negligencia-hemisferica

La Negligencia Hemisférica, también llamada Negligencia Espacial Cerebral, Negligencia Visoespacial o Heminegligencia, es un trastorno neurológico por el cual, tras sufrir una lesión en un hemisferio cerebral, el paciente presenta un déficit en la percepción, la atención y el reconocimiento de un lado de su campo de visión.

En qué consiste la Heminegligencia

Las personas que padecen esta afección se muestran incapaces de procesar y percibir estímulos visuales de un lado del cuerpo o del entorno, pero no presentan esa incapacidad en cuanto a sensibilidad, ya que pueden percibir el tacto, el frío, el calor y el dolor.

Casi todos los casos de negligencia son contralaterales, lo que significa que ocurren en el lado opuesto al hemisferio que ha sufrido la lesión cerebral, que generalmente es el hemisferio derecho, por lo que la negligencia visual se producirá en el lado izquierdo del sujeto. Sin embargo, se han informado algunos casos de negligencia ipsilateral, o del mismo lado.

Si bien este trastorno por sí mismono implica ningún tipo de déficit visual, la negligencia puede coincidir con problemas visuales como la hemianopsia o ceguera de una parte del campo visual (que generalmente se corta verticalmente en el medio).

Algunas personas con negligencia viseoespacial saben que tienen este impedimento, mientras que otras no. No saber que algo está mal, o negar que hay un problema, se llama anosognosia.

Existen otros tipos de negligencia además de la negligencia hemisférica. Algunas personas pueden experimentar negligencia motriz (incapacidad para mover un lado del cuerpo aunque no haya parálisis), negligencia táctil (falta de atención a los estímulos táctiles en un lado del cuerpo) o negligencia auditiva (falta de percepción de los sonidos en un lado del espacio).

Tipos de Negligencia Hemisférica

Dependiendo del tipo, la negligencia visoespacial que exista, puede provocar una disminución de la atención visual hacia un lado del espacio o hacia un lado de los objetos. Se han descrito dos tipos de negligencia visoespacial:

  • Negligencia egocéntrica, en este caso el individuo nunca “ve” lo que está situado en su lado izquierdo (o en el lado derecho, si la persona sufre el negligencia ipsilateral), incluso cuando cambia de perspectiva.
  • Negligencia alocéntrica, aquí el sujeto nunca “ve” el lado izquierdo de ningún objeto (o el lado derecho de ningún objeto, en la negligencia ipsilateral), sin importar dónde se encuentre el objeto en su campo visual.

Dicho con un ejemplo: una persona con negligencia egocéntrica verá una taza de café solo cuando esté colocada en el lado derecho de una mesa frente a ella, pero alguien con negligencia izquierda alocéntrica verá solo el lado derecho de la taza, sin importar dónde esté colocada.

La negligencia puede afectar la conciencia del espacio de una persona en diversos grados, y pueden ser:

  • Negligencia del espacio personal, que incluye exclusivamente el cuerpo de la persona.
  • Negligencia del espacio peripersonal, que es el área al alcance de la mano de la persona.
  • Negligencia del espacio extrapersonal, que es el área más allá del alcance de su brazo.

Aquellos con negligencia del espacio personal pueden olvidarse de afeitarse el lado izquierdo de la cara, vestirse los lados izquierdos de sus cuerpos y peinarse el lado izquierdo de su cabello. Afortunadamente, esto es más raro que el olvido del espacio peripersonal o extrapersonal, y estas personas tienden a recuperarse más rápido.

negligencia-hemisferica-ejemplo

Las personas con negligencia del espacio extrapersonal también se recuperan más  rápidamente que las personas con negligencia del espacio peripersonal. La negligencia del espacio peripersonal es el tipo más común.

Si bien no se comprenden del todo los mecanismos exactos de la negligencia visoespacial, los estudios han mostrado la presencia de algún procesamiento subconsciente de los elementos en el lado omitido. Al parecer, los elementos que se han colocado anteriormente en el lado omitido y luego se presentan en el lado bueno de la persona, se reconocen más rápidamente que los artículos que nunca han aparecido en el lado olvidado. Las personas también tienden a prestar más atención a los estímulos emocionales que a los no emocionales ubicados en el lado negligente. Estos hallazgos están dando a los investigadores pistas importantes sobre qué vías cognitivas pueden estar involucradas.

Causas de la Negligencia Hemisférica

La negligencia hemisférica se produce principalmente debido a accidentes vasculares cerebrales AVC y a traumatismos cerebrales unilaterales en el hemisferio cerebral derecho.

La negligencia a menudo se produce por accidentes cerebrovasculares masivos en la región de la arteria cerebral media, que termina sobrecargada, por lo que la mayoría de los pacientes no presentan todos los rasgos del síndrome. La negligencia espacial del lado derecho es muy rara porque hay un procesamiento repetido del espacio correcto, tanto por los hemisferios cerebrales izquierdo como derecho, mientras que en la mayoría de los hemisferios cerebrales el espacio izquierdo solo es procesado por el hemisferio cerebral derecho. Aunque afecta más notablemente a la percepción visual ( de ahí su nombre “negligencia visual”), también podemos encontrar negligencia u omisión en otras formas de percepción, ya sea sola o en combinación con la negligencia visual.

Consecuencias de la Negligencia Hemisférica

Un accidente cerebrovascular que afecte el lóbulo parietal derecho del cerebro, puede llevar a descuidar todo el campo visual del lado izquierdo, haciendo que un paciente con negligencia se comporte como si dicho lado del espacio sensorial no existiera (aunque todavía puede girar a la izquierda). En un caso extremo, un paciente con negligencia puede no comer la comida en la mitad izquierda de su plato, a pesar de que se queja de tener hambre. Si a alguien con negligencia se le pide que dibuje un reloj, su dibujo podría mostrar solo los números del 12 al 6, o los 12 números podrían estar en la mitad de la esfera del reloj con la otra mitad distorsionada o en blanco. Los pacientes con negligencia también pueden ignorar el lado contrario de su cuerpo; por ejemplo, solo pueden afeitarse o aplicar maquillaje en el lado sano. Estos pacientes pueden colisionar con frecuencia con objetos o estructuras como marcos de puertas en el lado que se descuida.

La negligencia también puede presentarse como una forma delirante, en la que el paciente niega la propiedad de una extremidad o de un lado entero del cuerpo. Dado que este engaño a menudo ocurre solo, sin el acompañamiento de otros delirios, a menudo se lo etiqueta como un delirio monotemático.

negligencia-hemisferica-izq

El descuido no solo afecta la sensación presente, sino también la memoria y la percepción del recuerdo. Un paciente que sufre de negligencia también puede, cuando se le pide que recuerde un recuerdo de un determinado objeto y luego dibuje dicho objeto, dibujará solo la mitad del objeto. No está claro, sin embargo, si esto se debe a un déficit perceptivo de la memoria (al paciente haber perdido partes de la información espacial de la memoria), si la información dentro de la memoria está completa e intacta, o si simplemente es ignorada, de la misma manera que ciertas partes de un objeto físico en presencia del paciente serían omitidas.

Aunque con frecuencia se subestima, la negligencia hemisférica puede tener consecuencias dramáticas para quien la padece. Tiene un efecto muy negativo sobre la capacidad funcional, según el índice ADL de Barthel (escala que mide la capacidad de una persona para realizar 10 actividades de la vida diaria que se consideran básicas).

La presencia de la negligencia visoespacial dentro de los primeros 10 días tras un accidente vascular cerebral, es uno de los predictores más importantes de la recuperación funcional de un paciente al cabo de un año,  más que muchas otras variables como la hemiparesia (parálisis o disminución motora de un lado del cuerpo), la hemianopsia (ceguera a la mitad del campo visual debida a la lesión del tracto óptico), la edad, la memoria visual y/o verbal o la capacidad visual constructiva.

La negligencia hemisférica es una de las razones por las cuales los pacientes con daño en el hemisferio derecho tienen el doble de probabilidades de padecer caídas que aquellos con daño cerebral izquierdo. Además, necesitan más tiempo de recuperación y progresan menos que otros pacientes con un estado funcional similar. También es menos probable que estos sujetos vivan de forma independiente, en comparación con otros pacientes, como por ejemplo los que presentan afasia severa o hemiparesia derecha.

Tratamiento de la Negligencia Hemisféria

Los tratamientos más efectivos para este trastorno incluyen tareas de atención y escaneo visual. Es probable que el tratamiento produzca resultados rápidos, especialmente si la tarea de terapia es similar al resultado deseado, ya que proporciona retroalimentación y se administra de manera intensiva.

Los tratamientos que han mostrado evidencia de efectividad incluyen ejercicios de activación de la extremidad omitida, gafas de prisma, retroalimentación verbal y visual con vídeo, entrenamiento de alerta y estimulación sensorial. Los tratamientos de realidad virtual e imágenes mentales también son prometedores.

Referencias

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11778637
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0003999300105787
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0003999305003308
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0149763406000169
http://tactustherapy.com/visual-scanning-treatment/

¿Qué es la Negligencia Hemisférica?
5 (100%) 2 votos