El perdón es una invitación a una segunda oportunidad para el amor

Puede ser difícil de perdonar, especialmente si tu pareja ha roto el más solemne de sus votos. Pero sorprendentemente, la infidelidad no siempre es fatal para una relación, y es que cada pareja es un mundo.

Con la comunicación adecuada, la terapia y la voluntad de dejar ir, muchas parejas consiguen ir más allá de ella. Por extraño que pueda parecer, en algunos casos, el proceso de curación puede construir una relación más fuerte.

Las parejas que sobreviven a esta tragedia, lo hacen cuando la persona infractora asume la responsabilidad de sus acciones y tratan abiertamente con el dolor y el de su pareja rabia. La mayoría de la gente no puede imaginar vivir con alguien que los ha traicionado de esta manera, pero la verdad es que con el tiempo y mucho trabajo duro, el dolor puede llegar a ser curado. Con el fin de hacer que esto ocurra, el que ha sido traicionado debe aceptar que su pareja cometió un gran error y permitir, si lo hace de corazón, que se arrepienta.

La pareja infiel tiene que darse cuenta de que, durante algún tiempo, su compañero o compañera va a lanzarle toda clase de preguntas que tienen que contestar con la verdad y de una manera amable y sensible. Esto es parte del proceso de curación, y también ayudará al transgresor a perdonarse a sí mismo. A través de este proceso que muchas parejas han llevado a cabo, y aunque la infidelidad no se puede llegar a olvidar, sí puede llegar a ser perdonada.

Las infidelidades ocurren porque la mayoría de las parejas entran en relaciones inconscientes de cómo hacer frente a sus sentimientos, tanto dentro como fuera de su compromiso. Algunas personas dan demasiado poco valor de la profundidad del amor y piensan, erróneamente, que “lo que no saben no les hará daño.” Pero la verdad es que una infidelidad se llevará a la energía lejos de la relación primaria y la pareja va a sentir que ha quedado en un segundo plano.

Sin embargo, el perdón no es obligatorio o necesario. En los casos en que el transgresor no se disculpa ni asume la responsabilidad de sus acciones, es imperativo que el que ha sido traicionado siga adelante con su vida, incluso si eso significa romper la familia y empezar de nuevo. La lógica aquí es que si la pareja infiel no puede asumir su culpabilidad ni entender por qué eligieron realizar esta acción que hace tanto daño, lo más probable es que vaya a repetirlo.

La reconstrucción de la confianza y la intimidad que ha sido robada tras la infidelidad nunca va a ser fácil, pero es factible. Se inicia con la voluntad de dejar el pasado atrás y empezar de nuevo. Si esto ha sucedido en tu relación, debes pensar antes de reaccionar a tus sentimientos heridos para hacerlos de la forma más apropiada. Encontrar un terapeuta que tenga experiencia en esta área puede ser de gran ayuda, así como hacer un poco de investigación por tu cuenta. Un gran libro para aquellos que están pasando por el dolor de una infidelidad es “Después de la infidelidad” de Janis Abrahms Spring, Ph.D.

Recuerda que es totalmente normal no saber qué hacer o cómo sentirte. Hay un camino de regreso, y aunque es mucho menos transitado, es una invitación a una segunda oportunidad al amor y a la vida.

¿Se puede perdonar una infidelidad?
4 (80%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.