La psicoterapia freudiana consiste en llevar aspectos del inconsciente, a la superficie del consciente. Es decir, fortalecer al Yo para que se «independice» un poco más del Superyó, así ampliando su campo de percepción de manera que pueda apropiarse de nuevas partes del Ello.

Psicoterapia freudiana: las técnicas clave

Extracción de recuerdos

La primera técnica que utilizo Freud la describió como la extracción de recuerdos reprimidos de la infancia. Consistía poner la mano sobre la cabeza de los pacientes y decir algo similar a unos comandos. De esta manera, se suponía que sus pacientes se sugestionaban y le contaban sus recuerdos más profundos.


Con el tiempo, Freud se dio cuenta de que no tenía forma de comprobar si estos relatos eran verdaderos, por lo que fue adoptando nuevas técnicas de psicoterapia en busca de una mayor objetividad.

Asociación Libre

Una de las técnicas más que utilizaba Freud, era la Asociación libre. En ella, el sujeto, verbalizaba todos los sentimientos y pensamientos que le pasaban por la cabeza.

El objetivo de esta técnica es alcanzar al inconsciente partiendo de una idea consciente y dejándola que continúe, siguiéndola hasta obtener valioso material del inconsciente, por medio de las asociaciones que realiza el paciente.

La transferencia es un proceso de suma importancia en el enfoque psicodinámico. Consiste en trabajar los sentimientos sexuales, agresivos, de identificación, etc. que los pacientes desarrollan hacia el psicoanalista.

Siempre y cuando estos sentimientos sean expresados como interés o amor, la transferencia no interfiere en la terapia en lo absoluto. Se desarrollaría una transferencia positiva.

Si se desarrolla una transferencia negativa, el analista debe ser capaz de reconocerla y explicarla al paciente, para evitar que este desarrolle una resistencia al tratamiento.

La resistencia consiste en una serie de respuestas inconscientes que utilizan los pacientes para obstaculizar o bloquear la terapia, pero también puede indicar que la terapia ha superado el nivel superficial. Por lo tanto, sería, en principio, una señal positiva.

Análisis de los sueños

Seguramente la técnica favorita de Freud, sobre la cual escribió un ensayo completo con el mismo nombre. Como él decía: «la Vía Regia hacia el inconsciente». Este médico vienés, utilizaba el análisis onírico para transformar el contenido manifiesto en contenido latente.

El contenido manifiesto en un sueño se refiere al significado superficial, o lo que recordamos al despertar, material consciente. Por el contrario, el contenido latente, representa el mundo simbólico de la persona lleno de conflictos y deseos, el material inconsciente del sueño.

Freud tenía un presupuesto básico para la interpretación de los sueños y era que casi todos los sueños son cumplimiento de deseos”. Algunos pueden ser bastante obvios y llegan a expresarse en el contenido manifiesto

Por ejemplo, cuando una persona se va a la cama con hambre y termina soñando con todo tipo de comida en grandes cantidades. Sin embargo, la mayoría se expresa en el contenido latente y solamente este análisis de la interpretación de los sueños puede desvelar su deseo oculto.

Los pacientes con Trastorno por Estrés Postraumático o TEPT, suelen soñar repetidamente con experiencias traumáticas o atemorizantes. Siguen, por tanto, el principio de repetición obsesiva. Según Freud, los sueños son creados por el inconsciente, pero intentan llegar a la consciencia. Puede que traten de enviarnos un mensaje.

La técnica del análisis onírico en la psicoterapia freudiana

Para el análisis de los sueños, Freud utilizaba al menos dos métodos:

  • Uno de ellos consistía en solicitar a los pacientes que intenten relacionar el sueño con algún pensamiento o sentimiento, ya sea lógico o no. Esto revelaba el deseo inconsciente que se camuflaba detrás del sueño.
  • Si esta primera técnica no funcionaba, es decir, si el paciente no podía realizar estas asociaciones, Freud recurría al segundo método. Este consistía en analizar los símbolos de los sueños, que servía para descubrir elementos inconscientes que están detrás del contenido manifiesto.

El objetivo era llegar al contenido latente siguiendo el proceso de formación del sueño en sentido contrario. Definió a este método, el más fiable para el estudio del inconsciente y sus procesos, y la denomino la “ruta real” para el estudio y conocimiento del inconsciente.

 

Análisis de los lapsus linguae

Freud también afirmaba que los lapsus linguae, los errores al leer, hablar o escribir no son simples accidentes, sino información importante del inconsciente que se revelan ante una persona.

Muy a menudo, los lapsus reflejarían las verdaderas intenciones del individuo. Se expresan de forma inconsciente. Sin embargo, seguidamente, la persona trata conscientemente de corregir el error y disimularlo.

Referencias

  • Bleichmar, H. (2016). Avances en psicoterapia psicoanalítica: hacia una técnica de intervenciones específicas(No. 616.8914 B646a). Paidós,.
  • Coderch, J. (1987). Teoría y técnica de la psicoterapia psicoanalítica(No. 616.8914 C669t). Herder,.
  • Kernberg, O. (2000). Psicoanálisis, psicoterapia psicoanalítica y psicoterapia de apoyo: controversias contemporáneas. Revista de Psiquiatría del Uruguay64(2), 336-352.
Licenciado en Psicología por la Universidad de Jaén (2010). Máster en Análisis Funcional en Contextos Clínicos y de la Salud por la UAL (2011) y Máster en Psicología Jurídica y Forense por el COPAO, Granada (2012). Doctorando en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado 8 artículos científicos y es autor de los siguientes libros: «Psicopatología General», «Neurociencias: etiología del daño cerebral» y «Evaluación Psicológica». Además, es coautor del libro «Modelo ROA: Integración de la Teoría de Relaciones Objetales y la Teoría del Apego». Desde 2010 ha ejercido profesionalmente como psicólogo clínico y forense, escritor, formador, profesor universitario, conferenciante internacional y colaborador con diversos medios de comunicación. Sus principales líneas de investigación son la psicología, mitología, simbología y la hermenéutica antropológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here