pareja-cama-duerme


Las relaciones sentimentales son como las plantas: hay que regarlas y cuidarlas cada día para que crezcan y se mantengan vivas. Sin embargo, a veces sin darnos cuenta las descuidamos y acaba apagándose la pasión. ¿Qué hacer si esto sucede? Vamos a verlo.

Por qué se apaga la pasión

Una de las preguntas más frecuentes cuando sucede esto es la siguiente: ¿significa que se ha apagado también el amor? Pues bien, no tiene por qué ser así, ya que en esto pueden entrar en juego aspectos como la desidia, el cansancio y la pereza.



Las personas se ven sometidas en el día a día a continuas presiones: trabajo, familia, amigos… En este sentido, la persona con la que compartimos nuestra vida suele ser aquella con la que pasamos más tiempo y con la que, por lo tanto, volcamos nuestra frustración.

También suele suceder que muchas parejas se ven al final del día, en un momento en el que han acumulado una gran frustración por los problemas acontecidos. Así, cuando están juntos no pasan tiempo de calidad, sino que se limitan a descansar dejando paso al mal humor y la desidia.

Eso sí, la falta de pasión en la relación sí que puede traer como consecuencia que se acabe el amor. Por lo tanto, si detectamos que nuestra relación de pareja se está viendo afectada por este tema, es necesario prestarle atención y poner remedio cuanto antes.

La falta de pasión en una pareja puede producirse por muchos motivos. La rutina, la costumbre y el estrés del día a día pueden acabar por afectar mucho a nuestra lívido, haciendo que se produzca una inapetencia por el sexo.

Este puede ser el primer paso de una crisis más seria en la que la relación deje de satisfacer a ambas partes, de modo que uno de los miembros, o ambos, acaben por decidirse a dejar la relación al no sentirse felices en ella.

Consejos para recuperar la pasión

Para recuperar la pasión en el seno de la pareja, es importante que ambas personas se lo tomen en serio y tomen conciencia de la importancia de luchar por ello. Por supuesto, los dos tienen que querer hacerlo y considerar que habrá que hacer cambios en rutinas y costumbres.

Lo primero de todo es detectar por qué se ha producido esta situación. Aunque el estrés y el cansancio suelen ser determinantes, en muchos casos también esto se produce por causas físicas a nivel sexual.

Una de las soluciones a las que muchas personas acuden y que suele ayudar mucho es la terapia de pareja. En estos casos, un profesional puede arrojar luz sobre el problema y dar las claves para superar la situación.

Ante todo, hay que tener la confianza suficiente para poder hablar de forma abierta con la pareja sobre la situación. Hay que exponer que no estamos a gusto con lo que está sucediendo y mostrar una actitud proactiva hacia la solución.

En este sentido, hay que saber que la relación es cosa de dos, con lo cual la comunicación y la colaboración mutua será fundamental para que esto se solucione. Ambos deben implicarse para poder resolver el problema.

En el caso de que los dos estéis de acuerdo, hay algo fundamental que es necesario hacer, y es romper con la rutina. Como decíamos, esta es una de las principales enemigas de la pareja y lo que suele hacer que se apague la pasión en ella.

Por lo tanto, hay que romper con ciertos hábitos e intentar que no todos los días sean iguales al anterior. Para ello es conveniente sorprender a la otra persona, proponer planes alternativos que sean diferentes y mantener viva la atención de la otra persona.

Esta sorpresa debe llevarse a la cama. Por lo tanto, hay que abrir la mente para probar cosas nuevas y atreverse con hacer cosas distintas y más divertidas. Una buena idea es experimentar con juguetes eróticos, ya que esto hará que se despierte la pasión.

Otra clave importante dentro del sexo es dedicarle tiempo. En muchas ocasiones, nos metemos en la cama con la presión de tener que madrugar al día siguiente, por lo que al final las relaciones sexuales se resienten.

En lugar de esto es aconsejable dedicar tiempo a las relaciones más íntimas. Respecto a esto, también puede reavivar la pasión dormir en sitios diferentes de la propia vivienda, ya que nos hará olvidar las rutinas y presiones del día a día.

Como habrás podido ver, recuperar la pasión es posible siempre y cuando exista un vínculo fuerte entre las personas que forman parte de la relación. Eso sí, ten en cuenta que es algo que hay que cuidar diariamente, ya que este es el primer paso para que una relación se rompa.





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here