Papel higiénico, coronavirus y compras por pánico

Verificado Redactado por Ismael Dorado Urbistondo. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 3 abril 2020.

El Coronavirus no es nuestra primera pandemia

Nos olvidamos de nuestra historia reciente: Virus Influenza A (gripe porcina) con unos 600.000 muertos aproximados; VIH –Sida- con 32 millones de fallecidos; Gripe Asiática y de Hong Kong con 4 millones de fallecidos; Virus Influenza a principios del Siglo XX con 500 millones de personas fallecidas (un tercio de la población mundial); Cólera que mata a unas 100.000 personas anuales; Meningitis C, acaba con la vida del 10% de los afectados, y los que sobreviven a esta enfermedad pueden tener graves secuelas neurológicas; Ébola con una letalidad del 90% y 15.000 fallecidos en su último brote; Malaria con 126 millones de casos anuales; Sarampión con 90.000 fallecidos en el año 2016; Dengue con 390 millones de casos anuales y, así, podíamos completar una gran lista de pandemias recientes.

La actual pandemia del Coronavirus, ha puesto de manifiesto la importancia vital de los factores psicológicos a la hora de manejar problemáticas tan complejas y amplias. El miedo excesivo, la estigmatización, incluso la xenofobia y el exceso de información, han sido el verdadero caldo de cultivo de un problema mayor que el propio contagio, llamado Pánico.

El Covid-19, contradicciones y pánico colectivo

La actual pandemia del Covid-19 (Coronavirus), ha dejado al descubierto la vulnerabilidad de una sociedad que en momentos así, desata todo un abanico de comportamientos desadaptativos, emociones y reacciones negativas, basado en factores de vulnerabilidad que sin duda contribuyen al aumento de la ansiedad, miedo y angustia.

Según Steven Taylor, profesor de Psicología Clínica en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad British Columbia de Canadá, las personas recurren a los extremos cuando escuchan mensajes contradictorios.

Coronavirus

En su libro “The Psychology of Pandemics” compara la reacción de las personas en pandemias pasadas, encontrando que, en el actual caso del Coronavirus, la respuesta ha sido de pánico generalizado. Sin duda uno de los factores de ese pánico, ha sido la propia novedad de la enfermedad, su rapidez de propagación y la sensación de empezar a enterarnos del problema cuando ya lo teníamos en la puerta de nuestras casas.

Las permanentes contradicciones en la respuesta global de los países, contribuye a multiplicar ese miedo, pues por un lado se veía la contundente respuesta en China, mientras que en Italia y España (principalmente), se estaba a la espera de acontecimientos sin lanzar una ofensiva preventiva que pudiera ser captada de forma clara por la ciudadanía.

Era desconcertante comprobar cómo ante la muerte de cientos de personas, nuestras autoridades sólo recomendaban lavarse las manos, sin comprender que las enfermedades víricas no entienden de fronteras ni nacionalidades.

¿Por qué esa necesidad de acumulación de papel de WC?

Nos desconcertó y mucho, ver la reacción de pánico de las personas haciendo compras compulsivas basadas en el miedo al desabastecimiento, en razones que carecían de toda base real y, en particular, la compra masiva de Papel Higiénico que sorprendió incluso a nuestras propias autoridades por lo sorprendente de la acción.

Según los expertos en catástrofes, las compras que estos días vemos alarmados de Papel Higiénico, artículos para el hogar o comidas enlatadas, son fruto de la reacción de la ciudadanía ante la falta de dirección clara de los responsables a la hora de responder a una pandemia.

El miedo es absolutamente contagioso y, las imágenes de establecimientos en otros países donde se agotaban esos productos, llevó a las personas a identificarlos como “prioritarios”.

No debemos olvidar que somos criaturas sociales e imitamos comportamientos, mucho más, del miedo a la necesidad y a no tener cosas que les atribuimos la etiqueta de fundamentales.

La saturación de informaciones sobre estantes vacíos y carros repletos de suministros, elevó la angustia de las personas ante la idea de un desabastecimiento que, no se está produciendo por la gran calidad de la logística empresarial de este país. El problema del desabastecimiento viene provocado por la propia acción de las personas que presa de sus miedos, dejan los estantes vacíos, llevándose más cosas de las necesarias.

Hombre Papel Wc

Pánico colectivo y redes sociales

Debemos además hacernos eco del papel de las nuevas tecnologías de comunicación, en las que las redes sociales y en particular, WhatsApp, han servido para replicar y multiplicar los mensajes de pánico y las imágenes de estanterías vacías, donde lo que menos importaba era la veracidad de la información y sí, las emociones que producían. Las personas ante el miedo, creían todo sin cuestionarse nada.

El papel higiénico, además, es un producto de bajo coste, totalmente necesario en nuestros hogares y que, ante la reclusión, responde mejor a la necesidad de estar “bien abastecido”, si bien, en nuestro Siglo XXI, es totalmente reemplazable por otros sistemas de higiene.

El Paradigma del Papel Higiénico

El paradigma del Papel Higiénico”, responde también a la sensación necesaria de control. Cuando pensamos en el abastecimiento para sobrellevar la reclusión, pensamos desde lo más básico en primer lugar, hasta otros productos de menos consumo. En normal que uno de los elementos que más se revisa en un hogar sea la cantidad de papel higiénico que tenemos y nos anticipamos de forma cotidiana a su agotamiento.

La actual situación, nos ha llevado a una ola de ansiedad de anticipación totalmente desmesurada que nos provoca la necesidad de aumentar las existencias de lo más básico y, entre ello, la cantidad de papel higiénico en nuestros hogares, buscando una sensación de control en mitad de la situación de impotencia que provoca la enfermedad.

Por otro lado, debido a las compras compulsivas, se está provocando un efecto curioso. Al aumentar la demanda de un producto como el papel higiénico, se está aumentando su precio de compra, lo que empieza a ser percibido como una seña de ser un “producto escaso” generando ansiedad en sus consumidores y así, la necesidad de su compra masiva antes que suba el precio aún más.

El efecto de imitación de los seres humanos, nos lleva también a comprar lo que los demás identifican como necesario, por lo que, si vemos carros llenos de papel higiénico, automáticamente lo identificaremos como prioritario aumentando la sensación de necesidad y así, su compra masiva.

La compra por pánico, ha sido influida también por la acción de los especuladores. Personas que incluso desde otras profesiones, han visto en la necesidad de protección de las personas, una oportunidad de hacer negocio, elevando los precios y provocando una falta de suministros a su favor. Estas personas ávidas de dinero turbio y oscuro, han basado su labor en la información manipulada sobre la supuesta escasez de estos recursos que, si no fuera por su intervención directa, estaría llegando con toda normalidad en vez de ser retenida para lograr un mayor beneficio económico.

Compra Supermercado

Un intento de minimizar nuestra sensación de angustia

Las compras por pánico que vemos estos días, responden a la ansiedad y a la necesidad de calmar el miedo, recuperando el control de la situación. Sería algo así como la necesidad de responder a la situación percibida de crisis con una acción proporcional pero que, sin duda alguna, es desproporcionada.

Si bien en un principio lavarse las manos era lo fundamental, el miedo nos lleva ahora crear todo un protocolo de salubridad basado en el pánico. Ya no es suficiente con el jabón, ahora también necesitamos geles desinfectantes, mascarillas, quitarnos el calzado al entrar en casa, productos agresivos de limpieza, lavados mucho más frecuentes de ropas, pero el problema es que aumentamos el ritual sin lograr la calma.

El comportamiento gregario de nuestra sociedad, hace que estemos absolutamente receptivos a cualquier información que recibimos, sumando esa acción a la que ya realizábamos, buscando con ello una seguridad ante la infección que, si es analizada con detenimiento, no nos garantiza absolutamente nada salvo la obsesión.

Podríamos establecer en suma que las compras del pánico están produciendo un desabastecimiento irreal, producido ni más ni menos que por la compra masiva de un mismo producto que no puede ser repuesto con la misma velocidad con el que se adquiere, en situaciones de absoluto egoísmo y falta de empatía con el resto de ciudadanos.

Como Evitar Contagiarse De Covid 19
Como Evitar Contagiarse De Covid 19

Bibliografía

Taylor, S. (2019). The Psychology of Pandemics. Cambridge Scholars Publishing.

Ismael Dorado. Psicólogo Clínico. Máster en Inteligencia Emocional e intervención en emociones y salud. Profesor colaborador de la Universidad Oberta de Cataluña. Conferenciante y formador en el ámbito de la salud, marketing, negociación y emergencias.

2 comentarios en «Papel higiénico, coronavirus y compras por pánico»

  1. Por fin algo escrito con rigor y explicando de forma clara y concreta el gran misterio que estamos viviendo en ésta crisis. Me encantó leerlo.

    Responder
Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: PsicoActiva 2013 SL
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.