El psicoterror Laboral se engendra en los Jefes omnipotentes

Envidiosos, celosos, dictatoriales y, solapadamente persiguen al subordinado, tratando de molestarlo en diversas formas y actitudes inverosímiles, ridiculizándolo, rebajándolo y dándole trabajos por debajo del nivel que el subordinado tiene. Con esto logra minar su resistencia, logrando a veces lo que se propone, cansar al empleado para que renuncie. Cuales son los móviles de ésta clase de Jefes o Empresarios. Pueden ser variados y sintomáticos, según el grado de sadismo que ponga de manifiesto el que ostenta el poder.

Como ser envidioso, competitivo y puede sentirse inferior ante el subordinado y el entorno, lo que lo torna en un ser perverso y agresivo.

Esta clase de personas sufren por sentirse inferiores, se sienten bloqueados y descargan su bronca contra el entorno: las situaciones serían muchas, en el caso de un hombre, por sentirse menos que el subordinado ante los demás y, en particular ante las mujeres que configuran su entorno, tratándose de una mujer igual en particular ante los hombres. La falta de autoestima, sería el ingrediente potenciador, que es un disparador de síntomas que se descargan hacia los demás. Si se hiciese una encuesta de los muchos que así se sienten, daría escalofríos, son personas con complejos de inferioridad y de superioridad, o tienen uno o tienen el otro, el primero se siente bloqueado y quiere bloquear a los demás, el segundo quiere lo mismo, los dos son complejos de inferioridad. El segundo tiene un afán de ostentación, de figurar de mostrarse, de imponerse (complejo de superioridad) el primero quiere pero no se anima, sabe pero no puede ponerlo afuera, se siente atado (complejo de inferioridad). Los dos complejos llevan adheridos sentimientos de envidia, celos y deseos competitivos y agresivos. Son individuos que generalmente y desgraciadamente ocupan posiciones de relevancia, quisieran dominar al mundo. Habría que hacerse una pregunta ¿si se sienten inferiores como llegan a ocupar posiciones superiores?. Sería por que libran una lucha interior con su drama de inferioridad y, quisieran librarse ocupando posiciones, pero aunque lleguen, el sentimiento no se revierte. Qué peligro.

Están en todas las áreas del trabajo, en lo político, gubernamental y social.

El Psicoterror Laboral debería tratarse mediante leyes laborales, que contemplen ésta situación. En las otras áreas debería ser motivo de estudio, consulta y selección.-

Todas las Terapias Psicológicas

1 Comentario

  1. Y muchas veces todo esto acaba desembocado en los graves casos de moving o de acoso laboral, que debería estar mucho más regulado de lo que está. Los trabajadores deberían disponer de armas para enfrentarse a sus agresores laborales y que el entorno de trabajo no se convierta en un campo de batalla diario, en el que el propio autoestima del trabajador puede resultar herido de muerte.

  2. Hoa 2016.
    Gracias por los que están y lamentable por los que “partieron” de nuestro lado según la leyenda para el país del nunca jamás.
    Gracias siempre
    Este tema de ma o meno pánico o psico-terror laborar, dígame Ud. profesor quien no tenga culpa qué lance la primera piedra, en la pirámide de Maslow, desde la corona hasta cualesquiera que de una forma u otra tenga poder por el motivo que sea, tradición, herencia, conveniencia de terceros, etc etc etc.
    Gracias anticipadas Cordialmente
    Raúl

  3. Hola me llamo Lucía se me hace injusto que los demás trabajadores se indisoongan ante un jefe o persona que tenga la autoridad todos merecemos respeto y estos personajes no entienden que actuando así a las demás personas les causa temor, estres, y ciertas enfermedades quisiera saber qué se puede hacer para esto y si hay un proceso o una legislación para seguir y no permitir que aquellos que tienen el poder hagan lo que se les antoja con los demás gracias

  4. Por lo que observé ante situaciones de acoso laboral, el perpetrador tenía un profundo complejo de inferioridad por problemas en su infancia, pero que luego han nivelado con unas ganas de dominar a los demás y de medrar pasando por encima de unos cuantos almas cándidas, y se han creído que este método les podría servir de por vida, pero al ver que no siempre puede ser así, empiezan a acosar al que se les atraganta, al que va pasito a pasito sin atropellar al prójimo, al que basa el ascenso en su formación y sacrificio y no a pisotear al rival, etc. Un narciso que tuvo problemas en su infancia proyecta sus complejos en los otros y quiere poner obstáculos en la vida de éstos para que todos “sufran” como él, y que no tengan las cosas fáciles, ésto es una de las cosas que he visto en ellos.

  5. Si pudiera ser todo lo sincero que suelo ser, daría sentido a todo este artículo que ya lo tiene en sí mismo. Yo lo llamo la sombra. Te persigue siempre. Saludos y gracias por el artículo. Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here