acupresion

Si te interesa la medicina tradicional china y sus técnicas naturales milenarias, probablemente hayas oído hablar de la acupresión. Este tipo de tratamiento es muy común en esta cultura y sus efectos pueden ser muy positivos. Veamos de qué se trata.

Una técnica procedente de la medicina china

Como decíamos en la introducción, la acupresión es una técnica muy utilizada en la medicina china. Muchas personas la confunden con la acupuntura, o piensan que está relacionada con este tipo de tratamiento.

Sí que es cierto que existen algunos aspectos comunes entre ambas, pero no son lo mismo ni se utilizan de la misma forma. Veamos en qué se parecen y en qué se diferencian estas dos técnicas.

La acupresión se basa en los mismos principios que la acupuntura en cuanto a que confían en la energía vital del cuerpo y cómo esta fluye a través de unos canales llamados meridianos. El dolor, por lo tanto, estaría asociado al bloqueo de estos canales.

Esto se traduce en la aparición de enfermedades, malestares, dolor y muchas afecciones. Mientras la medicina occidental ha desarrollado tratamientos farmacológicos, este tipo de medicina tradicional apuesta por vías tradicionales para solucionar estos problemas o, al menos, aliviar sus síntomas.

En estos casos, lo que hacen es utilizar la presión en algunos puntos clave para así activar que el cuerpo genere endorfinas, lo que se considera como analgésicos naturales. Esto puede hacer que el dolor, que se transmite a través de los nervios, cese.

Este sería el punto común más importante entre ambas técnicas, y es el punto de partida de ambas, ya que se fundamentan en el mismo tipo de hipótesis sobre cómo atajar el dolor y afrontar los bloqueos que lo producen.

Diferencias entre acupuntura y acupresión

Sin embargo, existen unas diferencias sustanciales, sobre todo en cómo se aplica cada una. La acupuntura es un tipo de tratamiento que utiliza una serie de agujas muy finas que son introducidas en determinados puntos del cuerpo.

Con esta punción se consigue aliviar dolores, e incluso lograr anestesiar determinadas zonas y curar ciertas enfermedades. El objetivo de esta técnica es terapéutico, y lo consiguen a través de una vía natural y sin efectos secundarios.

En cuanto a la acupresión, la principal diferencia respecto a la acupuntura está en la ausencia de agujas. De este modo, esta técnica se basa en la presión en unos puntos determinados, sin llegar a producirse una punción.

Los puntos en los que se produce dicha presión están situados en la palma de la mano, en la planta del pie y en el pabellón auricular. Para presionarlos, la persona que aplica la técnica puede valerse del uso de los propios dedos, así como de otros dispositivos.

En qué situaciones se puede utilizar la acupresión

La acupresión ha demostrado ser muy efectiva para aliviar ciertos trastornos, como puede ser los problemas de insomnio. Esto se debe a que es una técnica que va muy dirigida a la relajación y a la recarga de energía.

La relajación es una de las claves de que esta técnica consiga mejorar estos problemas, uno de los más habituales en la sociedad actual debido al estrés y el ritmo al que vivimos. En estos casos, esta terapia ha demostrado ser bastante positiva, mejorando de forma significativa la calidad del sueño de la persona.

También es habitual utilizar esta técnica para aliviar problemas de náuseas y vómitos en distintas situaciones, como durante el embarazo, después de haber pasado por el quirófano y someternos a una cirugía, o las náuseas propias tras las sesiones de quimioterapia.

El dolor de cabeza, asimismo, suele ser uno de los males que se ataja con este tratamiento. Esto se debe a que está muy relacionado con la tensión muscular, por lo que la acupresión puede ser una buena vía para aliviar esto y, de este modo, evitar consumir fármacos en exceso.

En cuanto a la aplicación de esta técnica, aunque es recomendable que sea realizada por especialistas, es posible lograr unos conocimientos básicos para aplicarlo uno mismo en algún momento dado.

No obstante, el resultado no será el mismo que si lo aplica una persona con experiencia, ya que un profesional que conozca bien cuáles son los puntos que debe presionar en cada caso sabrá cómo lograr de forma más efectiva el efecto deseado y hacer así desaparecer el dolor.

Estos puntos suelen estar en la cara y la cabeza, en las manos y en los pies. Los expertos en realizar esta técnica conocer a la perfección dónde tienen que tocar para aliviar el dolor que en cuestión esté sufriendo el paciente.

En conclusión, la acupresión es una técnica que procede de la medicina tradicional china y que puede conseguir aliviar muchos problemas y padecimientos de forma natural. ¡Esperamos que esta información te haya sido de utilidad!

Qué es la acupresión y para qué es útil
4.5 (90%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.