proverbios hindúes sabiduría de la India

Hoy queremos mostrarte algunos de los mejores proverbios hindúes como medio de acercamiento a la sabiduría de la India. La India, un país milenario, una cultura ancestral llena de misterios.

Merece la pena, pues, conocer algo más de la cultura hindú, que cuenta con más de cinco mil años de antigüedad. Por desgracia, en Occidente, esta civilización es a menudo desconocida para la mayoría de las personas, pese a la influencia indirecta que el hinduismo ejerce en nuestras vidas y nuestra cultura.

Desde luego, la cultura de la India es muy espiritual y religiosa, con un amplio sentido de la vida y de la muerte, enfocada hacia la trascendencia del espíritu.

30 proverbios hindúes: sabiduría de la India

En el camino de la vida podrás transitar por el sendero de la sabiduría. Si de él sales convencido de no saber nada, es que has aprendido mucho.

La vejez empieza cuando los recuerdos pesan más que las esperanzas.

Los objetos externos son incapaces de dar plena felicidad al corazón del hombre.

Antes de juzgar a una persona, camina tres lunas con sus zapatos.

Yo soñaba que la vida era alegría. Desperté y vi que la vida es servicio. Serví y vi que el servicio da alegría.


La ignorancia es pasajera, el conocimiento perdura.

Con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas, más; con mis alumnos todavía más.

El que no duda, nada sabe.

La tierra no es una herencia de nuestros padres sino un préstamo de nuestros hijos.

Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora.

30 proverbios hindúes: sabiduría de la India

La vida es un desafío: afróntalo; y también es amor: compártelo; la vida es sueño: hazlo realidad.

Un hombre sólo posee lo que no puede perder en un naufragio.

Aquel que reconoce la verdad del cuerpo puede entonces conocer la verdad del universo.

Es de hipócritas decir que amamos a la humanidad en su conjunto y odiar a quienes no adoptan nuestros puntos de vista.

30 proverbios hindúes: sabiduría de la India

El que antes de su muerte ha plantado un árbol, no ha vivido inútilmente.

Cuando naces, todos los de alrededor sonríen y tú lloras; Vive la vida de tal forma que al morir, todos los de alrededor lloren y tú sonrías.

El necio odia al hombre sabio, el pobre detesta al que es rico, el cobarde envidia al héroe, el miserable desprecia al que es generoso, y el hombre degradado no puede ni ver al virtuoso.

Los ríos hondos corren en silencio, los arroyos son ruidosos.

Si deseas ser feliz, tienes que desear ver a otros felices también.

El bien que hicimos la víspera es el que nos trae la felicidad por la mañana.

Cuando todo está perdido aún queda la esperanza.

¿Qué ve el ciego, aunque se le ponga una lámpara en la mano?

No hay árbol que el viento no haya sacudido.

El sacrificio, caridad y austeridad no deben dejarse, se deben realizar. Pues éstas tres al ser practicadas. Purifican incluso a las grandes almas.

Mejor es seguir la propia ley imperfectamente que la ley de otro de manera correcta. Es mejor encontrar la muerte en el cumplimiento de la propia ley, puesto que la ley de otro produce miedo.

Cuida el exterior tanto como el interior, porque todo es uno.

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.

Cuando no hay odio dentro, no hay ningún enemigo fuera.

El insensato que reconoce su insensatez es un sabio; pero un insensato que se cree un sabio es en verdad un insensato.

El deseo es el recuerdo del placer, proyectado al futuro.


Licenciado en Psicología por la Universidad de Jaén (2010). Máster en Análisis Funcional en Contextos Clínicos y de la Salud por la UAL (2011) y Máster en Psicología Jurídica y Forense por el COPAO, Granada (2012). Doctorando en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado 8 artículos científicos y es autor de los siguientes libros: «Psicopatología General», «Neurociencias: etiología del daño cerebral» y «Evaluación Psicológica». Además, es coautor del libro «Modelo ROA: Integración de la Teoría de Relaciones Objetales y la Teoría del Apego». Desde 2010 ha ejercido profesionalmente como psicólogo clínico y forense, escritor, formador, profesor universitario, conferenciante internacional y colaborador con diversos medios de comunicación. Sus principales líneas de investigación son la psicología, mitología, simbología y la hermenéutica antropológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here