Qué entendemos por historia oral



“El dolor y el aburrimiento son los dos mayores enemigos de la felicidad humana. Al respecto cabe observar que cuanto más conseguimos sustraernos a uno de ellos, más nos acercamos al otro, y viceversa; por lo que nuestra vida representa en el fondo un movimiento de oscilación más o menos rápido entre ambos.” Arthur Schopenhauer

Fundamentos de nuestra historia

La historia social se instaura en el siglo XIX, como eje indispensable para comprender los distintos fenómenos socioculturales de un barrio, un país, y una nación. Hasta entonces, la historia oral se establece como un conjunto de técnicas y métodos de investigación, que provienen de diferentes disciplinas, lo que permite identificar los sucesos históricos a lo largo del tiempo. En ese sentido, la historia oral y sus practicantes experimentan una confluencia disciplinaria desde los específicos estilos y formaciones profesionales. Todo esto es visto como una combinación de oficios y prácticas académicas, de tradiciones disciplinares y esfuerzos autónomos. Es decir, la historia oral es un método inacabado y en construcción constante, en donde su programa de actividad está en función no sólo de las propias disciplinas que la van constituyendo, sino principalmente de los problemas que investiga y de los sujetos con los que interactúa, y finalmente de las fuentes que produce. Además, es un enfoque que destaca la mirada, la escucha, el registro cualitativo, etc.



Desde esa perspectiva, la historia de vida es un término que se refiere más al campo de acción de la antropología, la psicología, y la sociología. Como técnica de investigación  ha sido relevante en dichos campos casi desde sus orígenes. Entonces, el enfoque biográfico sería un término de acuñación más reciente que corresponde al campo de la sociología de corte cualitativo, que se ha desarrollado en los últimos 25 y 30 años.

De ese modo, el uso y el análisis de los testimonios orales, son esenciales para estos métodos de investigación. Se diría pues que la historia oral temática hace referencia a los proyectos que tienen como propósito central el conocimiento de un problema o tema de investigación, que se constituye como objeto de conocimiento. Asimismo, la autobiografía sería el término usado para referirnos al tipo de documento que se produce en la interacción entre el investigador y el narrador/informante. Cabe señalar que los relatos de vida son unidades de narración que organizan el contenido de una narración personal, de una autobiografía o una entrevista.

En ese sentido es importante tener en cuenta los conceptos que se presentan a continuación:

Historia oral

Es un término que viene mayormente asociado al campo de la historia, y concretamente a la historia social y sus derivaciones, tales como la historia local y popular. En la actualidad, la historia oral es una subdisciplina asociada a la práctica historiográfica que se enfoca a los acontecimientos y fenómenos inmediatos o contemporáneos.

Historia de vida

Es un término que se refiere más al campo de acción de la antropología y la psicología, pero también al de la sociología. Como técnica de investigación ha sido relevante en dichos campos, casi desde sus orígenes. El enfoque biográfico sería un término de acuñación más reciente que corresponde al campo de la sociología de corte cualitativo, desarrollado en los últimos 25-30 años.

La autobiografía

Sería el término usado para referirnos al tipo de documento que se produce en la interacción entre el investigador y el narrador/informante. Así, toda historia de vida tiene como su centro de análisis una autobiografía, aunque no se reduce a ello, como se verá más adelante.

Los relatos de vida

Son las unidades de narración que organizan el contenido de una narración personal, de una autobiografía, o de una entrevista

Concluyamos entonces, que la historia oral temática se constituye más por un conjunto amplio y heterogéneo de relatos de vida. Mientras  la historia de vida de una persona es el conjunto de sus relatos  de vida, que integran su propia autobiografía. Es decir, que la historia de vida  son sucesos permanentes que están permeados desde la infancia que constituyen el accionar de los hombres.

Referencias

Galindo, J.  (1998). Técnicas de investigación en sociedad, cultura y comunicación. Gedisa

Qué entendemos por historia oral
4.5 (90%) 2 voto[s].





Yessika María Rengifo Castillo
Magister en Infancia y Cultura, y Especialista en Infancia, Cultura, y Desarrollo, Universidad Distrital Francisco José de Caldas; Docente, licenciada en Humanidades y Lengua Castellana, Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Escritora, articulista, y poeta. En la actualidad, investigadora académica del Centro Comunitario Pensémonos. Correo electrónico: [email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here