Gaslighting
Abuso emocional: Gaslighting

A diferencia de abuso físico o sexual, abuso emocional puede ser mucho más difícil de identificar y reconocer. El abuso emocional es a menudo difícil de determinar por parte de la víctima en cuanto a cantidad y duración, y además ocurre en múltiples formas. En esencia, el abuso emocional se basa en sacar a la luz los miedos profundamente arraigados de rechazo, abandono, falta de mérito, la vergüenza y labilidad emocional.

El Gaslighting es una de las tácticas principales que se utilizan en el abuso emocional.

El Gaslighting

Tiene como objetivo crear una gran cantidad de confusión y duda de sí mismo en la víctima. El término se basa en la obra de teatro de 1938 y la posterior película de 1944 “Luz de gas”, en el que un marido trata de llevar a su esposa a la locura bajando las luces en su casa, y luego negando este hecho cuando su esposa lo verbaliza. En español también se llama “hacer luz de gas” y esta forma de abuso psicológico consistente básicamente en dar falsas informaciones para hacer dudar a la víctima de su memoria, percepción y/o cordura. Esto puede ir desde simples negaciones por parte del abusador de que determinados eventos hayan ocurrido, hasta la escenificación de situaciones extrañas para desorientar a la víctima. Este tipo de abuso induce a la víctima a cuestionar sus propios sentimientos, su memoria, sus instintos o incluso su sentido de la realidad.

Frases como “estás loco/a, eso nunca ocurrió“, “estás haciendo las cosas mal” o “eres demasiado sensible“, son algunas de las utilizadas en estos casos.

Principales técnicas de Gaslighting

Las personas que hacen Gaslighting suelen utilizar las siguientes técnicas:

1. Dicen mentiras flagrantes

Sabes que lo que está diciendo es una mentira. Sin embargo está diciendo esta mentira con tanta seguridad que verdaderamente te hace dudar. Con esta actitud crea un precedente y te genera duda e indecisión.

2. Niegan que alguna vez dijeron algo, a pesar de que tengas pruebas

Sabes que dijo que iba a hacer algo, y sabes que lo escuchaste. Pero lo niegan rotundamente. Hace que empieces a cuestionar tu realidad, tal vez nunca dijiste eso… Y cuanto más lo hace, más te cuestionas tu realidad y empiezas a aceptar las suyas.

3. Utilizan lo que es cercano y querido por ti para atacarte

Sabe lo importante que tus hijos son para ti, y sabe lo importante que tu identidad y tu autoestima. Así que estas pueden ser una de las primeras cosas que ataque. Si tienes hijos, incluso puede que te diga que no deberías haber tenido esos niños. Te dirá que serías una persona digna solamente si no tuvieras una larga lista de rasgos negativos. Él o ella ataca la base de tu bienestar.

4. Sus acciones no concuerdan con sus palabras

Lo que está diciendo no significa nada, deja que acabe de hablar y fíjate en lo que hace. Sus acciones son más sinceras que sus palabras.

5. Utilizan el refuerzo positivo para confundirte

Primero te dice que no vales y luego te alaba por algo que hiciste. Esto añade un sentido adicional de inquietud. Uno piensa: “Bueno, tal vez no sea tan malo.” Pero es una estrategia calculada para mantenerte descentrado una y otra vez, para cuestionar tu realidad.

6. Saben que la confusión debilita a las personas

Los Gaslighters saben que a la gente le gusta tener una sensación de estabilidad y normalidad. Su objetivo es erradicar esto y hará que te cuestiones constantemente todo. Y la tendencia natural de los seres humanos es fijarse en la persona que le ayudará a sentirse más estable, y esta persona pasa a ser el Gaslighter.

7. Utilizan la proyección

La proyección es el acto de colocar sentimientos inaceptables sobre otra persona. Por ejemplo, una persona que se siente inferior acusa constantemente a otros de ser estúpidos o incompetentes. El objetivo de la proyección es trasladar la responsabilidad y la culpa de uno mismo hacia otra persona. Las víctimas de abuso emocional no siempre son conscientes de que los sentimientos de otra persona están siendo proyectadas sobre ellos, por lo que interpretan estos sentimientos como suyos.

8. Tratan de poner a la gente en tu contra

Los Gaslighters son maestros de la manipulación. Saben cómo encontrar a las personas que se pondrán de su parte y a la vez en tu contra. Pueden hacer comentarios como: “Esta persona sabe que no está bien”, o “esta persona también sabe que eres inútil.” Ten en cuenta que no significa que en realidad esas personas dijeran estas cosas. Un Gaslighter es un mentiroso compulsivo. Cuando el Gaslighter utiliza esta táctica te hace sentir como si no supieras en quién confiar, por lo que empiezas a evitar las amistades y tu mundo se reduce al Gaslighter. Y eso es exactamente lo que quiere: el aislamiento les da más control.

9. Les hará creer a los otros que estás loco/a

Esta es una de las herramientas más eficaces de la Gaslighter, pues logran la indiferencia de los demás. Sabe que si cuestionan tu cordura, la gente no te creerá cuando les digas que te está tratando de forma abusiva o fuera de control. Es una técnica maestra.

10. Le dicen a todos los demás que eres un mentiroso/a

Diciéndole que todos los demás (familia, amigos o incluso en las redes sociales) que eres un mentiroso/a, de nuevo te hace cuestionar tu realidad. Esta es una técnica más de manipulación. Hace que los otros cuestionen toda tu información, creyendo que en realidad no es “correcta”.

Gaslighting

10 signos de Gaslighting

  1. Dudas constantemente de ti mismo.
  2. Empieza a cuestionarte si eres demasiado sensible.
  3. A menudo te sientes confundido/a y tienen dificultades para tomar decisiones simples.
  4. Te disculpas constantemente.
  5. No puedes entender por qué eres tan infeliz.
  6. A menudo excusas el comportamiento de esa persona.
  7. Sientes que no puedes hacer nada bien.
  8. A menudo te sientes como si no fueras lo suficientemente bueno/a para los demás.
  9. Tienes la sensación de que antes solías ser una persona más segura, relajada y feliz.
  10. No te comunicas realmente con tus amigos y familiares, por lo que evitas explicar las cosas.

El Gaslighting por lo general ocurre de manera gradual en una relación, tan gradualmente que las acciones de la pareja abusadora parecen inofensivas al principio. Pero con el tiempo, la víctima empieza a sentirse confusa, ansiosa, aislada y deprimida, e incluso pierde el sentido de lo que está sucediendo realmente.

Etapas del Gaslihgting

El proceso del Gaslighting sucede en etapas, aunque las etapas no siempre son lineales y se superponen en ocasiones, reflejando muy diferentes estados emocionales y psicológicos.

La incredulidad: es cuando se produce la primera señal de Gaslighting, pensamos que el comportamiento entre nosotros y nuestra pareja, jefe o amigo es extraño o anómalo. Pero es una conducta que no será aislada, sino que se va a repetir en el tiempo.

La defensa: la siguiente etapa es aquella en el que de alguna forma nos defendemos de la manipulación del Gaslighter. Por ejemplo, tu jefe te dice que no está satisfecho con tu trabajo y no te va a subir de categoría o asignación; le preguntas el porqué de esto, pero en lugar de abordar el problema, él te dice que estás demasiado estresado/a o que eres una persona demasiado sensible… bueno, tal vez haya algo de cierto, pero no responde a la pregunta de por qué no te tiene en cuenta para estas mejoras. Intentas hablar con él  para empezar a defenderte y decirle a su jefe que no eres sensible o estás estresado/a, o bien, que el estrés no interfiere con tu capacidad para trabajar. Durante esta etapa la persona abusada se vuelve loca por tener una conversación y aclarar las cosas, repasando una y otra vez en su mente, como en una cinta sin fin, los argumentos que va a decirle. Pero el abusador evita toda conversación racional que lleve a una explicación clara y un entendimiento mutuo, sencillamente vuelve a dar razonamientos confusos que hacen desorientar más a la víctima.

La depresión: cuando llegamos a esta etapa significa que estamos experimentando una notable falta de alegría. Algunos de nuestros comportamientos habituales los sentimos como extraños y nos cuestionamos nuestras acciones o incluso nuestra forma de vernos a nosotros mismos. Nos cortamos cada vez más con los amigos, de hecho, no hablamos a la gente acerca de esta relación para evitar exponer nuestros “fallos”. Pocas veces las personas pueden expresar su preocupación acerca de cómo se encuentran y que están sintiendo que les tratan como si realmente tuvieran un problema.

Conclusiones

Con el Gangslihgting las víctimas no reconocen el abuso emocional cuando está sucediendo. En última instancia, el Gaslighting crea un profundo sentimiento de confusión, incompetencia y miedo.

Los abusadores hacen que sea difícil para las víctimas el pensar con claridad suficiente como para tomar medidas de protección para ellas mismas.

Es importante tener en cuenta que las personas que han sido víctimas de abuso emocional durante su niñez, tienen un mayor riesgo de ser víctimas de abuso emocional en la edad adulta.

 

1 Comentario

  1. Y si no estas segur@ por las dudas propias del abuso emocional, como sabes si realmente necesitas un terapeuta?
    Alguien debe tomar las decisiones por el maltratado? Como puedes demostrar que sufres abuso emocional si te han echo desconfiar de tu propia cordura.
    Sólo quiero exponer la posición del presunto maltratado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here