Contenido

En qué consiste la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT)

Terapia de Aceptación y Compromiso (o ACT) es una forma de análisis de comportamiento que utiliza estrategias de aceptación y de pensamiento para ayudar a aumentar la flexibilidad psicológica. Mientras que la terapia no se considera un tratamiento a largo plazo, se considera útil en el tratamiento de depresión, ansiedad y otros trastornos psicológicos.

La Terapia de Aceptación y Compromiso implica una serie de ejercicios prácticos para hacer salir el poder y la importancia del daño emotivo, cognitivo y los procesos de comportamiento. Su objetivo es ayudar a las personas a cambiar su relación con los pensamientos negativos y sentimientos que están teniendo sobre sus vidas y en algunos casos están afectando en gran medida su salud y bienestar.

Se posiciona en contra de  la evitación experiencial, el intento de evitar o deshacerse de los pensamientos desagradables no deseados y sentimientos, y ofrece una solución a largo plazo para el futuro de la salud y la felicidad. Esto se aplica generalmente en sesiones con los clientes o en grupos, en los que se utiliza metáforas, ejercicios de visualización y tareas de comportamiento. El número y la duración de las sesiones dependerá en gran medida de las necesidades de los participantes y de los métodos que practican del terapeuta. La duración total del tratamiento debe ser relativamente corto, sin embargo este factor también dependerá de cada caso.

La Terapia de Aceptación y Compromiso o ACT fundamenta sus bases teóricas en emplear la aceptación, entendida como la capacidad humana de experimentar el aquí y el ahora en los pensamientos, sentimientos, emociones, etc.

Esta capacidad de estar conscientes está unida al compromiso de llevar a cabo acciones acordes con nuestros valores personales, así como  a las estrategias de cambio necesarias para aumentar nuestra flexibilidad psicológica.

La ACT sostiene que a la base de los problemas psicológicos se encuentra el lenguaje que generamos, que nos produce pensamientos y sensaciones que vivimos como molestos.

El hecho de que estos problemas sean principalmente verbales, facilita que las personas tendamos a luchar contra nuestros propios eventos privados y persistamos en ello a pesar de que con frecuencia los resultados de tales luchas resulten contraproducentes.

Mediante metáforas, paradojas y ejercicios experienciales, los clientes de la ACT aprenden a contactar con los pensamientos, sentimientos, recuerdos y sensaciones, tanto los temidos y evitados como otros que surjan en el presente. Con esta terapia las personas aprenden la habilidad de re-contextualizar estos eventos privados, les ayuda a clarificar lo que realmente les importa en su vida, lo que en el fondo valoran, y adquieren el compromiso con los cambios necesarios en la acción.

  1. ACT tiene una filosofía de la vida que cuenta con el sufrimiento humano como una de las condiciones. Para encontrar soluciones tenemos que pasar por un camino de sufrimiento.
  2. El autoconocimiento es una de las cumbre humanas, pero también fuente de trastornos. El lenguaje a veces es negativo nos lleva a la hiperreflexividad característica de algunos trastornos.
  3. ACT ofrece una alternativa psicopatológica en la figura del trastorno de evitación experiencial.
  4. ACT es una innovación terapéutica. ACT se propone desmantelar el sentido común sobre la naturaleza del trastorno (y del sufrimiento), promover la orientación a la vida (a los valores) en vez del ensañamiento contra los síntomas, dar de alta a la persona frente a sus propios problemas.

Los clientes encuentren significado a su sufrimiento en el camino de responsabilidad hacia el modo de vida que persiguen y llegar a aceptar, simplemente, su condición de seres humanos.

El sufrimiento, en el sentido de volver sobre las penalidades de la vida tal como uno las vive y/o poner en el presente un sufrimiento futuro.

El ser humano, aspirando a no sufrir nunca ni por nada, ha terminado propiciando sufrir más y por más cosas.

El modelo de terapia ACT

Aunque la terapia de aceptación y compromiso no es un conjunto específico de técnicas, hay seis procesos básicos empleados para establecer la flexibilidad psicológica. Cada una de estas áreas se conceptualizan como una habilidad psicológica positiva para que los individuos eviten o prevengan pensamientos y sentimientos negativos. ESTA TERAPIA SE CENTRA EN LOS SIGUIENTES ASPECTOS:

  • Aceptación: Enseñada como una alternativa a la evitación experiencial, aceptación supone tener en cuenta los sentimientos dolorosos y experiencias privadas sin tratar de cambiar su frecuencia o forma. Se anima a los clientes de la terapia ACT para abrir voluntariamente y dejar ir de su lucha interna con estos problemas no deseados. En esencia, esto puede ayudar a aprender maneras de hacer frente a ellos.
  • Fusión cognitiva: También conocida como la separación emocional, se refiere a un conjunto de técnicas que tratan de cambiar las funciones de los pensamientos y sentimientos negativos y cómo afectan a un individuo. Procedimientos que pueden seguirse incluyen el fomento del individuo para observar externamente sus problemas no deseados, dándole una forma, tamaño, color, velocidad o forma. Por recontextualización de recuerdos y experiencias incómodas, las personas pueden aprender a relacionarse con ellas de una manera diferente, que no implique hacer ningún tipo de valor particular hacia ellos.
  • Ponerse en contacto con el momento presente: La terapia ACT anima a los clientes a ser psicológicamente presentes, a hacer un esfuerzo consciente para conectar con lo que está sucediendo en el aquí y ahora. Para que los individuos experimentan el mundo de forma más directa que se piensa para hacer su comportamiento y pensamiento más flexible. Se utiliza a menudo como una herramienta para las personas que describen los acontecimientos actuales, en lugar de predecir y juzgarlos.
  • La auto observación: La terapia ACT considera a la mente como una combinación de dos partes. Una parte es el “yo pensando”, que es responsable en una persona de sus pensamientos, creencias, juicios y fantasías, mientras que la segunda parte:” el yo observador” se ocupa de la atención y la conciencia. Esta última es la parte de la mente que permite a los individuos a desarrollar habilidades de atención plena.
  • Valores: Los valores son las cualidades que los individuos han elegido para vivir, y son esenciales para el desarrollo de los objetivos de la terapia. Existe gran variedad de ejercicios que se utilizan para ayudar a los clientes a elegir una dirección en la vida en diversos ámbitos, como la familia y la carrera, y la realización de éstas por lo general proviene de la capacidad de un individuo para seguir a través de los procesos de aceptación, de fusión y el contacto con el momento presente.
  • Las acciones comprometidas: La etapa final del modelo de terapia ACT consiste en el establecimiento de objetivos concretos que sean consistentes con los valores elegidos de un individuo. Se considera esencial que la persona que toma parte se comprometa a estos objetivos con el fin de fomentar los cambios necesarios para descubrir un mayor sentido de la vida, el bienestar y la plenitud. Este proceso consiste en elementos de la terapia conductual tradicional, tales como la adquisición de habilidades, métodos que dan forma y la fijación de objetivos. Estos esfuerzos de cambio de comportamiento, a su vez ayuda para hacer frente a las barreras psicológicas que ya están contemplados en otros procesos de terapia ACT.

La paradoja es vivir en un mundo más cómodo, más seguro, más preciso, muchísimo menos doloroso y encontrarnos abrumados por el sufrimiento generado, precisamente, por ese mundo diseñado para buscar la felicidad evitando el sufrimiento.

Consejos vitales en ACT

  1. Compórtate de acuerdo con tus valores y luego te sentirás bien, en lugar de primero el sentimiento de bienestar y luego actúa o haz tu vida.
  2. Se asume que el sufrimiento es normal y que es una señal de que el cliente está muy cerca delo que al cliente le importa.
  3. Se asume que hay más vida en un momento de dolor que en un momento de alegría.
  4. El terapeuta asume con sus pasos que todas las personas esperan aspiran sueñan y quieren una vida más amplia, más rica y llena de significado.

¿Quién puede beneficiarse?

Terapia de Aceptación y Compromiso puede ser beneficiosa para una amplia gama de personas. Para alterar la función más que la existencia de pensamientos y sentimientos desagradables, e hace especialmente útil para ayudar a hacer frente a problemas como la ansiedad, la depresión, los trastornos obsesivo-compulsivos, los traumas, el abuso de sustancias, trastornos de la alimentación e incluso los síntomas psicóticos.

Los elementos de la atención plena de la terapia ACT también son eficaces para ayudar a las personas a mejorar su rendimiento deportivo o en los negocios. En muchos modelos de entrenamiento y terapia, la atención tiende a ser enseñada a través de la meditación, sin embargo, la ACT emplea una gama de herramientas para enseñar estrategias de atención plena diferentes. Esto hace que sea un enfoque más atractivo para los que quieren dominar rápida y fácilmente la atención sin tener que meditar.

Todas las Terapias Psicologicas

Terapia de Aceptación y Compromiso, conceptos básicos
5 (100%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.