La terapia de las Necesidades Humanas

Las necesidades humanas y la terapia Centrada en el Cliente

El enfoque Centrado en las Necesidades Humanas es un tipo de psicoterapia que se basa en la premisa de que los seres humanos tienen un conjunto de “necesidades básicas” innatas y si estas necesidades no son satisfechas, la angustia psicológica puede aparecer. Los médicos creen que estas necesidades se han perfeccionado a lo largo de miles de años y hemos construido los recursos para ayudar a cumplir con dichas necesidades.

Cuando estos recursos no funcionan y uno o más de nuestras necesidades no se cumplen, entonces podemos sufrir psicológicamente. Al ayudar a los individuos establecen cuáles de estas necesidades no se están cumpliendo, los practicantes de la Terapia Centrada en el Cliente pueden pasar a diseñar estrategias maneras de satisfacer estas necesidades.

Las ideas detrás de este enfoque han ido evolucionando de forma lenta pero progresiva dentro de la psicoterapia desde hace siglos, sin embargo, la adaptación en un tipo de terapia fue introducida en 2003 por Joe Griffin y Ivan Tyrell. En esta página vamos a ver lo que los cómo funciona la Terapia de las Necesidades Humanas y la teoría asociada de soñar.

¿Cuáles son las necesidades humanas?

Cuando hablamos de necesidades humanas estamos hablando lo que necesita un ser humano de forma innata para su bienestar físico y mental. Se cree que este conocimiento de lo que necesitamos se ha programado en nosotros a través de nuestros genes, y que nuestras necesidades han evolucionado y adaptado de acuerdo a la vida moderna.

Hay dos grandes tipos de necesidades: las físicas y las emocionales.

Las necesidades físicas

Nuestras necesidades físicas son relativamente simples; como seres vivos que somos necesitamos aire para respirar, agua para beber, comida para comer, dormir suficiente y protección contra los elementos. Sin ellos, no podríamos sobrevivir por mucho tiempo. Además de estas necesidades esenciales, otros requisitos físicos incluyen la necesidad de ejercitar nuestros músculos y estimular nuestros sentidos. También buscamos instintivamente a cabo un hogar donde podamos crecer, reproducirnos y criar a nuestros hijos. Todo esto puede sonar muy primario, pero estos son los deseos y necesidades que hemos heredado de los primeros hombres.

Las necesidades emocionales

Nuestras necesidades emocionales son algo más complicadas y se han adaptado a como hemos evolucionado. En la raíz de estas necesidades se encuentra el deseo de conectarnos con el mundo exterior y buscar nuestra realización. Cuando no se cumplen estos deseos, podemos sufrir angustia emocional en diversas formas, lo que lleva a la enfermedad mental.

Las necesidades emocionales descritas dentro de la Terapia de las Necesidades Humanas son las siguientes:

  • Seguridad – La necesidad de encontrar territorio seguro y un entorno en el que nos podamos desarrollar plenamente.
  • Atención – La necesidad de dar y recibir atención.
  • Sentido de autonomía y control – Sentir que podemos hacer cosas por nosotros mismos y tener un sentido de la responsabilidad.
  • Intimidad emocional – Sabiendo que al menos una persona que acepta en su totalidad.
  • Sentirnos parte de una comunidad – Saber que somos parte de algo más grande.
  • Privacidad – Tener la oportunidad de reflexionar y consolidar experiencias propias por nosotros mismos.
  • Sentido de pertenencia dentro de los grupos sociales – Saber que somos valorados dentro de un entorno social.
  • Sentido de la competencia y el rendimiento – Saber que somos competentes y tenemos éxito en algo.
  • Significado y propósito – Un sentimiento que viene coherente sobre lo que hacemos y lo que pensamos.

Ambos conjuntos de necesidades pueden tener un efecto sobre el uno sobre el otro, por lo que todos deben ser considerados dentro de la Terapia de las Necesidades Humanas. Además de estas necesidades, los psicoterapeutas de esta corriente afirman que tenemos los sistemas de guía dentro de nosotros mismos que nos ayudan a satisfacer estas necesidades, estos son llamados nuestros recursos.

Estos recursos incluyen:

  • La capacidad para desarrollar la memoria a largo plazo, que nos permitirá aumentar nuestro conocimiento y aprender cosas nuevas.
  • La capacidad de conectar con los demás mediante la construcción de una buena relación y empatía.
  • La capacidad de imaginar, que nos ayuda a tomar nuestra atención de nuestras emociones y resolver problemas de manera creativa.
  • La capacidad de pensar racionalmente, analizar y planificar.
  • La capacidad de ser objetivo.
  • La capacidad de soñar, metafóricamente, para proponernos metas y logros sobre sobre nuestras expectativas.

Cuando estos recursos no funcionan correctamente, nos puede causar angustia emocional. La Terapia de las Necesidades Humanas busca establecer si existe o no es un problema con los recursos así como solucionarlo.

¿Cómo funciona la Terapia de las Necesidades Humanas?

El enfoque de las Necesidades Humanas se centra en el presente y mira a soluciones prácticas a los problemas emocionales. A través de la discusión y diversas técnicas utilizadas por el terapeuta, la Terapia tiene como objetivo establecer qué necesidad o necesidades no se están cumpliendo, por qué no se están cumpliendo y cómo esto se puede cambiar.

El terapeuta debe adaptar las soluciones para cada individuo en función de sus experiencias y preocupaciones personales. Se cree que es útil para una variedad de diferentes temas, incluyendo la ansiedad, la depresión, manejo de la ira, la adicción y dificultades de relación.

La teoría de la expectativa de cumplimiento de los sueños

El objetivo de nuestros sueños es un tema muy debatido en el mundo de la psicología, y por supuesto forma parte del enfoque Centrada en el Cliente, Joe Griffin ha esbozado una teoría en este sentido. Esta teoría, conocida como la teoría del cumplimiento de las expectativas de los sueños, sugiere que el propósito de nuestros sueños es que nos permita llevar a cabo las expectativas emocionales insatisfechas.

La teoría de los sueños sugiere que nuestros sueños son representaciones metafóricas de impulsos no cumplidos. Hay tres puntos clave dentro de la teoría:

  1. Los sueños son traducciones metafóricas de las expectativas que tenemos cuando estamos despiertos.
  2. Cualquier expectativa causada por la activación emocional sobre la que no se actúa, se transforma en sueños.
  3. Soñar funciona para desactivar la excitación emocional, completando el patrón expectativa metafórica.

Dentro la Terapia de las Necesidades Humanas, su terapeuta puede preguntarle acerca de sus sueños, pues las metáforas a menudo tienen valor terapéutico. A través de sus sueños, su terapeuta puede ser capaz de ayudarle a entender lo que es preocupante emocionalmente con más detalle.

La Terapia de las Necesidades Humanas
5 (100%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.