FAP: Psicoterapia Funcional Analítica

Verificado Redactado por Isbelia Farias. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 17 diciembre 2021.

La FAP o psicoterapia funcional analítica es parte del movimiento conocido como Análisis de la Conducta Clínica, el cual, a su vez, conforma la tercera generación de terapia de la conducta.

Entre las mayores aportaciones que se destacan de la Psicoterapia funcional analítica cuenta que, a diferencia de la terapia de la conducta clásica, este nuevo enfoque hace uso de la relación entre el paciente y el terapeuta para promover cambios en la conducta.

Es decir, de la dinámica entre el terapeuta y el paciente surge un proceso de cambio, por medio de un análisis que se hace de los conflictos del paciente, de forma individual, y que tienen lugar in situ, esto es, en la misma sesión de terapia.

Las intervenciones también son realizadas dentro de las mismas sesiones, por lo que el tratamiento también implica una nueva forma de terapia de la conducta.

¿Cómo es la relación en la Psicoterapia Funcional Analítica?

La relación entre el terapeuta y el paciente es diferente, pues, va enfocado hacia un cambio, por medio de intervenciones en vivo, tal como se ha mencionado. Es decir, ocurren dentro de la misma terapia.

De modo que, la terapia está enfocada en lo que dice y hace el cliente dentro de la sesión terapéutica. A esto se le llama conductas clínicamente relevantes.

Vale resaltar que, dentro de una terapia, se pueden suscitar conductas problemáticas en el paciente, durante la misma sesión, y esto es lo que el terapeuta trata de aminorar.

Los problemas que se pueden presentar dentro de la dinámica terapéutica pueden ir desde sentimientos, visiones, percepciones, recuerdos, pensamientos, entre otros, que el terapeuta puede evocar y abordar.

Asimismo, hay mejoras en la conducta de los pacientes que se pueden percibir dentro de dichas sesiones de terapias y que, al haberlas, se debe trabajar en su incremento.

Aunado a ello, dentro de la psicoterapia funcional analítica, también se busca que el paciente o cliente elabore sus propias interpretaciones de su conducta y analice las causas de las mismas.

Es por ello que se da mucho énfasis a las estrategias que se deben emplear en este tipo de enfoque.

¿Cuáles son las estrategias dentro de la Terapia Funcional Analítica?

Las estrategias a desplegar son cinco. Estas son:

  1. Identificar las conductas que sean relevantes y que tengan lugar en las sesiones;
  2. Crear un espacio terapéutico para que las conductas problemáticas puedan surgir y así propiciar la mejoría de las mismas;
  3. Reforzar, de forma natural, las mejoras en las conductas;
  4. Identificar con el paciente los reforzantes de la propia conducta emitida por el cliente y;
  5. Trabajar en que el paciente desarrolle habilidades que le permitan establecer una perspectiva funcional entre sus conductas y los factores que las propician.

Más aspectos sobresalientes sobre la Psicoterapia Funcional Analítica

De acuerdo con Javier Virúes, en su estudio sobre los aspectos funcionales de la psicoterapia analítico funcional, por un tiempo, muchos autores se percataron de que un gran repertorio de trastornos psiquiátricos radicaban en la naturaleza misma de lenguaje y la relación con los eventos privados.

Fue a partir de allí, haciendo un poco de historia, que R. J. Kohlenberg, junto a sus colaboradores destacaron que el seguimiento patológico estaba presente en muchos diagnósticos, tales como la depresión, la ansiedad, la obsesión-compulsión, entre otros, y que se podía modificar el comportamiento para la mejora clínica.

Por ello, se suele decir que la FAP es una forma de psicoterapia que nace dentro de este contexto del conductismo radical, pero, se fundamenta en los principios del aprendizaje y el análisis funcional del lenguaje.

En el escenario terapéutico se considera que los comportamientos emitidos por el paciente son reales y que, durante las sesiones terapéuticas, se pueden moldear.

Los tipos de conductas

Los comportamientos que surgen en la terapia, y que son moldeados, reciben el nombre de Conductas Clínicamente Relevantes (CCR) y puede ser de tres tipos:

Las de tipo 1: se refiere a las conductas que han de aminorarse;

Las de tipo 2: que son comportamientos por aumentar y,

Las de tipo 3: conformadas por las interpretaciones que el paciente hace de su comportamiento.

Finalmente, cabe destacar que, aunque este tipo de psicoterapia funcional analítica cuenta con el respaldo de muchos terapeutas, también es cierto que no hay suficientes investigaciones que avalen su eficacia, lo cual ha llevado a que surjan algunas críticas en este modelo. Sin embargo, con el transcurso del tiempo se espera que cuente con mayor respaldo empírico.

Psicología individual de Alfred Adler: 7 principios

Bibliografía

  • Aguayo, L. V., García, R. F., & Bermúdez, M. Á. L. (2015). Psicoterapia analítica funcional: el análisis funcional en la sesión clínica. Síntesis.
  • Kohlenberg, R. J., Tsai, M., García, R. F., Aguayo, L. V., Parra, A. F., & Virués-Ortega, J. (2005). Psicoterapia Analítico-Funcional y Terapia de Aceptación y Compromiso: teoría, aplicaciones y continuidad con el análisis del comportamiento. International Journal of Clinical and Health Psychology5(2), 349-371.
  • Kohlenberg, R. J., & Tsai, M. (2007). Psicoterapia Analítica Funcional: Creación de relaciones terapéuticas intensas y curativas. Colección Ciencia Biomédica. Universidad de Málaga.
  • Virués Ortega, Javier, Descalzo Quero, Alberto, & Venceslá Martínez, José Fernando. (2003). Aspectos funcionales de la psicoterapia analítico funcional. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, (88), 49-69. Recuperado en 01 de marzo de 2021, de https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0211-57352003000400005&lng=es&tlng=es.

 

Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), diplomada en Logoterapia y Análisis Existencial, Orientación de la Conducta y Psicología Forense.

Deja un comentario