Personalidad múltiple o personalidad disociativa
Personalidad múltiple o personalidad disociativa

Contenido

¿En qué consiste la disociación?

La disociación es un proceso mental, que produce una falta de conexión en una persona de pensamientos, recuerdos, sentimientos, acciones, o el sentido de la identidad.

Una persona puede estar “disociando” cuando, durante el período de tiempo, cierta información no está asociada con otra información existente en su vida y circunstancias. Por ejemplo, durante una experiencia traumática, una persona puede disociar la memoria del lugar y de las circunstancias del trauma de su memoria en curso, lo que resulta en un escape mental temporal del miedo y el dolor del trauma y, en algunos casos, un espacio de memoria que rodea la experiencia. Debido a que este proceso puede producir cambios en la memoria, las personas que con frecuencia se disocian, su memoria de la historia personal y la identidad se ven afectados.

Tipos de disociación

La mayoría de los médicos creen que existe disociación según diversos niveles de severidad. Estos niveles reflejan una amplia gama de experiencias y/o síntomas. En un extremo están las experiencias disociativas leves, comunes a la mayoría de las personas, tales como soñar despierto o “perderse” en un libro o una película, todo lo cual implica de alguna forma “perder el contacto” con el conocimiento consciente de sus alrededores inmediatos. En el otro extremo se encuentra una disociación más compleja, la disociación crónica, que pueden resultar en deterioro grave o incapacidad para funcionar. Algunas personas con trastornos disociativos graves pueden tener trabajos de alta responsabilidad sin que lo sepamos, contribuyendo a la sociedad en una variedad de profesiones, como las artes y el servicio público, etc. y parecen funcionar normalmente delante de compañeros, vecinos y otras personas con las que interactúan a diario. Aunque no nos asustemos, no tienen porqué representar ningún peligro para los que les rodean ni para la sociedad.

Hay una gran cantidad de superposición de síntomas y experiencias entre los diversos trastornos disociativos. Las personas que padecen estos síntomas pueden buscar la ayuda de los profesionales de la salud mental para responder a preguntas sobre sus propias circunstancias y diagnósticos particulares.

¿Una persona puede tener realmente personalidades múltiples?

Sí y no. Una de las razones de la decisión de la comunidad psiquiátrica para cambiar el nombre de la enfermedad de trastorno de personalidad múltiple de trastorno de identidad disociativo es que “personalidades múltiples” es un término algo engañoso. Una persona diagnosticada con personalidad múltiple se siente como si tuviera dentro de sí dos o más entidades o estados de personalidad, cada uno con su propio camino de relacionarse, percibir, pensar y recordar acerca de sí misma y de su vida. Pero sólo si dos o más de estas entidades toma el control de la conducta de la persona en un momento dado, se puede hacer un diagnóstico de personalidad múltiple. Estos síntomas anteriormente se llamaban simplemente “personalidades”, aunque el término no reflejaba con precisión la definición de la patología, así como el aspecto total de nuestra estructura psicológica. Otros términos utilizados a menudo por terapeutas y pacientes son: “personalidades alternas”, “altera”, “partes”, “estados de conciencia”, “estados del yo”, y “identidades”. Es importante tener en cuenta que a pesar de estos estados alternativos pueden parecer muy diferentes, son todas manifestaciones de una sola persona.

Todas las Terapias Psicológicas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here