Mamitis aguda o relaciones de apego disfuncionales

Verificado Redactado por Juan Antonio Barrera Méndez. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 15 marzo 2020.

Ejemplo de un caso

  • Enrique, esta en una reunión compartiendo un rato con sus amigos y repentinamente se despide porque va a ir a ver a su mamá.
  • Daniel, pelea constantemente con su esposa porque ella no entiende que le llamó su mamá y necesita llevarla a visitar a unos familiares.
  • Rubén, se siente culpable porque ahora que está casado no puede visitar tan seguido a su madre, por ello los fines de semana la pasa con ella a pesar de lo enfurecida que se quedan su esposa y sus hijos.
  • Víctor, religiosamente todos los días justo a las 8 de la noche le llama a su mamá para saludarla y el día que olvida hacerlo la autora de sus días le hace un gran drama.
  • José, recibe la llamada de su madre porque quiere ver a sus nietos y va para su casa, y él es incapaz de decirle que están de salida y no la pueden esperar.

El ser humano no vive aislado, somos seres sociables por naturaleza y las primeras figuras con quienes los niños tienen contacto son sus padres. La importancia de este acontecimiento, es que en esta fase se asentarán las bases de los contactos sociales experimentados por los niños más adelante.

Sin embargo, el papel desempeñado por la madre en la crianza de los hijos resulta ser de vital importancia en la formación de su seguridad emocional.

Así, las relaciones sociales se construyen, se desarrollan y se deshacen en el transcurso de nuestra vida y están intensamente marcadas por el periodo de la infancia y las relaciones con los padres y en especial la que se establece con la madre o la persona cuidadora. Aquí se construyen los cimientos de las relaciones sociales y de pareja posteriores. Uno de los aspectos esenciales en la entrada de la relación social es el apego y el otro se conoce con el nombre de socialización. El apego es el afecto o cariño y los cuidados físicos (Fischer, 1990) experimentados con las personas que me rodean, mientras que la socialización son el conjunto de reglas aprendidas de convivencia en sociedad, es lo aceptado y lo no aceptado que se espera que una persona haga en la convivencia en grupo.

Las interrogantes que se hacen las esposas

¿Me casé con un niño o con un hombre?, ¿por qué es casi imposible que en alguna ocasión le diga “no” a su mamá?, ¿por qué su madre tiene tanto poder sobre mi esposo?, ¿qué necesito hacer para ponerle distancia a su madre y mi marido se corte el cordón umbilical?.

Los primeros límites en el comportamiento de los hijos, vienen de los padres o las figuras que emocionalmente les brindan bienestar y seguridad. Y si estos han quedado grabados en los hijos en el proceso de socialización no es difícil imaginar a quién harán caso u obedecerán cuando sean grandes y evidentemente la esposa queda al margen de las necesidades de la diada madre e hijo. En este caso las madres serían quienes les enseñaron a sus hijos: lo bueno y lo malo de la vida y los hábitos que deberían de seguir para ser buenos muchachos. Los patrones generalmente asociados a este tipo de comportamientos son madres: autoritarias, sobreprotectoras o ambivalentes combinando ambos tipos de crianza.

En el aprendizaje de la infancia al mostrar nuestras emociones podemos traerlas a la edad adulta y consciente o inconscientemente las activamos por ejemplo: “Un niño puede sentir miedo cuando es regañado por su madre y en ocasiones en la edad adulta hay padres que siguen regañando a sus hijos adultos sin importarles quienes estén presentes como en la infancia e inconscientemente el adulto puede obedecerla para evitar caer en esa situación de miedo infantil que ha quedado guardado en su memoria”.

El papel de la madre en la triada

Supone que sigue teniendo el derecho de seguir educando a su hijo pues fue quien de dio su marco de referencia emocional y conforme a éste debería de actuar su crio, independientemente de los años que tenga o sus responsabilidades personales. Ella es la prioridad. La madre llega a suponer que no hay mujer digna de su hijo y la nuera es una de ellas. En ocasiones sí la madre ha fallecido, el patrón se queda instalado y sus enseñanzas seguirán rigiendo la vida de su hijo, pues las reglas que ella estableció nunca pierden su vigencia y los buenos hijos actúan de acuerdo a esas normas.

El papel del hijito de mami

Estar al pendiente en primer lugar de las necesidades de su madre, en segundo de las de él mismo y en tercer lugar las de la esposa e hijos. Se siente incapaz de madurar en su seguridad afectiva alejado de la madre. El hijo en general obedece porque una vez que quedaron introyectadas las reglas de crianza de la madre, en general no pretenden retarla o desobedecer y sufrir las consecuencias de ello. Esta es la razón inconsciente por la cual los hijos difícilmente retan la autoridad de la madre.

El papel de la esposa

Parecería ser que es la tercera en discordia y no obstante la valoración positiva que puede hacer de su marido, calificándolo como “buen hijo”, su pareja o sea el hijo de mami, deja de cumplir como esposo. Sin embargo, si desea continuar con la relación necesita empezar a generarle una estructura externa al marido poniendo límites de convivencia con su madre.

mamitis-aguda

Categorías de Mamitis disfuncional

  • Mamá gallina: No solo alimenta a su crio no importando su edad, sino también se siente orgullosa de tenerlos juntos a donde quiera y no necesariamente incluye a las nueras. Generalmente les gusta que todos vivan en la misma casa, si las condiciones de espacio le permiten.
  • Mamá sargento: Ordena, disciplina, regaña, castiga, pone las reglas, en su casa, en la casa de su hijo, con la esposa de su hijo y por supuesto con los nietos, simplemente dicen: “porqué lo digo yo” y “soy tu madre”.
  • Mamá chantajista: puede enfermarse físicamente o emocionalmente ante la ausencia de los hijos, hasta llegar al consultorio médico o al hospital si es necesario. “En el chantaje están presentes dos puntos: el temor a la pérdida y al abandono, y el presionar consciente o inconscientemente a una persona a lograr los propósitos de quién somete al otro. Y se distinguen cuatros tipos de perfiles de chantajistas: castigadores, autocastigadores, víctimas y seductores (Forward, 2003). En general su efecto más poderoso se debe a que en el otro se pudo instalar la culpa: “una máxima en sicología es crea culpa y ganarás”.
  • Mamá Wonder Woman o Mujer maravilla: TODO lo resuelve y consigue, si considera que la nuera no es la adecuada protege al hijo y ahuyenta a la lagartona, si necesita conseguir gas o algo del super ella le dice donde debe comprarlo o lo lleva personalmente por el “amor que le tiene”.
  • Mamá Toy Story o “Yo soy tu amiga fiel”: Piensa que es la única mujer que puede entender a su hijito, quien por cierto es casado y tiene más de 30 años.
  • Mamá Supersabia: TODO ABSOLUTAMENTE TODO lo sabe, es una enciclopedia andando de su hijo, del mundo, de sus nietos, de cualquier tema que le interese a sus críos.
  • Mamá ISO 9000 o mamá certificadora: Es la única que sabe los gustos y preferencias de su hijo y nadie más. Le indica a la nuera como hacerle de comer al hijo, como plancharle la ropa, como arreglarle la ropa si sale a trabajar fuera de la ciudad, como calentarle las tortillas y TODO, pero lo más importante es que ella misma supervisa los estándares de calidad.
  • Mamá solita: Debido a que se encuentra en una situación de desamparo física y emocional, generalmente no es real y sus síntomas son psicosomáticos, le llama al hijo y le hace estar más tiempo con ella que con la esposa, porque siempre se queja de algo o de alguien, haciendo alusión a su condición de abandono.
  • Mamá super amorosa: Cada vez que sale a la calle le compra a su hijito, ropa, comida, accesorios y cuando esta con su crio de tantas atenciones que le tiene, incluyendo besos y abrazos, pareciera ser que es su pareja y no su madre.

Sugerencias para el cambio

  • Un hombre que ha podido madurar emocionalmente, se puede separar sanamente de sus padres y puede distribuir más equitativamente su tiempo de afecto y cuidados físicos (relación de apego) con los miembros de su familia, dando prioridad a su pareja, sus hijos y su familia de origen. Y estará dispuesto a ello porque inicia su propia familia empezando por su pareja.
  • Si la esposa no pone nuevas reglas de convivencia y se las hace saber al marido, simplemente, él seguirá las reglas de su progenitora y no se dará cuenta que ya es parte de otra familia.
  • Para algunas personas tener poder, “es poder controlar las conductas de los demás”. Sin embargo, para otras, es tener el control de uno mismo, esto significa que no podrás controlar las conductas de tu esposo para que deje de obedecer a su madre, pero si puedes mencionarle las molestias que sientes en la relación y puedes ver si él es capaz de establecer un compromiso contigo como pareja, sin tener que estar compitiendo con su madre.
  • Un hombre de verdad se da cuenta de que el apoyo que obtiene de su madre: ropa, techo, educación, amor y todo lo demás, tendrán que suspenderse cuando su mayoría de edad se consolide. Y que sí desea tener una relación verdadera, sincera y perdurable con una mujer. debe cortar el proverbial cordón umbilical para construir una nueva familia, “la propia” (Harvey, 2009).

Para saber más

Beattie M. (1987). Ya no seas codependiente. (Como vivir y evitar una relación enferma con seres queridos que son comedores compulsivos, adictos al alcohol, tabaco, drogas, sexo). Editorial Promexa, México.
Fischer G. (1990). Psicología Social (Conceptos Fundamentales). Editorial Narcea, España.
Forward S. (2003). Chantaje emocional. Editorial Diana, México.
Harvey S. (2009). Actúa como dama pero piensa como hombre. (Lo que los hombres piensan realmente acerca del amor, la intimidad, las relaciones y el compromiso), Editorial Aguilar, México.
Murtagh J. (2008). Práctica general de medicina (La familia), Editorial McGraw-Hill, México.

Psicólogo terapeuta individual y de pareja. Ha sido, durante más de 16 años, profesor e investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (México D. F.) en el área de Psicología. Participa como conferenciante en su país y el extranjero, también destaca como especialista en televisión, radio y otros medios. Es escritor de varios libros.

112 comentarios en «Mamitis aguda o relaciones de apego disfuncionales»

  1. Porque en los ejemplos todos son varones.
    En mi caso es mi esposa, ella a mí parecer prefiere hacerle una fiesta a su madre y dejar de lado la fiesta de mi hija de 5 años. Digo esto porque, este año acaba de cumplir años mi hija (5 años) y su madre cumple en 1 semana sus 50 años. Pero Previo a ello pidió colaboración para su abuela.
    No me exigió para hacerle sus cumpleaños a mi hija pero si me exige que colaboremos para los 50 de su madre, y me exige con tanta insistencia pese a que estamos en gastos con la matrícula de mis 2 hijas, con la pensión del colegio de ambas, los útiles y libros de ambas, con la compra de cámaras y parlantes para las clases por zoom de mis hijas, con las curaciones dentales de mi hija de 5 años (que son costosos), con su celular que está que se muere y el mío que está por el mismo camino. Osea me tiene loco porque NO ve más que el cumpleaños de su madre, es lo único que le importa, no ve que otros gastos adicionales se avecinan muy pronto.
    Que hago por favor, ayúdenme!!!, no se que hacer, la fiesta es en una semana y media y cada vez que le digo que solo podemos colaborar con un monto, ella se enoja mucho, hace sus berrinches como una niñita y llora y me culpa y me dice que mi familia es así de egoísta y que ellos son unidos y más cosas así.
    Si por mí solo fuera, mañana mismo la mando re regresos con sus padres y que vea su vida, mi gran y único freno son mis hijas a quienes adoro un montón.
    Por favor escríbanme con sus consejo a mi correo [email protected] les agradeceré un montón.

    Responder
  2. Hola, estoy cansada de esta situación que cuando va a sus padres no hay cuando vuelva y ya me canse de decirle amor a q hora vuelves, y saque una u otra excusa y que la moto esta mal me hice tarde ahí feliz durmiendo o viendo televisión y sus padres no le dirán nada es cierto que ami me odian por ser madre soltera y a pesar que tenemos una bb de año y medio no se preocupe mas que por sus padres para todo pide la aprobación de sus padres y hermanas, la opinión de mi nunca escucha esto me deprime, también tiene gastritis yo se que eso se puede sobrellevar pero muchas veces hecha culpa a este mal y se hunde en la depresion diciendo que cuando sanare mi mal me jode sino no dejaría tanto que se metan mi familia, Muchas cosas soporte pero ya hice el alto y también eso no le gusta aveces me da la razón aveces se molesta, ya me canse y caigo en la depresión no quiero que mis hijos me vean así. Tengo 27 y el tiene 35, Ayúdenme con un consejo Por favor

    Responder
  3. Hola. Desde hace 3 años tengo una relación con mi pareja. Al principio jamás noté lo codependiente que era él de su madre pues aunque comenzamos a vivir en la casa de ella por la situación país ella decidió viajar y buscar nuevas oportunidades. Lo poco que llegué a interactuar con ella me parecía un mismísimo ángel caído del cielo, pero con el tiempo noté la realidad. Después de un año viviendo juntos donde nunca hubo peleas ni problemas de convivencia viajamos a un nuevo país. No vivíamos en la misma casa de mi suegra, pero era mi vecina… Es la mujer más manipuladora que pueda existir en el planeta tierra. Se victimiza cuando no obtiene lo que quiere. Quiere controlar donde estoy, qué hago, cuando lo hago y por qué lo hago así. Dice mentiras sobre mí y cuando la enfrento se pone a llorar diciendo que estoy loca y qué tengo problemas de conducta, que ella es demasiado perfecta. Quiere meterse en todas mis decisiones. Quiere opinar sobre todo: desde lo que cocino hasta cómo decoro mi hogar. Pero yo no soy una mujer paciente. No permito que nadie me diga que hacer y mucho menos puedo ser hipócrita. Sí bien es cierto he tratado de hacer lo que es políticamente correcto he cortado toda comunicación con ella más que para lo necesario. Sé bien que nunca tomará en cuenta mi opinión cuando se trata de su madre, entonces aprendiendo a escoger mis batallas le he pedido incontables veces que nos mudemos un poco retirados de ella. Siempre busca excusas. Se molesta. No le puedo decir nada porqu soy una malagradecida rencorosa pues «su mamá sólo quiere lo mejor para nosotros». Lo peor es que cuando ella está cerca su comportamiento conmigo cambia. Es frío. Distante. Se burla de mi. Lo cual es ridículo pues llora cuando no me tiene cerca y cuando ella no está es un perfecto caballero. Estoy cansada de esta situación, lo amo demasiado pero siento que cada vez que veo lo débil que es me lleno de cólera y ya no tengo ni lágrimas de tanto llorar. No tenemos hijos y tenemos 24 años. No sé si quiera tener hijos con él precisamente por esa relación tóxica entre él y su madre. Ya no sé cómo remediar esto. Ayuda, por favor.

    Responder
  4. He lidiado o tratado de muchas durante años con mi suegra «solita, manipuladora y dominante», sin embargo, sin embargo aunque creo que el artículo está muy bueno y explica muy bien los orígenes del problema, le hace falta más aporte en la parte de las soluciones. Saludos

    Responder
  5. A mi mujer le ocurre esto de mamitis. Quiere que su mamá le haga todo, y no resuelve cosas por si misma. Espera que su mamá le lave la ropa, que le tienda la cama, que le prepare el desayuno, y muchas cosas más.
    Mamitis, las mujeres también lo tienen.

    Responder
  6. Mi esposo me dijo una vez que lo más importante para él y su única familia son sus padres y hermanos. Yo solo soy una carga para él y nuestros hijos no son una bendición. Cuando nacieron su familia metió sizaña que no se parecían en nada a él y lo gritaron en un centro comercial. Tengo que lidiar con su mal carácter , las puertas están dañadas por los golpes que les ha dado, cuando digo que no quiero algo o no quiero ir con su familia deja de hablarme por días, me ignora por completo, yo termino ardiendo, disculpándome por haberlo hecho enojar o haciendo como que nada paso, estoy aburroda de eso. hay días que no llega a dormir o llega de madrugada. Todo lo que hace tiene que pedirle permiso a su mamà y le cuenta todo lo que hacemos o compramos, no hay algo que se quede entre nosotros. Y su familia siempre fue abusiva conmigo y delante de él se completaban de otra forma. No quiere que nos mudemos si no es con sus padres y yo no quiero vivir con ellos. Ya le pedí el divorcio y más se enojó.

    Responder
  7. Hace poco falleció mi suegro y decidí ir a vivir a la casa con su familia, al poco tiempo me di cuenta que su mamá es chantajista y manipuladora. Si él no le da lo que ella pide hace un escándalo por todo, siempre le duele algo, llora por todo en fin. Él dice que ella y la hermana son los más importante, pero yo soy la única que lo ayuda económicamente, me siento que soy que menos puedo opinar por qué él se molesta y me dice que él no va abonar a su familia, yo lo que menos quiero es eso, pero no me veo toda la vida viviendo con mi suegra y mi cuñada, esperando que él cambie de parecer o sé de cuenta que está mal lo que está haciendo. Pero el peor miedo es tener hijos y que ellas interfieran en su crianza, yo estoy acostumbrada a ser independiente y nunca me ha gustado vivir con familias grande. Yo lo amo porqué es un buen hombre, pero siento que no tengo espacio, ni privacidad en ningún momento, él siempre quiere estar con ellas y eso que trabajan juntos.

    Responder
  8. Yo quiero mucho a mi suegra, pero en cuanto yo salgo de casa por algo, ell se instala ahí hasta mi regreso. Creo que realmente el problema es el hijo; su mamá es primero para todo; le habla mínimo 5 veces al día, siempre se quiere ir de viaje con ella, cuando estamos de viaje, solo quiere tener internet para comunicarse con ella, incluso cuando estamos haciendo algo padre, sale con comentarios como: esto le encantaría a mi mamá! Que hago?

    Responder
Deja un comentario