portada-ayumu

Los humanos, hemos conquistado el mundo y sometido, de una manera u otra, al resto de especies de la tierra. Pero…, ¿Cuál es la razón de nuestro éxito?

Los superpoderes de los animales

Está claro que no es la fuerza lo que nos hace superiores. Si bien, algunos atletas entrenados son capaces de levantar la nada despreciable cifra de 500kg, hay muchos otros animales mejor dotados que nosotros para este menester.

Los elefantes, por ejemplo, son capaces de cargar más de 1500Kg… ¡y sin ningún entrenamiento!

Un gorila adulto, por ejemplo, tiene de 4 a 6 veces más fuerza que un humano promedio.

Tampoco destacamos por nuestra velocidad. En el mejor de los casos, apenas llegamos a alcanzar los 40km/h, lo cual no es nada comparado con los más de 100km/h que es capaz de alcanzar un guepardo.

Está claro que nuestro pulgar opositor nos ha dotado de ciertas habilidades y una destreza extraordinaria a la hora de manejar herramientas, pero también es cierto que existen otras especies de primates con la misma característica… ¡incluso en los pies!, por lo que esto, tampoco nos hace especiales.

Tampoco destacamos por nuestra longevidad… Ni por nuestra altura… O por nuestro tamaño… En cuanto a la visión, tenemos que decir que un águila, por ejemplo, es capaz de ver entre 4 y 5 veces más lejos que nosotros.

¿Acaso destacamos por nuestro olfato?… Bueno, las fosas nasales de los perros albergan 50 veces más células olfativas que os humanos, o sea que tampoco.

Es cierto que saltamos muy alto y muy lejos, pero nada que ver con un canguro australiano o un puma. Tampoco somos muy buenos nadando en comparación con otras especies mejor adaptadas. En eso nos ganan hasta las tortugas marinas… Y está claro que tampoco destacamos por nuestras capacidades de vuelo…

Tampoco somos capaces de batir el récord de apnea del reino animal. En esto nos vuelven a ganar las tortugas que pueden permanecer hasta 6 horas bajo el agua…

Quizás pensamos que destacamos por mostrar sentimientos: alegría, tristeza, empatía, compasión,… ó ciertos comportamientos complejos: solidaridad, cooperación, agresividad, sociabilidad, curiosidad, engaño…

Pero en realidad está demostrado que otros animales también tienen estas capacidades en mayor o menor medida. Tampoco regeneramos nuestros órganos como las salamandras, ni generamos nuestro propio tejido como las arañas.

Bueno, pero entonces, ¿por qué nos hemos aupado a lo más alto de la escala evolutiva? Resulta que los humanos somos los seres más inteligentes sobre la faz de la tierra. No existe ningún otro ser vivo en nuestro planeta con un cerebro tan desarrollado como el nuestro.

¿Acaso crees que puede existir algún otro animal capaz de superarnos en cualquiera de nuestras capacidades mentales?

Bueno… pues en realidad sí… o por lo menos en algunas de ellas.

La inteligencia de los chimpancés

En el instituto de investigación con primates de Kyoto, científicos han descubierto que los chimpancés nos dejan a la altura del betún en ciertas tareas cognitivas.

Te presentamos a Ayumu. Un chimpancé macho nacido en el año 2000 y que destaca por sus capacidades mentales y su velocidad de reacción.

¿Crees que Ayumu será mejor que tú con los números?

Imagínate que se muestran los números del 1 al 9 en una pantalla. El objetivo del juego consiste en pulsar los números ordenadamente. Primero el uno, luego el dos, el tres, y así hasta el nueve.

Pero para Ayumu, esto es demasiado fácil, así que para complicarlo un poco más, al pulsar el número 1, el resto de números se ocultan, de manera que podemos ver dónde había un número pero no cuál era.

Curiosamente, esto tampoco es un problema para Ayumu, que es capaz de tocar todos los números ordenadamente en solo 210 milisegundos…

En la siguiente animación, se muestran los números durante 210 milisegundos. ¿Eres capaz de recordar la posición de todos ellos?

Lo cierto es que los propios investigadores japoneses también tienen problemas para recordar toda la secuencia con tan poco tiempo.

Está claro que muchas de las características que se pensaba que eran exclusivas de los humanos, también se encuentran en otras especies, y además potenciadas.

La vida salvaje requiere de mejores “prestaciones”, en aras de la supervivencia, y es por ello que la mayoría de animales nos superan ampliamente en unas u otras capacidades.

Es evidente que hay algo que nos hace especiales, pero también está claro que no somos tan superiores como podría parecer.

Gran parte del mérito de nuestra evolución se lo debemos al desarrollo del lenguaje y la escritura. Esto nos facilita el aprendizaje, con el que adquirimos una base de conocimientos que podemos ampliar, y posteriormente comunicar a futuras generaciones.

La ausencia de una forma efectiva de transmitir el conocimiento en otras especies, dificulta enormemente la transmisión de todo lo aprendido. Pero sólo es cuestión de tiempo que algunas especies lleguen a adquirir esta facultad…. Si no las extinguimos antes…

Realmente, ¿somos los seres más inteligentes de la tierra?
5 (100%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.