autoestima tecnologia

No hay duda de que los avances tecnológicos han causado y siguen causando un gran impacto en distintos ámbitos, desde el político hasta el educativo, pasando por la economía, la comunicación o la misma sociedad. Pero sin duda, han afectado a lo más interno de nuestro ser.

La tecnología ha cambiado la manera en la que concebimos nuestra mente y nuestro cuerpo. Y es esto segundo lo que en ocasiones abre grandes debates: ¿cómo afectan las redes sociales a nuestra autoestima? ¿Está nuestro comportamiento condicionado por el móvil? ¿Depende la confianza en nosotros mismos de lo que opinen los demás en Internet?

Nuestro físico en el punto de mira ajeno

Pensemos por un momento en redes como Instagram, donde la imagen va por delante de todo. O la moda de los selfies, que ha provocado que adolescentes de todo el mundo se hagan fotos a sí mismo/as cada vez que van al baño.

Las personas se han vuelto dependientes de los likes, los comentarios, los piropos de extraños, los fans, los seguidores… el ego crece y crece en función de la opinión que tengan los demás de nosotros/as mismos/as. Y esa opinión se forja a través de nuestra apariencia física.

Esto afecta en especial a las mentes más jóvenes, que ven como los modelos de belleza actual rozan peligrosamente la anorexia y la superficialidad absoluta. Lo que importa es ser más atractivos, al menos delante de la cámara. Luego en persona ya se verá.

Pero, ¿es todo tan negativo? ¿Realmente los avances no hacen más que perjudicarnos en este ámbito?

Cómo las tecnologías pueden jugar a nuestro favor

Como todo en esta vida, son un arma de doble filo. Un cuchillo puede servir para cortar el pan o matar a alguien, depende del uso que se le dé. Igual que las redes sociales, las aplicaciones móviles, los blogs, los nuevos dispositivos electrónicos o la realidad virtual.

De hecho, las ya mencionadas aplicaciones de móvil van mucho más allá del Candy Crush o del incesante Whatsapp. Existen apps pensadas para profesionales de ciertos sectores, otras que ayudan al desarrollo en las primeras etapas de la infancia y otras que permiten que nos empapemos de cultura sin límites. En webs como TuAppPara encontramos muchos ejemplos de todo esto y mucho más.

Tan solo hemos de pararnos a pensar un poco en cómo sacar lo mejor de lo que tenemos entre manos –habitualmente nuestro smartphone.

Otros casos como los de las redes sociales son interesantes de tratar. En lugar de subir una foto a Facebook para ver cuántos “me gusta” recibimos o para sufrir un potencial linchamiento social, podríamos utilizar esta plataforma para ponernos en contacto con viejos compañeros del colegio, o bien para charlar con nuestros amigos y quedar el fin de semana.

El caso es que actualmente pasamos más tiempo mirando a la pantalla que hablando cara a cara. Sin embargo, se puede buscar la otra cara de la moneda y utilizar toda la tecnología de forma positiva y productiva.

De nuevo, la pelota está en nuestro tejado.

Internet y autoestima: ¿cómo nos afecta?

La cantidad de información que circula por las redes es infinita. Nunca acabaremos de leer todo lo que hay online, especialmente porque cada día aparecen millones de contenidos nuevos. De todo lo que existe, ¿por qué tendemos a leer artículos que nos dañan emocionalmente?

Enlazando con el tema de la apariencia física, hay una cantidad ingente de canales de Youtube que apuestan por consejos de salud dignos de película de humor. Pues no solo perjudican a nuestro cuerpo, sino también a nuestra autoestima. Lo mismo con artículos que recalcan que nuestro físico va a verse constantemente juzgado por los demás.

No significa que adelgazar sea malo, ni mucho menos. Simplemente que lo debemos hacer bien por salud o porque queremos, no porque nadie lo dicte o porque vayas a tener menos fans. Es por ello que acceder a webs más constructivas como la de ComoPerderPeso.es nos va a ayudar a establecer objetivos realistas y a encontrar remedios caseros naturales para tratarnos con un poco más de cariño.

Recuerda que la opinión que realmente importa sobre nuestro cuerpo es la nuestra (y la de nuestro médico).

Cómo nos vemos a través de la tecnología
4.8 (95.56%) 9 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.