dispareunia-vaginismo

Vaginismo

El vaginismo es una contracción involuntaria de la vagina que muchas mujeres experimentan al hacer el amor, lo que dificulta y hace dolorosa la penetración. Además, si no hay excitación no se lubrica, es decir, no se generan los fluidos necesarios para que el pene entre en la vagina sin causar ningún tipo de dolor.

Para las mujeres con este problema el bloqueo psicológico es tal que cualquier idea de penetración desencadena una contracción involuntaria de los músculos de la vagina.

Una educación rígida, traumas infantiles, complejos o malas experiencias pueden estar en el origen de este problema, cuya solución pasa por un psicólogo o terapeuta sexual.

Desde un punto de vista etiológico el vaginismo se relaciona con:

  • La falta de formación en cuestiones relacionadas con la sexualidad.
  • Fuertes inhibiciones respecto del sexo originadas en creencias religiosas ortodoxas extremadamente conservadoras.
  • Secundariamente, puede estar relacionado a experiencias traumáticas en relaciones sexuales anteriores.
  • La falta de comunicación con la pareja.
  • Agresiones sexuales (acoso o violación).
  • Miedo al embarazo.
  • Temor a contraer enfermedades de transmisión sexual.
  • Con menos frecuencia el vaginismo puede ser una reacción a una disfunción sexual en el hombre o a una orientación fundamentalmente homosexual por parte de la mujer.

Las mujeres que sufren esta disfunción no sólo la padecen en sus relaciones sexuales, sino también en las exploraciones ginecológicas.

Dispareunia

La dispareunia es un dolor recurrente que ocurre antes, durante o después del coito.

Ocurre con más frecuencia durante la penetración y puede ocurrir tanto en el hombre como en la mujer. Sin embargo se cree que es más común en la mujer. La dispareunia es la queja más frecuente que reciben los ginecólogos.

Ya que el dolor es una experiencia subjetiva, o sea interpretado por quien lo padece se habla de dolor superficial y dolor profundo. Esta condición es una de las que más retos presentan para diagnosticar y por lo tanto debe iniciarse con un examen físico realizado por un médico.

En caso de que no se encuentren los motivos fisiológicos para la dolencia, se investigan las causas psicológicas detrás del dolor.

Los tipos de dispareunia incluyen:

  • Dispareunia Primaria o Vitalicia en la cual las relaciones sexuales siempre provocaron dolor.
  • Dispareunia Secundaria o Adquirida en la cual las relaciones sexuales se vuelven dolorosas después de haber sido indoloras.
  • Dispareunia Completa en la cual al mantener relaciones sexuales resulta doloroso en cualquier circunstancia.
  • Dispareunia Situacional en la cual mantener relaciones sexuales resulta doloroso solamente en ciertas condiciones.

En el caso de los hombres la causa más usual de dolor pueden ser infecciones del tracto urinario. Además puede ser causada porque la piel del pene está irritada, cáncer de pene, problemas de próstata, enfermedad o lesión en los testículos, problemas en los músculos que sujetan el pene.

En el caso de las mujeres el dolor puede ocurrir:

  • Únicamente al insertar el pene en la vagina
  • Solamente durante la penetración profunda
  • Durante el acto sexual completo

Las causas fisiológicas en la mujer pueden ser variadas tales como:

  • Cicatrización después de una episiotomía
  • Cirugías vaginales
  • Tumores pélvicos
  • Ovarios prolapsados
  • Endometriosis
  • Procesos inflamatorios pélvicos
  • Vestibulitis vulvar

También se ha encontrado que mantener creencias religiosas rígidas puede llevar a asociar el sexo con creencias impuras o incorrectas moralmente hablando.

En ocasiones el tener una imagen corporal pobre o una baja autoestima conllevan a no disfrutar de las relaciones sexuales por falta de seguridad en uno mismo. Incluso cuando la relación de pareja presenta dificultades como rabia hacia la pareja, una comunicación inadecuada y desconfianza puede ocurrir la dispareunia. Se ha encontrado que cuando la pareja no es asertiva o no puede acomodarse a las necesidades del otro, hay riesgo de que esto se presente.

Es muy importante que antes de iniciar un tratamiento psicológico se descarten las causas orgánicas.

Problemas de dolor en las mujeres al practicar sexo
5 (100%) 3 votos