Muchos cuando se hace referencia a la atracción sexual, insisten en que todo empieza dentro nuestro cerebro. Y es que a medida que avanzan las nuevas investigaciones, se ha podido constatar que de alguna forma todo empieza y termina aquí.

Investigadores estadounidenses anunciaron recientemente que habían resuelto parte del misterio de lo que ocurre en el cerebro durante el acto sexual, mediante el control de la actividad del cerebro femenino durante un orgasmo.

Este grupo de investigación de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, usando máquinas de digitalización de imágenes, estudió los cerebros de las mujeres durante el orgasmo y encontraron que las diferentes regiones del cerebro se activaron dependiendo de qué parte del cuerpo tenía una mayor fuente de excitación sexual. En concreto, los científicos identificaron  treinta diferentes partes del cerebro que se activaron, incluidos los centros responsables de la emoción, el tacto, la alegría, la satisfacción y la memoria. Según Barry Komisaruk:

“El conocimiento de la secuencia de eventos de la estimulación durante el orgasmo nos permite ver qué partes del cerebro se activan y en qué orden. Si podemos comparar esto con la actividad cerebral en las mujeres anorgásmicas, podremos ver en qué punto de su orgasmo se bloquea y averiguar si es posible conseguir alrededor de ese bloque”

Dos minutos antes del orgasmo, el cerebro y centros asociados con la recompensa se activaron (los mismos que se activan cuando comemos o bebemos). Poco antes del orgasmo, otras regiones del cerebro se activaron, tales como la corteza que recibe mensajes sensoriales del tacto de todo el cuerpo. La última área del cerebro que se activa es el hipotálamo, el centro de control que regula la temperatura, el hambre, la sed y la fatiga.

Los investigadores también encontraron que la excitación sexual adormece el sistema nervioso femenino bloqueando la sensación de dolor y dejando sólo el de placer. El equipo de investigación de la Universidad de Rutgers ahora tratará de mapear también el cerebro masculino en el momento del orgasmo.

Por otra parte, anteriores estudios ya identificaron una diferencia química entre los hombres y las mujeres que hace que las diferencias de actitud hacia el sexo. Los investigadores del Hospital de Liverpool Spire encontraron que durante las relaciones sexuales las mujeres producen mayores niveles de oxitocina, la hormona que nos une emocionalmente a nuestra pareja. Vale la pena señalar que esta hormona se produce en las mismas cantidades, si es un rollo de una noche o una relación seria. En los hombres, en cambio, el orgasmo estimula el sistema nervioso para producir más dopamina, la hormona placer, y este aumento, incluso puede ser adictivo.

Así que ya sabes, hombres y mujeres en su relación producen un tipo de hormona distinto, lo que podría ser la razón de los distintos comportamientos de ambos frente al sexo. Es por eso que las mujeres son más propensos a enamorarse de un hombre después de tener relaciones sexuales con él, mientras que para los hombres el sexo es sólo una simple oleada de place…

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here