sobreproteger nino
Sobreproteger hijos

En el artículo de hoy, vamos a hablar de un tema que puede ser un poco controvertido. Se trata de la discusión acerca de si es peligroso sobreproteger o no a los niños. Y, adelantamos la respuesta desde ya, sí, es peligroso. ¡Así que lee detenidamente!

Los millenials y la era de los ofendidos

En un estudio reciente, se demostró que los millenials (la generación que va desde finales de los 80 hasta finales de los 90), es la generación que más fácilmente se ofende por todo, y que menos capacidad de autocrítica y resistencia a las situaciones dolorosas tiene.

Naturalmente, cuando un estudio dice que la generación que lo ha tenido absolutamente todo (en comparación con las generaciones pasadas) es la generación más incapacitada socialmente, hay que reflexionar.

Y eso es lo que vamos a hacer en el siguiente apartado.

¿A qué se debe?

Una de las principales razones para que la generación más preparada y con más facilidades de la historia sea la sociedad con la piel más fina es que los padres los han sobreprotegido. Esa es la conclusión a la que se llegaba en el artículo.

Y es una hipótesis bastante razonable. La generación anterior era una generación que pudo tener una vida más o menos “desahogada”, y, cuando tuvieron a sus hijos, quisieron darles todo lo posible para que tuvieran la mejor vida posible.

¿Qué padre no querría eso para sus hijos? Sin embargo, junto a eso, hay que hablar de una educación basada en no contradecir al pequeño, no mostrarse como una figura de autoridad frente a él, y tratar de hacerle concesiones para que esté contento.

Puede parecer que esto es exagerado, pero no lo es. Desde los artículos de bebé más vendidos hasta las técnicas de pedagogía que se han ido popularizando desde aquella época, todo apunta en una misma dirección: Tener a los pequeños entre algodones.

¿Qué es lo que pasa después? Muy sencillo: El niño crece en una familia que le da todo lo que necesita, sin tener demasiados “frenos” a su alrededor, y, cuando llega a una edad suficiente como para tener que enfrentarse a la sociedad, se frustra.

Es normal, la sociedad no está dispuesta a hacerle tantas concesiones como sus padres, pero él espera que así sea. Y, a consecuencia de ello, aparece toda una generación de jóvenes que creen que el mundo les debe algo… por absolutamente nada.

Entonces… ¿Cómo debería educar a mis hijos?

Lo anterior puede resultar un poco grave. Puede que te parezca que lo que estamos diciendo es que hay que “frustrar” a los niños desde pequeños. Y lo cierto es que la solución tampoco es esa. Al fin y al cabo, ¿qué padre no querría darle lo mejor a sus pequeños?

Lo que hay que hacer es entender que los niños necesitan aprender a lidiar con el “no” desde pequeños, porque la sociedad no les va a dar todo lo que quieran porque sí, una vez sean mayores.

Por lo tanto, lo más recomendable es tratar de aportarles todo lo que necesiten, pero sin ceder a los caprichos. Y, por supuesto, ser capaces de decirles que no cuando sea necesario (que es bastante a menudo, dicho sea de paso).

Con ello, el niño crece aprendiendo que los demás no están en el mundo para cumplir su voluntad, y se crea una persona mucho más capaz de vivir en sociedad.

Como puedes ver, sobreproteger a los más pequeños del hogar puede parecer algo lógico y natural. Sin embargo, si queremos que, cuando crezcan, sean personas capaces de valerse por sí mismas, lo mejor es no sobreprotegerlos.

¿Es peligroso sobreproteger a los niños?
Vota este artículo!