Diferencia edad pareja

Quédate conmigo hoy, vive conmigo un día y una noche y te mostraré el origen de todos los poemas. Walt Whitman

Las diferencias de edad en la pareja y la evolución

Mediante una reflexión desde la psicología evolucionista, se plantean las diferentes estrategias en la elección de pareja, pasando de la parte biológica a la parte cultural, como sucede en los casos de parejas jóvenes con hombres o mujeres maduros.

En el 2009, se estrenó la serie de televisión “Modern Family”, en donde muestran la estructura y funcionamiento de tres familias estadounidenses. Una de ellas es la familia de Gloria y Jay, es un matrimonio compuesto por una mujer joven y un hombre maduro. Si bien es cierto que las distancias y asimetrías en las relaciones de pareja separan a sus miembros tarde o temprano, cualquier variable podría marcar distancia en el afianzamiento, continuidad o rompimiento de la misma.

La complejidad en la composición de las parejas las hace únicas y al mismo tiempo iguales en tanto que las parejas felices e infelices también tienen aspectos parecidos en lo funcional y en lo disfuncional.

El conocimiento de las neurociencias nos permiten precisar que el amor se encuentra en el cerebro (neocortex), aquí se encuentra el lugar del pensamiento. Si en la estructura límbica, el amor es placer y deseo sexual, su conexión con el neocortex hace que además aparezcan sentimientos y deseos de compromiso para establecer los vínculos familiares o afectivos (Cerebro, 2014).

Por otro lado, algunas de las variables que unen en un primer momento a las parejas son: los instintos, las diferencias (Evolución, 2013), las personas que nos resultan extrañas o misteriosas, el misterio se asocia a la novedad y la novedad al neurotransmisor del amor la dopamina (Fisher, 2013), las semejanzas, el trato continuo, las relaciones prohibidas, los obstáculos en la relación (efecto Romeo y Julieta) (Sangrador, 1982), la belleza o atracción física, la equidad, la proximidad, la interacción, la simple exposición, la complementariedad, la compañía (Myers, 1991), la pasión, el erotismo, el deseo de compromiso, la idealización, las fantasías, la amistad, la intimidad, el olor del otr@ (Orlandini, 1998) los parcialismos, nuestras necesidades: sociales, espirituales, afectivas, económicas, de personalidad, el propósito de formar posteriormente una familia, el sentirnos solos o incluso la edad.

¿Importa la edad en el amor?

Somos el único animal que bebe sin sed y ama sin tiempo. José Ortega y Gasset

Cada vez es más común ver a parejas que no coinciden cronológicamente, sino emocionalmente. Cada relación es única e irrepetible y cada una de ellas tiene puntos a favor y en contra como cualquier otra.

Algunos especialistas señalan que en ambos se presentan necesidades psicológicas de las cuales no se tienen consciencia. Han señalado por ejemplo, el hecho “de buscar en el otro la satisfacción de las necesidades propias”, pero esto se presenta en casi todas las parejas: “que el otr@ me haga feliz”.

Ambas parejas tienen en común que el atractivo físico y la atracción sexual no es lo fundamental.

En contra para ambos, es que la sociedad aún no rompe los tabúes de ver a una mujer joven y a un hombre maduro. Y, es más estigmatizado ver a las mujeres mayores con hombres jóvenes.
En contra para ambos, es que algunos especialistas las describen como relaciones de Edipo (conjunto organizado de deseos amorosos y hostiles que el niño experimenta respecto a sus padres) (Laplanche & Pontalis, 1993) o de Electra no resueltas. O sea que ambos presentarían necesidades psicológicas no resueltas, en donde vemos en la pareja al padre o a la madre que nos hizo falta en la infancia. Sin embargo, podría ser solo un mito dado que como cualquier pareja pueden hacer sinergia para crecer y compartir metas comunes y actuar de manera más independiente como cualquier otra pareja.

Los ciclos de convivencia pueden ir de los 4 a los 7 años, para continuar o terminar el vínculo.

La parejas jóvenes ven en la pareja mayor: personalidad, sabiduría o superioridad cultural, poder, experiencia, protección y seguridad (éste último rasgo es detectado y preferido incluso en la naturaleza en la hembras primates, la razón es que la inteligencia es un rasgo heredable) (Somos monos, 2013). Influyen también en el rejuvenecimiento de la pareja o aseñorándose no en el sentido negativo, sino aprovechando la madurez de la otra persona para entender su entorno. El enamoramiento femenino generalmente tiende más a la fusión que a la pasión masculina (Orlandini, 1998).

Las parejas maduras ven en la pareja más joven: más que la atracción del puro terreno sexual, compartir lo emocional, los logros y proyectos de vida (en nuestros hermanos bonobos, compartir la comida es una forma de acercarse a la pareja, el equivalente humano sería justo compartir los proyectos, la comida y es una señal de cuidados a largo plazo) (Somos monos, 2013). Es importante destacar que en el mundo de la evolución en la elección de pareja todo lo que hacemos está hecho por y para ellas.

Y, en función de cómo actuamos con ellas podemos ser desechados o elegidos (Evolución, 2013)

Estas uniones tienden a fracasar sí el vínculo de apego es solo el sexo o el paternalismo a través de la protección de la otra persona y no se presenta el crecimiento de ambos en las áreas en donde se conocieron o no construyen nuevos proyectos juntos. Sin embargo, eso también sucede en parejas sin diferencia de edades.

Desde mi punto de vista, el éxito de este tipo de relaciones es tener una actitud positiva hacia la otra persona y entender que el proceso cronológico de vida es distinto en ambos y sí las necesidades psicológicas las cargan y resuelven cada uno de los miembros, la relación podrá vivirse más plenamente con estos considerandos.

Una relación de esta naturaleza, más que obedecer a patrones biológicos de supervivencia de la especie (apareamiento, renovación mejorada y mejorable de la especie y reproducción) se debe a la cultura, que es en términos evolutivos todo aquello que no hacemos por instinto, todo aquello que tenemos que aprender (ir a la escuela, leer, escuchar música o comprar ropa). Aunque en algunos casos existe la posibilidad de traer descendencia también.

Sin embargo, es muy importante resaltar que generalmente: “ellas son las que terminan eligiendo”. Y, su escala no necesariamente contempla los rasgos instintivos considerando rasgos simétricos de belleza física sino toman en cuenta aspectos relacionados con la cultura como el comportamiento, la experiencia, ser buen amante, trabajador, inteligente, tener hábitos de salud sanos, ser simpático y con buen humor, entre otras características suman en la posibilidad de emparejarse.

 

Compartir
Juan Antonio Barrera Méndez

Psicólogo egresado por la Universidad Autónoma Metropolitana con una trayectoria de 20 años en terapia e investigación. Especialista certificado en terapias de aplicación de Campo Electromagnético que favorecen el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Director y Fundador de Atención y Tratamiento Psicológico

11 Comentarios

  1. Si el amor llama a tu puerta dejalo entrar. Que maravilla que hoy en día los prejuicios e ideales cada vez se impongan menos en la relaciones. Todas las relaciones son conflicivas y la edad cronologica similar no solo no garantiza sufrir menos , sino que hay miles de parejas aparenemente muy compatibles por su edad que se rompen todos los dias. Que se de un vínculo realmente amoroso es algo mágico que no se debe dejar escapar por razones racionales.

    • soy feliz !!! no me importa por cuanto tiempo ,esto nunca me ocurrio ,me canse de pensar en que dirian mis hijas !! aca estoy 15 años mayor que el y muy feliz !!! no hay problemas de nuingun tipo ,me relajo y lo hare hasta el fin !!! somos muy felices !!! un abrazo a todos por aca ! <3

  2. mi para je actual es 10 años mayor que yo pero nos entendemos muy bien yo siento que cada vez que estamos juntos es magico en todos los aspecto el me entiende yo lo entiendo es algo quee yo nunca pense que podia pasr en tre nosotros por nuestra diferencia de edad

  3. Mi Novia es 10 años mayor que yo .y como dice Lendi Portillo nosotros tambien nos entendemos Muy Bien y son Magicos los momentos a su lado , ella se LLama Martha Trejo y la Amo con todos Mis Sentidos

  4. Yo estoy con un chico (en una relación que ya dura dos años y casi tres meses) de 6 años y medio más que yo, y en algunos temas concretos no nos entendemos muy bien, pero en lo general yo diría que si, que nos entendemos, y nos queremos mucho

  5. Mi esposo me lleva 19 años, tenemos 10 viviendo juntos tenemos 3 hijos bueno 2 son de el y la mayor es mia solo que me quiere tratar como si yo fuera su hija y no me gusta lo amo pero nose que pasa

  6. Que bueno leer casos similares al mio, soy mayor 10 años con mi novio, y nos llevamos de maravilla, somos felices, y comprobamos una vez mas que la edad no importa cuando el amor es puro y verdadero.
    Leidi, Ruben y Silvia, animos! y a disfrutar con nuestra pareja del amor que Dios nos da.

  7. Pues quiero compartirles que aunque yo tengo 32 y mi novia 18 nos la llevamos muy bien y compartimos gustos como el deporte, el cine o los videojuegos, lo importante es que tanto hagas o te haga sentir feliz tu pareja

  8. Comparto el comentario de que si el amor llama a tu puerta, dèjalo entrar. En el mundo existen muy pocas personas felices debido a los prejuicios. Dònde està escrito la edad que debe existir entre los miembros de una relaciòn. De dònde se sacò esa ley? Quièn la creò? Lo importante si, es que ambos miembros de la pareja sean adultos . Cuando se es feliz, se comparte y se vive la vida que cada quien quiere vivir y no la que los demàs obligan debido a sus crìticas y juicios, se es realmente libre, incluso de la edad.

  9. y… si le llevo 35 años a mi novia? y si estamos realmente (subrayado) enamorados? ella daría todo por nuestra relación, he hecho todo sacrificio humanamente posible, creo que somos par ovejas negras envidia de la manada blanca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here