Contenido

¿Qué es el insomnio?

El insomnio lo podemos entender como una dificultad para poder iniciar o mantener el sueño. De hecho el insomnio suele ser la queja más relacionada con los problemas del sueño. Las causas, los síntomas y la gravedad de éste pueden variar de persona a persona, pudiendo incluir los siguientes puntos:

  • Dificultad para mantener el sueño toda la noche seguida
  • Dificultad para poder conciliar el sueño
  • Despertarse demasiado temprano en la mañana

Estos aspectos los englobamos en lo que se conoce como insomnio inicial en los dos primeros puntos e insomnio terminal en el último punto. Si nos remitimos a algunos datos para hacernos a la idea del padecimiento, en la población se estima que hasta un 30-35 % de los adultos lo sufren. También se hace necesario diferenciar el insomnio del pasar una mala noche, que como es lógico le puede suceder a cualquier persona. No obstante, si la persona sospecha que sufre insomnio, lo recomendable es que acuda a su médico para que le pueda indicar el tratamiento adecuado.

Evidentemente, la falta de sueño implica aspectos que hacen que nuestro descanso se vea mermado y por tanto nuestra calidad de vida no sea la deseada. Tendremos en cuenta que hay dos tipos de insomnio, basado en su duración o llámese regularidad, es decir según la duración de los síntomas.

Insomnio a corto plazo

Este tipo de insomnio se caracteriza por ser breve, pues se estima que tiene una duración aproximada de hasta 3 meses. Se suele producir en un 15 a 20 % de las personas.

Insomnio crónico

En este caso, esta clase de insomnio se suele producir por lo menos unas tres veces por semana, teniendo una duración de al menos tres meses. Alrededor del 10 % de las personas sufren dicha clase de insomnio. Aquí volvemos a remitirnos a nuestro médico, porque hay que anotar que esta clase de insomnio debe ser diagnosticado por un médico.

El insomnio puede producirse por diversas causas, a continuación se exponen algunas a grandes rasgos.

Hábitos inadecuados e higiene defectuosa del sueño

Si no tenemos un horario regular tanto para acostarnos como para levantarnos evidentemente sufrimos cambios de hábitos, estos alteran el ciclo normal conocido como sueño-vigilia, dando lugar a una tendencia de somnolencia diurna, entre otros factores desencadenantes que sin duda notaremos. También el abuso de sustancia excitantes tales como por ejemplo, el café, el té o incluso los refrescos con cola, contribuyen a la aparición del insomnio y hasta fármacos ya que el abuso de sustancias excitantes como es lógico no ayudan precisamente a conciliar el sueño. Sin olvidar el alcohol, que puede facilitar el inicio del sueño, pero posteriormente se produce una fragmentación del mismo.

Insomnio de carácter psicológico

Si hay algo curioso e interesante en las personas, son los efectos psicológicos así como la percepción.  Por regla general, las personas solemos asociar nuestra cama y complementos (pijama, mantas) al sueño.  Pues bien aquí encontramos lo que se conoce como insomnio psicofisiológico, el cual consiste en una reacción inversa, en la que se desarrolla una asociación progresiva de la habitación y la cama con la vigilia. Dicho trastorno es frecuentemente situacional y está relacionado con algún tipo de evento estresante específico.

Podríamos seguir con más información sobre tipos de insomnio, pero en todo caso en este post hemos hecho simplemente una pequeña introducción sobre su definición y algunas posibles causas. Como se comenta a veces, se necesita un tratamiento y por lo cual como es lógico muchas personas acuden a su médico.

Entonces, ¿Existen remedios naturales para combatir también el insomnio? Sí, así es, pero antes de pasar a ellos hay que dejar claro que lo primero será acudir a nuestro médico y explicarle nuestra situación y que los remedios naturales son complementarios y que no está de más preguntar a nuestro facultativo la opinión de esta terapia complementaria. Por ello a continuación si eres una persona interesada en remedios naturales y sufres insomnio puedes que estos te interesen, si te parece vamos a ver algunos, también comentarte que no todos estos remedios están realmente probados, pues por ejemplo tomar un vaso de leche antes de dormir parecía ser uno de ellos, sin embargo hace poco tiempo en televisión en las noticias sugerían que solo era un mito.

Remedios naturales

  • Infusiones: La Valeriana, la Valeriana es un relajante natural, esta se convierte en una gran opción para personas que padecen insomnio, se debe tomar un vaso aproximadamente de unos 300 mililitros con 3 a 6 gotas de valeriana, no es necesario que se caliente, pero dependerá del gusto de la persona, eso sí, se recomienda toma una media hora antes de irse a dormir.
  • La lechuga, una gran aliada: Suena curioso, pero parece ser que la lechuga tiene propiedades con carácter sedante. Se recomienda tomar una ensalada de lechuga en la cena y antes de ir a dormir no olvides prepararte una infusión de lechuga. Para ello se hierve agua con hojas de lechuga aproximadamente durante unos 10 minutos, luego se cuela y se deja enfriar. Comentar que su sabor no es precisamente agradable, pero todo sea por una buena causa, pero si sabor no consigue cautivarte que sepas que le puedes añadir un poco de miel.
  • Un buen baño para relajarse: Después de un largo y duro día un buen baño te ira de maravilla, pruébalo a hacer unas dos horas antes de ir a dormir, seguro que te sentará muy bien y ese acusado cansancio tendrá su recompensa al llegar el sueño, pero recuerda, dos horas antes, no media hora, porque podrías producir el efecto contrario al deseado.
  • Una manzanilla, por favor: Antes hemos nombrado la famosa valeriana, pero piensa que otras hierbas y además combinadas pueden ayudarte. Por ejemplo, la querida manzanilla la cual tiene propiedades calmantes, además ayudan a aliviar la ansiedad y el tedioso estrés y lo mejor la puedes mezclar también con miel. Cuando hablamos de combinarlas con otras infusiones se refiere a que por ejemplo entre medio podemos tomar un té, si así de desea.

Otros consejos

Como habrás podido comprobar, estos remedios son muy naturales, pero también debes tener unos buenos hábitos, así pues ponte manos a la obra y te en cuentas algunos de estos puntos para tener un buen y merecido descanso:

  • Evita cenas copiosas, cena algo ligero, tu estomago te lo agradecerá.
  • Olvida la televisión, vete a dormir que seguro al día siguiente lo notarás.
  • Nada de excitantes, ya se comentaba anteriormente los efectos que estos pueden producir.
  • Establece ciclos regulares. Si te levantas y acuestas a una hora, que sea siempre la misma.
  • Escucha música relajante. La música tiene un poder impresionante, imagínate trasladado al mundo de la relajación.
  • Un baño caliente antes de dormir, que no falte.
  • Y por supuesto un buen equipo de descanso, ya que no siempre somos conscientes de la importancia donde dormimos, si dormir es vital lo es tanto psicológicamente como físicamente, la columna vertebral debe mantener su curvatura fisiológica.

Bueno dicho todo esto y esperando que te haya gustado este modesto post, espero que Morfeo te reciba con los brazos abiertos y que tus sueños sean placidos y sobretodo óptimos para tu calidad y bienestar.

También te puede interesar: ¿Qué significa Namasté?

David Álvarez. Terapeuta

Remedios naturales para combatir el insomnio
4.5 (90%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.