Psicología Comparada vs Etología

¿Qué es la Etología?

La Etología es una rama de la Psicobiología que se encarga de estudiar el comportamiento de los animales de cada especie. Este estudio lo hace tanto a través de la experimentación como de la observación, siendo esta última técnica la más utilizada en términos generales.

Las funciones del etólogo son básicamente de investigación y estudio de las especies animales, enfocado sobre su comportamiento en el medio.

Orígenes de la Etología

El concepto de Etología fue utilizado por primera vez por J. Mill (1843), que lo definió como “una ciencia exacta sobre la naturaleza humana”. Este término era utilizado en biología y significaba el que hoy en día entendemos por Ecología. Posteriormente, con la teoría de “La evolución de las especies” en 1859 de Charles Darwin se le dio un gran impulso a la Etología. Este botánico fue el primero que investigó el comportamiento de las plantas. Hacia el 1907 y hasta el 1940 la revista “Zoological Record” tuvo una sección de Etología, que trataba sobre el estudio del comportamiento para cada clase de animal. A partir de Niko Timberg (1950) se aceptó el concepto de Etología como una rama de la Biología.

¿Qué es la Psicología Comparada?

La Psicología Comparada aparició en los años cincuenta, que se definió como: cualquier estudio de la conducta de animales, es decir, como una psicología de todos los organismos excepto del hombre.

Similitudes y diferencias entre la Psicología Comparada y la Etología

A partir de la aparición de la Psicología Comparada se generaron una serie de conflictos entre las dos ramas, ya que no había un consenso sobre las tareas de cada una. Los psicólogos comparatistas se habían centrado principalmente en el estudio del comportamiento, aprendizaje y vida mental  de los animales. Su objetivo era la comparación de determinados aspectos de la conducta entre especies de animales diferentes, mientras que la Etología es la rama de la biología y de la Psicología Experimental que estudia el comportamiento de los animales en sus medios naturales.

Finalmente, Hodós y Campbell (1969-1977) pudieron sacar características individuales entre la Etología y la Psicología Comparada.

  • La Psicología Comparada realiza un análisis anagenético de la conducta, que toma como punto de partida el estudio de las similitudes conductuales entre especies, alejándose del punto de vista genético.
  • Los etólogos por su parte interpretan los datos en el contexto de la evolución, ya que provienen de la biologia y la Zoología.

Hoy en día, la Psicología Comparada y la Etología son prácticamente iguales y ambas pertenecen a la Psicobiología.

Métodos de estudio en Etología y psicologia Comparada

El estudio del comportamiento se puede realizar mediante diversos procedimientos, los más importantes son: la observación sistemática y la experimentación. La diferencia básica entre la observación y la experimentación es la provocación de los fenómenos conductuales que se desean estudiar.

El observador científico registra la conducta sin manipular las condiciones en las que se produce, porque lo que quiere es obtener información sobre el comportamiento espontáneo de los sujetos sometidos a estudio en las condiciones menos artificiales posibles, de esta manera la investigación observacional se dice que tiene una validez externa, porque los resultados pueden ser generalizados al comportamiento natural de los sujetos sometidos a estudio.

El experimentador por otro lado, manipula determinadas variables con el fin de saber si al cambiar alguna de ellas, cambian también ciertos comportamientos de los individuos del estudio. De esta manera obtendrá unos resultados con validez interna, porque manipulando las variables necesarias de manera conveniente hará que se reduzcan las hipótesis sobre qué factores afectan al comportamiento.

Tanto en Psicología Comparada como en Etología la observación es un método fundamental, en el que el investigador sólo puede descubrir nuevos comportamientos invirtiendo un tiempo en la observación directa de los sujetos que estudia. Esta observación (que se basa en ir descubriendo nuevos comportamientos), a veces se puede realizar de manera casual, pero normalmente deberá complementarse con una fase de observación sistemática, en la que la finalidad es la recogida de datos objetivos que serveixe para la descripción de los comportamiento.

Cuando se realiza una observación sistemática, podemos tener la seguridad de que los datos que obtenemos son el resultado del comportamiento natural, pero desconocemos si los factores que hemos registrado como posibles condicionantes de los comportamiento (variables ambientales, conductos de altresespècies, etc) son los principales o los únicos que los determinan. Así nuestro estudio tendrá una buena validez externa y en cambio tendrá una baja validez interna.

Al experimentar tenemos la posibilidad de controlar los factores que influyen en el comportamiento y así podemos estar más seguros de que conocemos sus condicionantes, pero debido a que sometemos los sujetos del estudio a una situación artificial, desconocemos cómo sería el comportamiento si no estuviera manipulado por el científico. De esta manera conseguimos una buena validez interna pero una baja validez externa.

Actualmente hay muy pocos profesionales de la psicología que se puedan dedicar la estos campos de estudio, ya que en muchas ocasiones se necesitan subvenciones especiales para poder costear la investigación en animales y son muy pocos los estamentos y empresas privadas las que se puedan o quieran hacer cargo de los costes que ello conlleva. Seguramente, en este caso como en muchos otros, la oferta supera en mucho a la demanda.

Referencias

  • Eibesfelt, E. (1979). Madrid. Omega.
  • Enciclopèdia Universal Catalana. Vol.3 car-dev. (1982). Madrid. Planeta de Agostini.
  • Loeches, A., Gil-Burmann, C., Peláez del Hierro, F., (1994). La psicologia comparada: una disciplina psicobiológica. Revista de Psicología General y Aplicada 47 (1), 53-57. Madrid.
  • Peláez del Hierro, F., Veá Baró, J. (1997). Etología. Bases biológicas de la conducta animal y humana. Pirámide.
  • Quera-Jordana, V. (1997). Los etólogos observacionales en la etología. Madrid. Pirámide.
  • Slater, J. (1998). Introducción a la Etología. Crítica.
Psicología Comparada y Etología: diferencias y similitudes
Vota este artículo!