gato-mascota

Todos los que tenemos mascotas en casa sabemos que cuando nos sentimos tristes, estar a su lado nos cambia el ánimo. Llegar a casa y abrazar a nuestra mascota es una terapia maravillosa que puede alejar las penas del día.

¿Mascotas como terapia?

Muchos son los beneficios de tener una mascota. Uno de ellos es la posibilidad de curar o reducir la depresión. El amor incondicional de tu perro o gato suele ser más genuino que el de las personas que puedan rodearte.

Según varios estudios, los animales tienen la capacidad para reducir de manera considerable todo tipo de sentimientos negativos. La fatiga, el estrés, la tristeza, la soledad, la angustia y la depresión se van como por arte de magia cuando estamos cerca de nuestras mascotas.

Se ha comprobado que cuando nos miramos fijamente con nuestro perro, el cerebro produce más oxitocina, conocida como “la hormona la de la felicidad”. Por su parte, oír el ronroneo de un felino cerca de nosotros alivia la ansiedad y nos calma de inmediato.

¿Cómo elegir la mascota adecuada para este tratamiento?

Ya sabemos que las mascotas ayudan a aquellas personas que sufren depresión. Lo siguiente a tener en cuenta son las características que ese animal ha de cumplir para convertirse en nuestro amigo, familia o terapeuta.

En primer lugar, debemos escoger un perro o gato que sea tranquilo y relajado. No nos decantemos por las razas más enérgicas, pero también hay que informarse del comportamiento del animal en el día a día, por concordar con su carácter.

Lo segundo a tener en cuenta, es que es una buena idea escoger una mascota que ya haya pasado su etapa de cachorro. Primero porque un animal adulto requiere menos atención que uno joven y segundo porque ya conoceremos más sobre su conducta o sus hábitos.

Por último, hay que tener en cuenta que para tratar la depresión un perro suele ser mejor idea que un gato, por el simple hecho de que los gatos son más independientes. Un perro aceptará mimos en cualquier momento, y eso es lo que le irá bien al dueño depresivo.

Podrías pensar por ejemplo en adoptar un perro callejero. Un animal que te estará eternamente agradecido por haberlo rescatado de la penuria de sus condiciones anteriores. Recibirás así muestras de cariño a diario y estas serán tu mejor medicina.

Si por cuestiones de espacio, tiempo o dinero no puedes permitirte tener una mascota en casa, hoy en día ya existen muchas terapias asistidas con animales para tratar este tipo de dolencias. O puedes hacerte voluntario en un refugio de animales o visitar a tu familiar con mascota.

No me apetece estar con gente

Lo normal cuando sufres un caso de depresión, es que no te apetezca estar con otras personas. Ni siquiera tus amigos más íntimos o tu familia, los que están más cerca. Pero lo cierto es que sin ese calor del cariño resulta más difícil acabar con la depresión.

El cariño y apoyo de tus seres queridos es como una inyección de optimismo, que si bien nos alejamos de estas personas durante estos momentos depresivos, podríamos obtenerlos también de los animales.

Los animales son perfectos mostrando el amor incondicional y los beneficios de tener una mascota para superar la depresión son muchos. Se trate de que descubras ese amor incondicional, sin segundas intenciones y sin hipocresía que te da una mascota.

Puede incluso que tampoco te apetezca tener una mascota, pero la verdad es que podría ayudarte mucho en la recuperación. Los animales son el mejor antídoto a la soledad y a la baja autoestima.

Una mascota te hace sentir una persona querida, útil y responsable que debe ocuparse de las necesidades de su animal y que, además, es capaz de hacerlo. Tener un animal te hace sacar fuerzas de donde no las tenías para pasear y alimentarle, dejando en un segundo plano los problemas.

Lógicamente el mundo de las mascotas es muy variado, y puede que no sepas cuál es la más adecuada para ayudarte en un caso de depresión. Lo mejor es lo clásico: escoger un perro o un gato.

La elección obviamente dependerá de tus gustos, de las necesidades que tengas e incluso de tus propias capacidades para ocuparte de tu mascota. Pero debes tener en cuenta que perro o gato, pueden ser tu apoyo para superar este bache.

Un perro siempre te demandará atención para jugar o para salir a pasear a hacer sus cosas. Y un gato estará dispuesto a darte las caricias que necesitas, pero sin el esfuerzo físico que requiere el perro.

Así que no lo olvides. ¿Estás en un momento en el que necesitas ayuda, pero tampoco te apetece tener a nadie pendiente de ti? ¡Escoge un perro o gato y regálale tu tiempo! Ellos te regalarán el apoyo que necesitas para superar tu depresión.

Mascotas para superar la depresión
4.8 (96%) 5 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.