meditación conquista de uno mismo


Cuando las circunstancias vitales nos sobrepasan, lo primero que pensamos es en que nos gustaría estar durante un largo tiempo en una isla desierta. Ante esta situación podemos tomar dos medidas: irnos a una isla desierta y, posiblemente, morirnos de hambre o realizar un retiro de silencio. Los retiros de silencio existen y están más presenten de lo que parece. Sin embargo, si queremos acceder a ellos debemos buscar información específica, ya que no nos los venden en las agencias de viajes ni están de moda en las redes sociales.

A lo largo de este artículo se explicará qué es un retiro de silencio y en qué consiste. También se ofrecerán algunos consejos y se abordarán los beneficios que proporcionan. En el artículo se abordará de forma breve este tipo de actividades ya que lo mejor para saberlo es realizar uno. A pesar de poder parecer algo místico y que “no va con nosotros”, los retiros de silencio están abiertos a todos aquellos que quieran ir y aprender a conectarse consigo mismo.



¿Qué es un retiro de silencio?

Un retiro, como su propio nombre indica, consiste en retirarse de la vida diaria y todo lo que ello implica durante un tiempo estipulado. Por lo general, los centros de retiros suelen organizarlos de diferente duración: un fin de semana, una semana, diez días, dos semanas… También existen retiros de un mes, tres meses y hasta incluso de varios años, pero a no ser que tengamos tiempo y queramos dedicarnos a una vida más espiritual, con retiros máximo de diez días nos basta para “transformar” nuestra vida.

Lo ideal, para aquellos que nunca hayan realizado un retiro de silencio es empezar con uno de un fin de semana. La desconexión total del día a día puede agobiar a muchas personas, por lo que es preferible aprovechar al máximo un retiro de dos o tres días que pasarlo mal en uno de diez. Aún así, es preciso saber que si nos agobiamos podemos abandonarlo o hablar con el responsable para comunicarle nuestro malestar.

Por otro lado, en un retiro lo recomendable es desconectar el teléfono móvil o tenerlo en modo avión (sólo usarlo para alarma). Se recomienda no escribir ni leer. Aunque si es nuestro primer retiro y no es muy estricto, no hay problema en leer alguna lectura espiritual o escribir nuestra experiencia a modo de diario. Los grandes maestros budistas como Lama Rinchen, afirman que si se elije leer un libro, lo recomendable es que sea la biografía de un gran maestro, así nos puede servir de inspiración.

Meditación y charlas

Uno de los puntos principales de este tipo de retiros es la meditación y las charlas sobre diferentes temáticas. En general, cuando se realiza un retiro, suele haber un maestro o un monitor que enseña a meditar y dirige varias meditaciones a lo largo del día. Al mismo tiempo, también ofrece charlas sobre el amor, la compasión y el autoconocimiento. De esta forma, indagamos en nuestro ser y expandimos nuestra forma de vernos a nosotros mismos, a los demás y la vida en general.

Consejos

Poco a poco, se van desgranando algunos consejos a lo largo del texto, sin embargo, ahora se van a exponer una serie de recomendaciones para sacar mayor provecho al retiro.

  • Desconectar el móvil. El objetivo de un retiro es desconectar de todo aquello que nos rodea en nuestro día a día y darnos un tiempo sólo para nosotros. Si seguimos enganchados al móvil no tendrá el efecto deseado. Así pues, desconectar el móvil desde que entramos hasta que salimos será fundamental para que el retiro de silencio cale en nosotros y surta efecto.
  • Evitar hablar. Como su nombre indica, el silencio será muy importante. De esta forma, comenzamos a estar con nosotros mismos y a escuchar nuestros pensamientos. Es hora de hacer frente a nuestra mente.
  • Atención plena. Aunque en el retiro nos den clases de meditación, es recomendable atender de forma plena a todo aquello que hacemos. Cuando caminemos por el lugar, lo haremos atendiendo a cada paso. Cuando comamos, saborearemos la comida y atenderemos a nuestro plato. De esta forma, al estar presentes en lo que hacemos, aprenderemos a vivir el instante y a desconectar de las emociones negativas.

Beneficios de un retiro de silencio

Los beneficios dependen en gran medida de la duración del retiro y del tipo. En este artículo abordaremos aquellos retiros en los que se ofrecen enseñanzas sobre meditación.

  • Relajación. Uno de los primeros beneficios es la relajación. Gracias a un lugar tranquilo, a estar retirado del día a día, de la meditación y del silencio, uno de los primeros beneficios que obtenemos en una relajación a nivel general. Tanto nuestro cuerpo como nuestra mente se ven beneficiados por este estado de relajación.
  • Mente tranquila. La meditación y el silencio nos ayudarán en la gran tarea de tener una mente tranquila. Al vivir en una sociedad cada vez más exigente, nos puede parecer imposible darle un respiro a nuestra mente. Sin embargo, es posible gracias a este tipo de retiros.
  • Disminución de la ira. Debido a la relajación y a nuestra mente más tranquila, nos volvemos menos irascibles. Lo que antes podía molestarnos, ahora lo vemos desde otra perspectiva. Sobre todo, si hemos recibido charlas espirituales sobre amor y compasión. Además, al calmar nuestra mente, también se “desactiva” nuestro estado emocional alterado, por lo que somos menos reactivos a estímulos externos aversivos.
  • Aumento de la felicidad. Al relajar la mente, al comprendernos mejor a nosotros mismos como a los demás y la vida, nuestra felicidad aumenta. Comenzamos a ver los fenómenos de otro modo y nuestra forma de ver la vida cambia.

Reflexión final

En este artículo se ha repasado de forma breve en qué consiste un retiro de silencio y cuáles son sus beneficios. Por mucho que se escriba, hasta que no lo experimentamos no sabremos realmente todo el potencial que tiene. Así pues, cuanto antes hagamos uno, antes podremos gozar de sus beneficios. ¿A qué estamos esperando para darnos un tiempo sólo y exclusivamente para nosotros? ¿A caso no lo merecemos? 





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here