¿Por qué se nos pega una canción en la cabeza?

chica escucha musica


Escuchas una canción en un momento dado y, horas después, te das cuenta de que no puedes quitártela de la cabeza. Seguro que en más de una ocasión te ha sucedido esto y te has sorprendido con una canción que era imposible olvidar. ¿Quieres saber por qué pasa? Como siempre, tenemos respuesta para todo.

Las canciones pegadizas que no podemos quitarnos de la cabeza

Hay veces en que sin darte cuenta ni saber cómo ha llegado a suceder, una canción se te mete en la cabeza de forma que no puedes dejar de tararearla. A veces pasan las horas, incluso los días, y esta sigue y sigue como un disco rayado golpeando tu cerebro. No hay nadie que se libre de que esto le suceda en alguna ocasión, le guste más o menos escuchar música de forma recurrente.



Esto puede ocurrir con cualquier tipo de música, si bien es cierto que los hits y canciones que suelen sonar de forma recurrente por estar de moda son las que más suelen quedarse metidas en nuestro cerebro.  De hecho, es aún peor cuando se nos mete en la cabeza una canción que detestamos. Algo bastante habitual, por cierto.

La cuestión es que una vez se ha grabado en la memoria, a veces parece que no hay forma de olvidarla y de sacarla de nuestra cabeza. La mayoría de estas canciones que se pegan con facilidad tienen un patrón común.

Se trata de letras sencillas, de ritmos que son muy pegadizos, simples, cuyas estructuras se repiten una y otra vez. Es el secreto de que estas canciones se acaben convirtiendo en la “canción del verano” y la que todo el mundo canta y escucha.

La clave de esta reiteración está, cómo no, en nuestro cerebro. La memoria atrapa estos sonidos repetitivos y los reproduce una y otra vez, ya que la musicalidad hace que le sea más fácil recordarla.

Este fenómeno es muy común y le sucede a la gran mayoría de las personas con mucha frecuencia. Es más, un estudio reciente realizado al respecto determinó que al menos al 90 por ciento de las personas le sucede al menos una vez a la semana.

Pero hay más. En 2011 se realizó otro estudio en el que se investigó sobre por qué ocurría esto y se descubrió que la exposición de forma repetida o reciente a las imágenes asociadas a una canción también tenían mucho que ver.

Esto daría respuesta a que muchas veces nos descubramos tarareando canciones infantiles si tenemos hijos, o que acabemos pensando en canciones del verano cuando estamos de vacaciones.

Pero sin lugar a dudas la clave de todo está en la memoria. Es ahí donde se almacena la canción y lo que hace que la memoria se active y los sonidos vuelvan una y otra vez a la cabeza.

Es por esta razón que a veces si escuchas una frase en concreto puede hacerte recordar una canción. Esto es una asociación que puede hacer que vuelva a tu mente esa canción y que acabes cantándola y recordándola una y otra vez.

La asociación sucede también cuando recordamos algún momento en concreto. Por ejemplo, si hemos sufrido un desengaño amoroso y durante ese momento escuchamos una canción insistentemente, esta volverá a nosotros al recordarlo.

Todo esto sucede gracias a la memoria a largo plazo. Nuestro cerebro es una especie de almacén capaz de guardar infinidad de recuerdos, y en la parte musical es aún más potente de lo que podamos imaginar.

Veámoslo mejor: hay un área particular del cerebro que interviene en esto, y es la memoria del trabajo. Esta es la que se emplea para tareas de memoria temporal como números y listas de compras.

También hay que saber que, en la corteza auditiva del cerebro, que se encuentra en el lóbulo temporal, hay una zona llamada bucle fonológico asociada a esta memoria temporal. Su funcionamiento es como el de una grabadora capaz de registrar información sonora.

Esta información se guarda en esta zona durante poco tiempo, y después pasa a ser olvidada, o bien pasa a la memoria a largo plazo. Según investigadores, hay canciones que, por la facilidad de su ritmo, tienen la capacidad de pasar a esta parte del cerebro. Pasar a esta zona del cerebro es lo que hace que la canción se repita una y otra vez.

En resumen, el hecho de que se nos pegue una canción en la cabeza es algo muy habitual y la respuesta a que suceda está en el interior de nuestro cerebro y en cómo está estructurado. Ahora que lo sabes, seguro que lo entenderás mucho mejor cuando te vuelva a suceder.

¿Por qué se nos pega una canción en la cabeza?
5 (100%) 1 voto[s].





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here