mujer-preocupada


En extrañas ocasiones, algunas personas pueden viajar lejos de casa y dejar atrás su vida de manera completamente repentina, sin previo aviso y sin recordar nada de su pasado. Estas personas muestran signos de amnesia y no pueden incluso explicar el motivo del viaje o qué les ha llevado hasta allí. Se trata de la fuga disociativa, una pérdida de memoria poco común que llega a causar gran confusión entre los afectados.

¿Qué es la fuga disociativa?

La fuga disociativa es un tipo de amnesia de rara aparición causada por traumas psicológicos en los que el paciente pierde la memoria durante un periodo específico de tiempo y llega incluso a abandonar su vida diaria para viajar lejos sin ninguna razón aparente.



Esta afección, al contrario que otros tipos de amnesia, no está causada por traumas físicos o enfermedades en los que alguna zona del encéfalo se ve afectada, sino que son circunstancias contextuales extremadamente estresantes las que pueden provocar esta pérdida de memoria temporal como mecanismo de escape, llegando a causar gran confusión, tanto en el paciente como en sus allegados.

La fuga disociativa está registrada en la Asociación de Psiquiatría Americana (APA), como uno de los cuatro trastornos disociativos juntos con la amnesia disociativa, el trastorno de identidad disociativo y el trastorno de despersonalización.

Algunas personas han llegado a viajar muchos kilómetros lejos de casa en un estado de confusión que puede llegar a durar horas e incluso meses. Aunque en un primer momento la persona puede aparentar normalidad, posteriormente comienza a entrar en un estado de confusión al no conseguir recordar su pasado.

Los casos de fuga disociativa no son algo muy común y los afectados pueden llegar a trasladare e incluso cambiar de identidad y formar nuevos lazos. Cuando son conscientes de la falta de familiaridad con el lugar, tratan de reconectar con su pasado y la gran mayoría de afectados suelen volver a recuperar la memoria.

Causas de la fuga disociativa

La fuga disociativa es un mecanismo psicológico de escape ante situaciones extremadamente estresantes y traumáticas externas a la persona, tales como desastres naturales o guerras, o bien situaciones personales traumáticas, como la muerte de un ser querido u otras experiencias difíciles, que pueden llevar a una persona a este estado de bloqueo y falta de memoria sobre sí misma.

Este extraño trastorno, afecta tan solo a un 0.2% de la población, normalmente adultos que han sufrido traumas severos y estresantes.

Según el Manual Diagnóstico de los Trastornos Psicológicos (DSM-V), existen cuatro condiciones para cumplir con el diagnóstico de la fuga disociativa:

  • Viaje inesperado y no planeado lejos del lugar habitual unido a una amnesia total o parcial
  • Confusión e incertidumbre sobre la propia identidad y en raras circunstancias, adopción de una nueva identidad
  • El viaje y la amnesia característicos no son consecuencias de un trastorno de identidad disociativa, el uso de drogas o enfermedades físicas
  • El episodio debe resultar en un deterioro lo suficientemente grave como para interferir con la capacidad del paciente para funcionar en entornos sociales, laborales o domésticos.

Síntomas de la fuga disociativa

La fuga disociativa puede durar desde algunas pocas horas hasta semanas o meses. Los principales síntomas durante un corto tiempo son la sensación de confusión y falta de recuerdo de la persona afectada. Cuando la fuga dura más que unas horas, los síntomas suelen ser los siguientes:

  • Estado de confusión
  • Faltas en el trabajo o la zona mayormente frecuentada
  • Falta de memoria autobiográfica. El afectado no recuerda cosas sobre sí mismo/a, los eventos y personas de su vida)
  • Estrés grave
  • Desconexión total de las propias emociones
  • Inhabilidad para reconocer a los seres queridos
  • Llegar a lugares desconocidos o a los que nunca suele irse
  • Depresión y ansiedad

Tratamiento de la fuga disociativa

Cuando una persona presenta un estado de fuga disociativa, los profesionales de la medicina suelen evaluar sus condiciones para descartar una posible causa física para la pérdida de memoria. Si la respuesta es negativa, el paciente es tratado a través de psicoterapia por profesionales de la salud psicológica.

La psicoterapia centrada en el manejo del estrés y la reestructuración cognitiva suelen ser muy beneficiosas para este tipo de pacientes, así como terapias familiares o de pareja para ayudar a conseguir un mejor manejo de situaciones personales estresantes. Otros efectos asociados a este tipo de amnesia, como la depresión o la ansiedad, también deberán ser abordados por los profesionales a través de los tratamientos psicológicos o farmacológicos más adecuados para la problemática específica.

Enlaces de interés

Qué es la amnesia y tipos de amnesia https://www.psicoactiva.com/blog/que-es-la-amnesia-y-tipos-de-amnesia/

La fuga disociativa. A propósito de un caso y una breve revisión bibliográfica. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría. http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0211-57352011000400010

Dissociative fugue. http://www.minddisorders.com/Del-Fi/Dissociative-fugue.html.

Dissociative fugue: Symptoms, causes, and treatment.  Timothy J. Legg, PhD. https://www.medicalnewstoday.com/articles/319024.php

¿Qué es la fuga disociativa?
5 (100%) 3 voto[s].





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here