acosador bullying clase
Acosador Bullying

En el artículo de hoy vamos a hablar de cuál es el perfil del acosador bullying. Es decir, lo que, de toda la vida, se ha conocido como el matón de clase. Como verás, es un perfil muy semejante al del maltratador. Por lo tanto, es importante detectarlo a tiempo y corregirlo.

¿Qué es el bullying?

El bullying puede parecer algo nuevo por el nombre que se está utilizando últimamente, pero lo cierto es que es algo tan antiguo como los propios niños. Se trata de lo que tradicionalmente se llamaba acoso escolar (aunque no se dé solo en la escuela).

A día de hoy, sin embargo, parece que se ha incrementado la cantidad de bullying que hay. A eso, además, hay que sumar el hecho de que, en muchas ocasiones, este tipo de acosos se graban y se suben a Internet.

Y, además, también es habitual que este acoso no se limite a la escuela, sino que se puede dar continuamente a través de las redes. Y, naturalmente, esto es algo problemático, porque supone que el acosado no tenga lugar donde estar a salvo.

Esta es una de las diferencias principales respecto a lo que existía hace 20 años. Y es que, en aquel entonces, también había matones y chicos débiles que recibían esos abusos. Pero, cuando salían de clase, todo acababa.

A día de hoy, no solo no acaba, sino que puede agravarse, dada la situación de anonimato que se da en internet. Por lo tanto, pese a que el bullying no es algo nuevo, sí está convirtiéndose en algo más habitual y, además, adoptando una mayor gravedad.

¿Cuál es el perfil del acosador?

A la hora de hablar del perfil del acosador, podemos hacerlo desde dos perspectivas diferentes. Por un lado, podemos hablar de las características generales del acosador. Sin embargo, también podemos hablar de los diferentes tipos de acosadores.

Perfil general del acosador

En cuanto a las características generales del acosador de la escuela, podemos encontrar las siguientes:

  1. Necesidad de dominar y controlar a los demás.
  2. Temperamento explosivo e impulsivo.
  3. Les estimula la violencia y disfrutan de ella.
  4. Falta de empatía.
  5. Tienen poca capacidad de autocrítica y baja tolerancia a la frustración.
  6. Son intolerantes frente a las diferencias.
  7. Tienen un pensamiento muy rígido (esto va ligado a lo anterior).
  8. Tienden a desafiar las normas.
  9. Son manipuladores.

Como puedes ver, estos rasgos son muy parecidos a los del maltratador psicológico. Y, de hecho, no es extraño que muchos de los que fueron acosadores en el colegio, acaben siendo maltratadores con sus parejas cuando crecen.

Tipos de bullying

Además de lo anterior, podemos hablar de los diferentes tipos de bullying, porque no hay uno solo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, pese a que haya diferentes tipos, todos comparten, en mayor o menor medida, las características anteriores:

  1. Acosador físico: Este acosador basa sus acciones en la agresión física, como patadas, empujones o zancadillas. Se trata del acosador más “típico” y, aunque parece el más grave, en realidad es el menos dañino, porque se limita a hacer daño físico, pero no mental.
  2. Acosador verbal: El acosador verbal no ataca físicamente a la víctima, pero lo hace a través de las palabras. Es habitual que utilice el insulto, pero, en muchas ocasiones, utiliza palabras crueles, que pueden herir más que los propios insultos.
  3. Acosador relacional: Este acosador utiliza las relaciones personales para dañar a la víctima. En muchas ocasiones, trata de que no se pueda integrar en el grupo de amigos, pero, en otras ocasiones, puede poner a unas personas contra otras.
  4. Ciberbully: El cyberbully utiliza las nuevas tecnologías para llevar a cabo su acoso. Se puede decir que es un acosador de tipo 2 y 3 (incluso 5, en ocasiones) que utiliza Internet para llevar a cabo dicho acoso.
  5. Acosador carnal: Por último, está el acosador que se caracteriza por los tocamientos, las palabras obscenas, o, incluso, la violación o el chantaje para conseguir contacto sexual.

¿Cómo anular la actividad de un acosador?

Se ha escrito mucho sobre cómo acabar con el bullying, pero lo cierto es que, hasta el momento, lo que se ha comprobado que mejor funciona, es la actuación de los demás chicos. Es decir, de nada sirve tratar de concienciar al acosador, sino que hay que concienciar a los demás chicos.

El acosador actúa porque tiene la complicidad de los demás chicos de la clase. Si no la tiene, no puede actuar. Es por ello que hay que educar a los chicos en el respeto mutuo y en el valor de defender al débil.

Como puedes ver, el acosador bullying tiene un perfil muy claro y parecido al del maltratador. Por lo tanto, es importante detectarlo y corregirlo cuanto antes. Y, a esto, puede ayudar (y mucho), la actitud de los demás chicos de clase.

El perfil del acosador que realiza bullying en la escuela
Vota este artículo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.