hombre-preocupado-gafas

Carlos es un hombre de mediana edad que vive una vida bastante tranquila. Casado y con dos hijos, no tiene un historial clínico relevante y ha gozado de buena salud durante toda su vida. Sin embargo, Carlos tiene un miedo extremo a padecer una enfermedad grave. Constantemente revisa sus síntomas y sensaciones corporales y busca información sobre ellos en medios digitales en los que encuentra que estos síntomas pueden ser signos de algo peligroso, llevándole a pensar que sus sospechas de tener una enfermedad grave son ciertas. Carlos ha buscado opiniones médicas en muchas ocasiones y los resultados siempre muestran que está sano, pero no conforme, continúa haciendo comprobaciones diarias de sus síntomas y sintiendo gran ansiedad, una ansiedad que está incidiendo en su comportamiento familiar, en su trabajo y en su vida general. Carlos padece de hipocondriasis.

¿Qué es la hipocondriasis?

La hipocondriasis o hipocondría es un trastorno psicológico en el cual, las personas que lo padecen se sienten excesivamente preocupados por tener enfermedades, hasta el punto de creer que las tienen, cuando no es cierto. Cualquier síntoma o leve sensación que detecten en su salud es automáticamente asociado a una enfermedad grave y pese a tener evidencias médicas de que su conclusión no es cierta, estos suelen continuar sintiendo la misma preocupación.

Esta ansiedad excesiva, resulta un impedimento para el funcionamiento diario y la paz psicológica del paciente, ya que irrumpe en todas las facetas de su día a día.

Síntomas de la hipocondría

La base de los síntomas de la hipocondría se encuentra en la preocupación por estar gravemente enfermos al encontrar ciertas sensaciones físicas que normalmente no son extrañas. Algunos de estos síntomas pueden ser:

  • Preocupación excesiva, que puede llegar a ser obsesiva, con tener una enfermedad grave o contraerla
  • Atención obsesiva a cualquier síntoma menor o sensación corporal
  • Buscar información sobre síntomas y enfermedades en medios como internet de forma constante, tratando de auto diagnosticarse
  • No creer en los diagnósticos clínicos que prueban que no padecemos una enfermedad concreta, pensar que estos están en un error
  • La ansiedad que se experimenta puede desembocar en síntomas físicos propios del estrés o incluso ataques de pánico que son percibidos como problemas de salud, retroalimentando el miedo a tener un problema físico
  • Hablar constantemente con los que tenemos alrededor sobre nuestros síntomas y miedos tratando de obtener una aseguración por parte de los demás de que estamos bien

Estos síntomas no son aislados, sino que permanecen repetidamente en una larga cantidad de tiempo e inciden negativamente en la vida diaria del paciente, que ve como sus capacidades de atención y concentración, así como su vida social y profesional se ven dañadas por este trastorno.

Esto aparece normalmente en la temprana o mediana adultez y puede ir a peor contra más tiempo se lleve padeciendo sin tratamiento. Normalmente, este trastorno se relaciona mucho con otros trastornos de ansiedad.

Internet y el aumento de la hipocondría

El acceso a la información que internet proporciona es una herramienta extremadamente valiosa para los usuarios. En el campo de la salud física, muchas personas se han informado y beneficiado de temas relacionados con su salud, temas cuya investigación era de difícil acceso en la era pre internet. Sin embargo, esto también ha mostrado una cara negativa para aquellas personas que sufren de hipocondría. “Para los hipocondriacos, internet ha cambiado absolutamente las cosas para mal”, afirma el Brian Fallon, Profesor de psiquiatría de la Universidad de Columbia. Esto se debe a una fácil accesibilidad hacia cierta información sobre la salud para la cual las personas hipocondriacas pueden ser muy vulnerables.

Indagar en internet sobre síntomas muy normales como “dolor de cabeza” o “cansancio” puede llevarnos a encontrar información sobre enfermedades graves que para una persona hipocondriaca puede suponer un verdadero problema.

Tratamiento de la hipocondría

La hipocondría suele tratarse efectivamente con tratamientos basados en la terapia cognitivo conductual. Esta está encaminada a conseguir que el paciente pierda el miedo a la enfermedad y deje de sentir la ansiedad que esta idea les genera.

Para lograr esto, el terapeuta y el paciente trabajarán detectando los pensamientos distorsionados que irrumpen en la vida diaria del paciente, para así sustituirlos por otras cogniciones más adaptativas. También suelen utilizarse técnicas de exposición, en las que al paciente le serán expuestas las situaciones temidas para conseguir que la ansiedad disminuya ante estas. Esto conlleva práctica y esfuerzo, pero el tratamiento suele ser muy eficaz en estos casos. Otras técnicas se basarán en trabajar la autoaceptación. Si usted o algún conocido sufre de esta condición y siente que se interpone en su vida diaria, no dude en consultar a un profesional de la salud mental.

¿Qué es la hipocondriasis?
5 (100%) 3 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.