No nos engañemos, nuestra memoria, aunque no queramos reconocerlo, posee grandes limitaciones, muchas de ellas imperceptibles para nosotros mismos. Cuando no tenemos suficiente información o existe mucha incertidumbre acerca de las consecuencias de nuestras acciones, recurrimos de forma sistemática a “atajos mentales” que utilizamos para simplificar la solución de problemas y que nos permiten realizar evaluaciones en función de los datos de que disponemos.

Un sesgo en la memoria en un tipo de sesgo cognitivo que puede alterar el contenido de lo que hemos recordado y hacernos explicar a los demás hechos que son erróneos.

Tipos de sesgos de memoria

Efecto por exposición

Este efecto consiste en la existencia de alguna familiaridad sobre un signo u objeto, si esto está presente, se incrementa la capacidad de asociación y por tanto de memorización.

Efecto de modalidad

Cuando se recuerda es más fácil hacerlo sobre los elementos de una lista si ésta ha sido dictada, que si han sido leídos.

Efecto extrañeza

Los sucesos extraños o poco habituales se recuerdan mejor que los comunes.

Efecto de superioridad visual

Los conceptos son mucho más fáciles de recordar si éstos son presentados en imágenes en lugar de palabras.

Efecto positivo

Es la tendencia de algunas personas a atribuir o recordar comportamientos positivos inherentes en las personas que les gustan.

Efecto Google

Este sesgo nos dice que es más fácil olvidar la información que puede encontrarse fácilmente on-line.

Efecto confusión de la fuente

Ocurre cuando se equivoca la fuente de un recuerdo, como por ejemplo pensar que se vivió en persona algo que se vio por televisión o atribuir un discurso a alguien que en realidad hizo otra persona.

Efecto del humor

Establece que los temas u objetos con gracia son más fáciles de recordar que aquellos que no lo son.

Efecto Zeigarnik

La tareas incompletas o interrumpidas se recuerdan mejor que las que hemos logrado completar.

Fenómeno “punta de la lengua”

Una persona es capaz de recordar partes de un elemento o información relacionada, pero le resulta mucho más difícil recordar el elemento completo.

Sesgo de la elección comprensiva:

Es un error en que las personas son más propensas a recordar los atributos positivos si éstos forman parte de una elección tomada y aceptada por ellos mismos, y no la han rechazado previamente. En caso de haber rechazado dicha opción, no consiguen recordar tan bien los aspectos positivos de la misma. Los adultos son más propensos que los jóvenes a este tipo de error de la memoria.

Efecto aula

Establece que una proporción del óptimo rendimiento de los estudiantes es explicado por un buen ambiente en la misma y un buen profesor, en lugar de deberse puramente a factores individuales. En este caso el efecto cognitivo en la memoria es positivo.

Efecto contextual

Nos dice que los procesos cognitivos y la memoria son dependientes del contexto, de modo que los recuerdos fuera de contexto o no relacionados son más difíciles de recordar que los recuerdos relacionados o con contexto mnemotécnico.

Amnesia infantil

Es la imposibilidad de retención de algunos recuerdos con edad anterior a los 3 años.

Efecto generación

La información generada por uno mismo es mejor recordada que la generada por otros.

Efecto de información errónea

La información errónea o extra afecta a las descripciones recordadas de las personas. Por ejemplo, si se preguntaba a qué velocidad iba el coche cuando chocó destrozando  el otro (se añade el verbo destrozar), entonces la mayoría de las personas tienden a decir que vieron cristales rotos, contestando afirmativamente, incluso en los casos en que en realidad no los hubo. Sin embargo, si se obviaba la primera pregunta, las personas tienden recordar con mayor precisión que no habían cristales rotos.

Sesgo de memoria por estado fisiológico

Este sesgo nos dice que el estado de ánimo o fisiológico afecta congruentemente con la capacidad para recordar.

Inhibición de memoria

Es la habilidad para no recordar información que es irrelevante. Es una capacidad vital para el sistema de memoria. Por ejemplo, si cuando una persona intenta recordar donde aparcó el coche ésta recuerda todos las veces anteriores en las que ha aparcado el coche, resultaría altamente estresante e invalidante, ya que para recordar algo no sólo es esencial recibir la información relevante al asunto, sino también inhibir activamente la información irrelevante. De esta forma si se leen dos listas y se pide que se recuerde sólo una, es posible que los elementos de ambas listas se mezclen.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here