nina-escribe-libreta

Si eres padre de un niño con TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), puede que te sientas alarmado y confuso. El comportamiento de tu hijo no tiene sentido, y es posible que no sepas cómo responder a los síntomas del TOC.

¿Qué es el TOC en la infancia?

El TOC es una afección médica, como el asma o una alergia. Su origen es desconocido y se cree que en el mismo está implicado un factor biológico, concretamente un desequilibrio de serotonina, una sustancia química cerebral.

Aproximadamente uno de cada 100 niños desarrolla TOC. Cuando un niño tiene TOC, procesa de forma diferente la información, lo que tiene como resultado una serie de preocupaciones y dudas incontrolables a las que llamamos obsesiones. El niño realiza compulsiones (rituales repetitivos o hábitos) en un esfuerzo por disminuir la ansiedad causada por esas obsesiones. Pero la disminución de la ansiedad es solo temporal, ya que, las compulsiones refuerzan y fortalecen las obsesiones, creando un círculo vicioso que tiene como consecuencia el empeoramiento del TOC.

El TOC se diagnostica cuando las obsesiones y compulsiones consumen tiempo, causan una angustia significativa, e interfieren con el funcionamiento diario en la escuela, actividades sociales, relaciones familiares o rutinas normales. Frecuentemente, el trastorno obsesivo compulsivo es difícil de diagnosticar, porque los niños tienden a ocultar sus síntomas debido a sentimientos de confusión y vergüenza.

El TOC infantil y la familia

Cuando un niño tiene un Trastorno Obsesivo Compulsivo, los síntomas suelen afectar a toda la familia. Los hermanos pueden sentirse confundidos, culpables, poco comprendidos y resentidos a la vez. Los padres a menudo experimentan sentimientos de frustración y culpa, a medida que su las obsesiones y compulsiones del niño no responden a la razón o el sentido común.

Como padre, te encuentras en una posición privilegiada para ayudar a tu hijo:

  • Entendiendo el TOC
  • Hablando con tu hijo sobre el TOC
  • Aprendiendo a reconocer los síntomas del TOC
  • Ayudando a tu hijo a cambiar gradualmente su respuesta a las obsesiones y compulsiones
  • Encontrando a los especialistas en salud mental adecuados, para proporcionar el tratamiento a tu hijo
  • Apoyando a tu hijo, no al TOC

5 consejos para padres con hijos que padecen TOC

1. Aprender sobre el TOC

Puedes ayudar a tu hijo explicándole qué es el TOC y cómo afecta éste a su pensamiento. Si tú mismo nos sabes lo que es el TOC, puedes aprender buscando información al respecto. Existen excelentes libros que ayudan a los niños a comprender el TOC. Algunos padres evitan usar la palabra TOC, pero a los niños les genera un gran alivio el saber que su problema tiene un nombre y que hay más personas a las que les ocurre lo mismo que a ellos.

2. Dale un nombre al TOC como el Sr. Mandón

A menudo los niños no saben cómo hablar sobre el TOC. Están avergonzados por sus pensamientos, y cuando les dices que dejen de hacer un ritual, pueden sentir que los estás atacando a ellos, y no al TOC.

Ayuda a tu hijo a externalizar el TOC dándole un nombre. Puedes llamarlo Sr. Preocupación o Sr. Mandón. A algunos niños les gusta ser creativos y crear sus propios nombres. Algunos niños lo llaman Bicho o Sr. Pesadilla.

nino-tiempo

3. No seas demasiado exigente y no señales todos los rituales de tu hijo

Cuando tu hijo tiene un problema, quieres ayudarle y arreglarlo inmediatamente. Esto puede hacer que te vuelvas demasiado entusiasta en tus esfuerzos por vencer al TOC de tu hijo. Sin embargo, esta es la batalla de tu hijo. Puedes ofrecerle tu ayuda y orientación, pero no puedes arreglar el TOC. De hecho, si señalas cada comportamiento ritual que veas en tu hijo, puedes provocar sin querer, que tu hijo se vuelva más reservado sobre el TOC. El TOC no se supera de la noche a la mañana, sino que es un proceso que requiere tiempo. Por ejemplo, puede que al principio sea todo un logro el que tu hijo pueda identificar un pensamiento obsesivo y pueda retrasar brevemente el ritual.

4. No seas parte de sus rituales

Un área sobre la que sí tienes control, es tu participación en los rituales. Algunos niños involucran a sus padres en sus rituales, pidiéndoles que hagan determinadas conductas. Siempre que sea posible, no participes en sus rituales. Puedes decirle a tu hijo: “No pienso ayudar al Sr. Mandón. Puedes escuchar lo que el Sr. Mandón te dice, pero yo no participaré.”

5. Mantente alerta ante nuevos rituales que puedan surgir

Los niños suelen ponerse a la defensiva acerca de sus rituales, y es posible, que no quieran que te des cuenta de un nuevo ritual. Por lo tanto, es importante estar atento a un comportamiento extraño o irracional. A menudo, ocurre que cuando se ha eliminado un tipo de comportamiento de TOC, otra obsesión y compulsión lo reemplazan. Es por eso que es importante darle a tu hijo las habilidades para vencer al TOC, y no solo al comportamiento específico o ritual que está manifestando en un momento puntual. Si descubres que tu hijo está haciendo un nuevo ritual, hazle saber que estás dispuesto a ayudarle a vencer al Sr. Mandón.

Tratamiento efectivo del TOC

El tratamiento más efectivo para tratar el TOC infantil es la exposición y prevención de respuesta, o una combinación de ésta con fármacos.

La exposición y la prevención de la respuesta consiste en exponer al niño a sus obsesiones y al mismo tiempo, impedirle que pueda realizar la compulsión que usa para aliviar la ansiedad generada por la obsesión. Aunque esta técnica induzca deliberadamente ansiedad, lo hace siempre de forma controlada y gradual con el objetivo de ayudar al niño a controlar sus obsesiones y compulsiones.

Algunos niños pueden aprender a manejar su TOC únicamente con la técnica de exposición y prevención de respuesta. Aunque, muchos expertos consideran que el tratamiento más efectivo consiste en la combinación de exposición y prevención de respuesta con tratamiento farmacológico. En muchos casos, la medicación se utiliza de manera temporal para aliviar los síntomas del TOC, y dar al niño el tiempo suficiente para que pueda poner en marcha con éxito la exposición y prevención de respuesta.

TOC en la infancia: consejos para padres
4 (80%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.