. Los episodios de manía y la depresión suelen ir apareciendo a lo largo del tiempo. Entre los episodios, muchas personas con trastorno bipolar están libres de síntomas, pero algunas personas pueden tener síntomas persistentes.

Fallos diagnósticos en el trastorno bipolar

Un reciente estudio realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Brown, en Rhode Island, ha sugerido que hasta un  50% de los casos diagnosticados de Trastorno Bipolar podrían ser falsos positivos.

Para este estudio los investigadores realizaron entrevistas a 800 pacientes psiquiátricos, utilizando un test de diagnóstico integral para los Trastornos basado en el DSM. Los encuestados también tuvieron que responder a un cuestionario donde debían indicar si habían sido diagnosticados con Trastorno Bipolar o con Trastorno Maníaco-Depresivo.

De los 800 entrevistados, 146 afirmaron que habían sido diagnosticados previamente como Trastorno Bipolar. No obstante, los investigadores observaron que sólo 64 de los mismos sufrían Trastorno Bipolar en base al diagnóstico integral que les habían realizado.

Los investigadores barajan varias hipótesis que puedan explicar la parición de estos resultados, que sugieren una excesiva diagnosticación de casos de Trastorno Bipolar. Una de ellas  especula con una mayor propensión de los especialistas a diagnosticar Trastorno Bipolar frente a otros desórdenes más estigmatizadores y para los cuales no hay un tratamiento claro. Otra teoría atribuye la “culpa” a la publicidad agresiva de los fármacos usados en los tratamientos por parte de las empresas farmacéuticas. En cualquier caso, los investigadores insisten en la necesidad de utilizar métodos estandarizados y validados para la obtención de diagnósticos fiables.

YouTube Psicoactiva

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here