Si hay un sector de la población que sea receptivo a un masaje sin duda los niños y bebés son uno de ellos. Su respuesta en este caso a un masaje de reflexología podal suele ser rápida y efectiva. Será para estos una especie de juego positivo lleno de caricias pero también de técnica buscando todos sus beneficios a nivel orgánico. Por tanto si un padre o madre aprende a practicar dicho masaje con su hijos además de pasarlo bien afianzará su relación.

Beneficios de la reflexología podal en los niños

La reflexología es una técnica segura y efectiva para utilizarla con los más pequeños de la casa. Se basa en el principio de que los puntos reflejos que se encuentran en los pies y las manos corresponden a órganos, músculos, huesos y sistemas corporales específicos.

Los pies de los bebés no tienen los arcos desarrollados todavía, y su piel y huesos generalmente son bastante suaves, lo que hace que la reflexología sea una modalidad efectiva y rápida para ellos. Al aplicar una presión suave a las áreas congestionadas en los pies, se pueden liberar bloqueos para restaurar el flujo de energía a todo el cuerpo.

Los resultados para los bebés a menudo se experimentan de inmediato y pueden calmar a un bebé malhumorado o ayudar a aliviar los dolores de estómago o el estreñimiento.

La reflexología con niños puede comenzar en el momento del nacimiento y se puede utilizar como una herramienta valiosa para que los padres disipen las tensiones de sus hijos de una manera enriquecedora. A medida que el bebé crece y comienza a caminar, el uso de la reflexología también se puede combinar con el control del desarrollo de los pies. Los pies de los niños se deben revisar regularmente para evitar problemas causados ​​por zapatos que no le quedan bien, como: pies planos, callosidades, deformidades en los dedos de los pies; así como en busca de afecciones infecciosas como: pie y verrugas de atleta.

La reflexología es particularmente beneficiosa para los bebés que han experimentado un parto difícil, como fórceps o ventosa. Los huesos pequeños del cráneo habrán experimentado una gran presión como resultado del uso de estos instrumentos, y se ha descubierto que estos huesos pueden estar marginalmente desalineados. La reflexología puede ayudar a corregir esto de la manera más amable.

Puede utilizar la reflexología como una terapia de curación natural para enfermedades agudas, así como una herramienta de mantenimiento preventivo para una buena salud.

Cuándo hacer la refelxología en los niños

En los bebes se recomienda especialmente la reflexología podal por ejemplo en problemas de: gases, diarreas, estreñimiento, etc… También tiene un papel importante para la angustia, o los típicos nervios antes de empezar el colegio en los niños, etc. En el caso pues de que el niño tenga depresión la reflexología también puede ayudar. Por tanto ya vemos que esta nos ayudará con niños y bebes tanto a nivel físico como psíquico.

En realidad son manipulaciones sencillas con las que vamos a conseguir un buen equilibrio y armonía, no solo prevenimos sino que mejoramos el estado óptimo de salud, cosa por otra parte que también conseguimos con la reflexología podal en adultos. Podemos decir que no existe ningún niño demasiado pequeño para practicarle este masaje, aunque claro, como es normal, tendremos en cuenta el tamaño del pie para proceder al masaje, especialmente cuando usemos el dedo pulgar.

reflexologia-podal

Cómo encontrar tiempo para la reflexología con bebés

Los bebés se ponen nerviosos y puede ser difícil encontrar un momento en que esté contento y quieto para jugar con sus pies. Aquí te dejamos algunos consejos que puedes seguir.

Para los bebés más pequeños puedes intentar trabajar:

  • Como parte de tu rutina de masaje
  • Mientras duerme
  • Mientras come
  • Mientras se balancea
  • En una bolsa de transporte

Con bebés más mayores también puedes:

  • Realizar algún tipo de juego que se preste a tocarle los pies aquí y allá, así la reflexología será como una extensión natural de un juego divertido.
  • Durante la hora del baño.

Consejos para una sesión de reflexología relajada con su bebé

  • Utiliza una presión suave mientras masajeas a tu bebé.
  • Si un niño está enfermo, los puntos reflejos serán bastante sensibles
  • Si el bebé aleja su pie mientras estás trabajando es una buena indicación de que no es agradable y que debes parar y probar otra técnica más adelante.
  • No trabajes más de 5-10 minutos en todo el tratamiento, dependiendo de lo que tu bebé tolere cómodamente.

¿Con qué frecuencia podemos usar la reflexología?

Para un problema crónico específico, como reflujo o gases, una vez a la semana durante tres a cuatro semanas es la mejor manera de comenzar. Los resultados pueden mantenerse con tratamientos mensuales o cada dos meses.

La reflexología también se puede usar para mantener una buena salud general.

Técnicas de reflexología para bebés

Las siguientes técnicas se suelen utilizar principalmente cuando se trabaja con adultos. Si bien son herramientas valiosas para trabajar con bebés y niños pequeños, es interesante que encuentres tus propias técnicas, con las que tú y tu bebé os sintáis cómodos. Lo más importante es estimular el área refleja apropiada y alternar las técnicas de estimulación con las más relajantes.

Os dejamos a continuación algunas ideas.

Técnicas de relajación

Utiliza un masaje de caricias y ordeño en los pies al comienzo y al final de la sesión, así como también entre las técnicas estimulantes de reflexología. Esto ayuda a eliminar la intensidad de la sesión.

También puedes hacer tu propio masaje relajante de pies, mientras más natural te parezca a ti, más relajante le parecerá a tu bebé.

Técnicas de estimulación

Las puntas de los dedos corresponden a la cabeza y los dientes del bebé. Esto puede ser especialmente útil cuando los bebés están saliendo los dientes.

Aplicando suavemente presión sobre estas pequeñas áreas, podrás calmarlo cuando esté llorando o teniendo una rabieta.

El centro de los dedos corresponde a la nariz y los senos paranasales del bebé.

Si el bebé ha estado sorbiendo sin parar, tiene una nariz con mucho moqueo o tiene dificultad para respirar debido a la mucosidad, trate de frotar sus dedos para calmar los síntomas. Sin embargo, siempre asegúrese de consultar con su pediatra además de administrar estos toques.

La parte superior de la planta del pie corresponde a los pulmones.

La congestión en el pecho de los bebés es causada por una infección o un resfriado. Si no se trata, puede ocasionar dificultades para respirar, comer y dormir.

Además de seguir los consejos de su pediatra, trata de calmar al bebé frotando suavemente las esta zona de sus pequeños pies, el área directamente debajo las articulaciones de los dedos.

El plexo solar es una compleja red de nervios localizados en el abdomen y detrás del estómago.

A veces, la incomodidad puede provenir de esta área y provocar malestar estomacal, espasmos, opresión y dificultad para respirar.

Intenta presionar suavemente el área que está un poco por debajo de la planta del pie para aliviar algunas molestias.

No hay nada como un masaje suave y agradable para hacer que los intestinos se muevan sin problemas. El centro de la planta del pie corresponde a la zona superior del abdomen.

Los bebés también pueden experimentar obstrucción intestinal, aunque los síntomas pueden ser un poco confusos. Frota suavemente el centro de las plantas de los para proporcionarle alivio.

Los masajes en los pies también pueden aliviar la incomodidad del bebé cuando padece estreñimiento.

Para estimular el intestino grueso, intenta frotar las regiones inferiores de la planta del pie. Esto será especialmente bueno para los bebés que han padecido gases.

El talón del pie del bebé corresponde a la región pélvica.

Si sospechas que la barriga y las caderas de tu bebé le han estado molestando, intenta aplicar presión en esta región, asegurándote de frotar suavemente.

Conclusiones

Está técnica aporta como sabemos grandes beneficios y curiosamente en bebes nos servirá para cuando llora para poder calmarle dentro de lo posible. Es importante quizás decirle al niño /a antes de comenzar que le haremos un masaje de pies porque no le impresionará tanto como la palabra reflexología podal. El trabajo en los pies de un niño de dicha materia nos servirá entre otros aspectos para:

  • Trastornos respiratorios, ansiedad, baja energía, insomnio, trastornos de tipo digestivo, trastornos de tipo urinario (cálculos renales, infecciones urinarias, etc…). En realidad la secuencia de las maniobras vendría a ser similar en un masaje de reflexología podal en adultos, pero con la diferencia que este será mas corto de tiempo, así como con diferente tipo de presión, tenemos que ser suaves pero con firmeza y evidentemente sin olvidar que estamos tratando con niños y bebes, por tanto con sumo cuidado. Suele ser un masaje muy agradecido y beneficioso, así pues…. a practicar.

No todo esta perdido cuando puedes ver en el rostro de un niño su magnífica sonrisa.

David Álvarez. Terapeuta

Reflexología podal en niños y bebés
4 (80%) 1 voto