Proverbios irlandeses: sabiduría ancestral irlandesa

Verificado Redactado por Bernardo Peña. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 22 enero 2021.

La vieja Irlanda, tierra de misterios y cuna de culturas ancestrales como la celta. Sin duda, uno de los países más enigmáticos y ricos en cuanto a tradición, folclore y diversidad. Sin embargo, Irlanda ha atravesado diversos avatares a lo largo de su existencia milenaria. Por ejemplo, devastadoras invasiones, falta de recursos, crisis recurrentes… Sin embargo, sus gentes siempre se las han apañado para salir adelante y ser, hoy en día, un gran país, del que se pueden aprender muchas cosas interesantes. Conoce un poca más de esta mágica y misteriosa isa a través de los proverbios irlandeses.

Proverbios irlandeses: sabiduría ancestral irlandesa

Tal y como tú te amas a ti mismo los demás te amarán a ti.

La verdadera naturaleza de la personalidad de alguien se revela a través de sus ojos.

Di poco y dilo bien.

La casa está donde el corazón.

La peor vaca del establo es la que muge más alto.

Un buen comienzo es la mitad del trabajo.

Aquel que no prospera en sus sueños, no prosperará despierto.

Ni busques ni huyas de la batalla.

No hay fuerza sin unidad.

No enciendas un fuego que no puedas apagar.

No me levantes hasta que caiga.

Lo que está bien hecho lo mostrará en sus resultados.

Escoge tu compañía antes de escoger la bebida.

Es un largo camino el que no tiene vuelta.

El honor pertenece al tiempo antiguo.

Cuidado con el enojo de un hombre paciente.

No hay héroe que no sea comparado.

Lo que se toma con engaños se va con el viento.

Quien no mantiene sus armas en tiempos de paz, no tendrá armas en tiempos de guerra.

Aquel que calla no pierde amigos.

Una persona perezosa es lo mismo que un cerdo.

Mejor no empezar que dejar sin terminar.

Lo que no se puede evitar debe llevarse a cabo.

Hay tres cosas en la vida que llegan sin que uno las pida: miedo, amor y celos.

No hay lugar como el propio hogar.

Prometer sin cumplir es peor que rehusar.

Cuídate de que tu chimenea esté barrida antes de apuntar a las cenizas del vecino.

Un hombre sin cambios no vale nada, y el hombre con demasiados cambios tampoco vale nada.

El bien no se obtiene sin tener problemas.

La salud es mejor que la riqueza.

Antigua bendición irlandesa

Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia caiga suave sobre tus campos. Y hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios te sostenga suavemente en la palma de su mano. Que vivas por el tiempo que tú quieras, y que siempre quieras vivir plenamente.

Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca olvides recordar aquellas que te alegraron. Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos, pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron fieles. Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron, pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día. Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado.

Que nunca caiga el techo encima de ti y que los amigos reunidos debajo de él nunca se vayan. Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío, una luna llena en una noche oscura, y que el camino siempre se abra a tu puerta.

Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte. Que el Señor te guarde en su mano, y no apriete mucho su puño. Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y el cielo te acoja. Y que la fortuna te abrace.

Que las bendiciones de San Patricio te contemplen. Que tus bolsillos estén pesados y tu corazón ligero. Que la buena suerte te persiga, y cada día y cada noche tengas muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebidas junto al fuego, risas para que te consuelen aquellos a quienes amas, y que se colme tu corazón con todo lo que desees. Que Dios esté contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos, que el infortunio te sea breve y te deje rico en bendiciones. Que no conozcas nada más que la felicidad. Desde este día en adelante, que Dios te conceda muchos años de vida, seguro Él sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles.

Licenciado en Psicología por la Universidad de Jaén (2010). Máster en Análisis Funcional en Contextos Clínicos y de la Salud por la UAL (2011) y Máster en Psicología Jurídica y Forense por el COPAO, Granada (2012). Doctorando en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado 8 artículos científicos y es autor de los siguientes libros: «Psicopatología General», «Neurociencias: etiología del daño cerebral» y «Evaluación Psicológica». Además, es coautor del libro «Modelo ROA: Integración de la Teoría de Relaciones Objetales y la Teoría del Apego». Desde 2010 ha ejercido profesionalmente como psicólogo clínico y forense, escritor, formador, profesor universitario, conferenciante internacional y colaborador con diversos medios de comunicación. Sus principales líneas de investigación son la psicología, mitología, simbología y la hermenéutica antropológica.

Deja un comentario