hombre efecto halo
Hombre Efecto Halo

El Efecto Halo es un sesgo cognitivo en el que la primera impresión general que generamos sobre una determinada persona, influye en cómo vamos a creer que es su carácter y personalidad.

Cómo generamos el Efecto Halo

Básicamente, realizamos rápidamente una primera evaluación rápida de una persona, como por ejemplo: “¡Qué agradable!”. A partir de esta apreciación, el resto de nuestras evaluaciones sobre los rasgos específicos de esa persona se ven influenciados hacia la misma dirección ya sea positiva o negativa, en este caso podríamos pensar: “¡También es inteligente!”.

Un gran ejemplo del efecto de halo en la impresión general que generan las celebridades hacia quienes no les conocen en absoluto. Dado que la percibimos como atractiva, exitosa, y a menudo agradable, también tendemos a verlos como amables, divertidos e incluso inteligentes.

Origen del Efecto Halo

El Psicólogo Edward Thorndike acuñó el término en un documento de 1920 titulado “El error constante en Puntuaciones psicológicas”. En el experimento descrito en el documento, Thorndike pidió a los oficiales al mando en el ejército que evaluaran una variedad de cualidades en sus soldados subordinados.

Estas características incluían cosas como el liderazgo, la apariencia física, la inteligencia, la lealtad y fiabilidad.

El objetivo de Thorndike fue determinar cómo las calificaciones de una cualidad concreta influenciaban en las evaluaciones de otras características. Encontró que los altos índices de valoración de una cualidad en particular, correlacionaba positivamente con altos índices de valoración de otras características distintas y no relacionadas, mientras que las valoraciones negativas de dicha característica también conducía a calificaciones más bajas en las demás  cualidades.

“Las correlaciones fueron demasiado altas y demasiado parecidas” escribió Thorndike. “Por ejemplo, los resultados promedios de la evaluación de un soldado con una apariencia física que puntuaba 0,30, puntuó 0,31 en inteligencia, 0,36 en liderazgo y 0,29 en lealtad y fiabilidad.”

Entonces, ¿por qué nuestras impresiones generales de una persona crean ese halo que influye en el resto de nuestras evaluaciones de rasgos específicos? Los investigadores han encontrado que el atractivo físico es, sobre todo, el factor que puede jugar un mayor papel.

Varios estudios han demostrado que cuando calificamos a alguien como atractivo, también tendemos a creer que esa persona tiene rasgos de personalidad positivos y encima es más inteligente. Un estudio incluso encontró que los miembros del jurado eran menos propensos a creer que las personas atractivas eran culpables de comportamiento criminal.

Sin embargo, este estereotipo del atractivo también puede ser un arma de doble filo.

Otros estudios han encontrado que mientras que las personas son más propensas a atribuir una serie de cualidades positivas a la gente atractiva, también son más propensos a creer que los individuos bien parecidos son vanos, deshonestos y que es probable que utilice su atractivo para manipular a los demás.

El Efecto Halo en la escuela

En el aula, los profesores también se encuentran sujetos al error de calificación efecto de halo en la evaluación de sus alumnos. Por ejemplo, un maestro que ve a un estudiante de buen comportamiento podría tender a asumir que ese estudiante también es brillante, diligente y comprometido antes de que el maestro pueda evaluar objetivamente la capacidad del estudiante en estas áreas. Cuando se producen estos tipos de efectos de halo, pueden afectar a los índices de aprobación en ciertas áreas e incluso pueden afectar negativamente a los otros estudiantes los estudiantes.

Te puede interesar: El efecto Pigmalión o la profecía autocumplida

iphone6 mano

El efecto Halo en el mundo empresarial

El Efecto Halo es un término también muy utilizado en el comercio para explicar el sesgo mostrado por los clientes hacia ciertos productos, debido a una experiencia previa favorable con otros productos fabricados por el mismo fabricante. El Efecto Halo es un concepto que impulsa el valor de marca y como consecuencia, sus ventas. Lo contrario del Efecto Halo es la Canibalización de un producto.

Ejemplo de marca con gran Efecto Halo

Un ejemplo clásico del Efecto Halo es el generado por la marca Apple y todos sus productos. Cuando el primer iPod fue puesto a la venta, hubo una enorme especulación en el mercado y las ventas de portátiles de Apple Mac, aumentarían vertiginosamente debido al éxito del iPod. Este fenómeno se conoce como el Efecto Halo.

El Efecto Halo: una pérdida aceptable

El efecto de halo se utiliza a menudo para justificar segmentos de negocios que son un lastre en las ganancias. Sin embargo, en el sector de los negocios se dispone de varias estrategias para lograr un mayor tráfico de clientes, que puede traducirse en ventas adicionales en otros segmentos o unidades de negocio disponibles para el cliente.

Los gerentes reconocen y aceptan una pérdida de rentabilidad de una parte o segmento de su negocio, siempre y cuando aumente el número de transacciones hechas por los clientes en otras partes de la tienda. Por ejemplo, muchas gasolineras venden cigarrillos, a pesar de que los cigarrillos les ofrecen un bajo margen. El dueño de la gasolinera no tiene prácticamente ninguna ganancia de la venta de cigarrillos, pero ofrece a los clientes una razón para seleccionar su estación de servicio sobre otra, adquieran allí la gasolina y que al entrar a por tabaco generen otras compras colaterales.

Eficacia y Uso

El Efecto Halo es eficaz para empresas con un alto valor de marca y en las industrias que dependen en gran medida de este valor de marca para hacer crecer la demanda.

También es eficaz para las empresas de monopolios muy competitivos en los que hay muchas otras empresas que ofrecen el mismo servicio con diferentes precios. Las empresas utilizan el aquí el Efecto Halo para establecerse dentro de en una industria en particular. Si un producto puede llegar a ser un líder en una industria determinada, el valor de la marca del producto puede extenderse como un halo hacia otros productos. Este razonamiento permite a las empresas a aceptar un cierto nivel de pérdida en el entendido de que la pérdida es realmente una inversión en el valor de marca, como un pago para todos los futuros productos y servicios comercializados por dicha empresa. De esta forma, el Efecto Halo tiene el potencial no sólo de aumentar el tráfico de clientes, sino también poder fijan precios a su interés, que son los dos principales ejes de crecimiento de ingresos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here