¿Qué es el Síndrome de Fatiga Crónica?

El Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) es un trastorno grave de debilidad o fatiga incapacitante y persistente, acompañado de síntomas somáticos inespecíficos, tiene una duración mínima de 6 meses y no es atribuible a ninguna enfermedad o causa conocida.

Podemos decir que se produce una sensación de agotamiento, falta de energía, fatiga, etc…que no está relacionada con la falta de sueño o la conocida apatía. Para poder considerar dicho estado como crónico, nuestro cansancio deberá ser en todo caso prologando en el tiempo tanto a niveles físicos como mentales. Habrá días pues, en los que sentiremos a nuestro cuerpo le cuesta realmente soportar el día a día. Si en algo notamos los síntomas es que aunque descansemos seguiremos estando cansados, y por lo tanto nos impedirá tener una vida normal y corriente.

Dicho síndrome suele relacionarse con el estrés, teniendo su origen en nuestro estilo de vida y que además suele empeorar después de realizar algún tipo de esfuerzo físico o alguna clase de ejercicio. Si hablamos de alimentación observamos que si esta no está del todo equilibrada podría también influir o por ejemplo otros factores, tales como: sedentarismo, malos hábitos del sueño, alcoholismo, tabaquismo, etc…

Para ser diagnosticado con esta condición, el cansancio debe ser lo suficientemente intenso como para disminuir la capacidad para participar en actividades normales hasta en un 50%.

Síntomas principales de la fatiga crónica

En primer lugar hemos de saber que la fatiga es sólo una parte de todos los síntomas que pueden aparecer en el Síndrome de Fatiga Crónica.

En realidad, los síntomas de SFC son similares a los de las de las infecciones virales comunes, con dolores musculares dolor de cabeza y fatiga. Éstos aparecen en cuestión de unas horas o días y duran 6 meses o más.

Los síntomas del Síndrome de Fatiga Crónica pueden incluir:

  • Dolores de cabeza
  • Ganglios linfáticos sensibles
  • Dolor de garganta
  • Dolor muscular
  • Dolor en las articulaciones
  • Sensación de cansancio
  • Sensación de malestar después de un esfuerzo físico.
  • Otros…

Estos síntomas se mantienen de forma sostenida en el tiempo o van y vienen a lo largo de más de seis meses. Es importante señalar que los signos y síntomas del síndrome de fatiga crónica a menudo son similares a los de otros problemas de salud.

Los pacientes que la padecen comentan que sufren una reducción crítica en los niveles de su actividad física, así como de la complejidad de dicha actividad, con un deterioro comparable a otras condiciones médicas fatigantes como el lupus, la artritis reumatoide, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o los efectos de la quimioterapia.

Mientras que algunas personas consiguen llevar vidas relativamente normales, otras están totalmente postradas en la cama e incapaces de cuidar incluso de sí mismos.

Las causas del Síndrome de Fatiga Crónica

La causa del Síndrome de Fatiga Crónica es desconocida. Para descubrir posibles desencadenantes los investigadores están estudiando la relación entre el estrés, el sistema inmunológico, las toxinas, el sistema nervioso central y la activación de algún tipo de virus latente.

Algunos investigadores sospechan que puede ser causada por un virus, como el virus de Epstein-Barr o el virus humano del herpes virus-6 (HHV-6). Sin embargo, ningún virus específico ha sido identificado como la causa.

Los estudios sugieren que el SFC puede ser causado por la inflamación del sistema nervioso, y que esta inflamación puede ser algún tipo de proceso o respuesta inmune.

Otros factores como la edad, una enfermedad previa, el estrés, el medio ambiente o la genética también pueden desempeñar un papel.

El diagnóstico de Síndrome de Fatiga Crónica

Dado que no existe una prueba de laboratorio específica que identifique de manera fiable el Síndrome de Fatiga Crónica, y porque el SFC se parece mucho a otras enfermedades tales como la mononucleosis, la fibromialgia, enfermedad de Lyme o la esclerosis múltiple, el primer paso diagnóstico por lo general implica una serie de pruebas que tienen como objetivo médico descartar otras enfermedades.

Los tratamientos para el Síndrome de Fatiga Crónica

El objetivo principal del tratamiento del SFC es lograr el alivio de los síntomas.

Los pacientes con SFC deben evitar esfuerzos excesivos sí como el estrés físico y emocional. El ejercicio moderado, controlado por un médico o terapeuta físico, puede mejorar los síntomas. Un ejercicio ligero y los estiramientos cuatro horas antes de acostarse, también puede ayudar a mejorar el sueño.

La Terapia Cognitiva Conductual se ha visto que es de gran ayuda en estos casos, sobre todo para sobrellevar los síntomas de esta terrible dolencia.

Los medicamentos utilizados para tratar los síntomas específicos del SFC incluyen antidepresivos para ayudar a mejorar los síntomas depresivos que la suelen acompañar, ansiolíticos para tratar los trastornos de pánico y los fármacos antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno para tratar el dolor.

4 Comentarios

  1. Muy acertado su comentario. Actualmente siento que padezco de fatiga crónica ya que tengo todos esos síntomas. Ciertamente está muy relacionado al estrés e influyen mucho los malos hábitos.

  2. Tengo fibromialgia, fui diagnosticada en 1998, pero desde hace un par de años he ido empeorando, pues mucho de lo q hacia ya no puedo hacerlo. Me envían a hacer ejercicios y notó que eso empeora mi agotamiento. Estoy cansada TODO el tiempo y nadie me comprende. Tan sólo las tareas del hogar resultan en un gran esfuerzo para mi. Será posible q tenga también este síndrome?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here